Utilidades de la mascarilla de yogur y limón

Para evitar efectos indeseados deberemos aplicar esta mascarilla de noche, ya que el limón, al contacto con el sol, puede manchar la piel. No debemos olvidar aplicar una crema hidratante después.

La mascarilla de yogur y limón es un gran remedio natural para aliviar los problemas cutáneos. Los agentes externos pueden afectar negativamente a la piel, restarle luminosidad, elasticidad, y firmeza.

Algunas de las consecuencias directas de estos agentes externos son:

  • Manchas en la piel
  • Arrugas
  • Acné
  • Enrojecimiento por abrasión de productos químicos (maquillaje)
  • Exposición excesiva al sol

Al combinar el limón con el yogur se consigue un excelente remedio natural que puede sustituir a muchos productos cosméticos.

Ventajas de usar esta mascarilla de yogur y limón

mascarilla de yogur y limón

  • Fácil de hacer. Tan sólo hay que mezclar y aplicar. En menos de 2 minutos, la tendrás lista.
  • Económica. Se puede preparar el yogur y cultivar el limón en casa. En el supermercado tampoco son caros.
  • Ecológica. Se pueden usar ingredientes ecológicos que contribuyan a la nutrición del suelo y al cuidado del medio ambiente.
  • Saludable. Ninguno de sus componentes incluye agentes químicos que puedan ser perjudiciales para nuestra salud.

Ver también: Aclara las manchas de tu rostro con esta mascarilla de aspirinas y yogur

Beneficios del yogur y el limón

Yogur

Este alimento natural, del grupo de los probióticos, contiene ácido láctico, zinc y calcio.

Desde el punto de vista estético se le reconocen los siguientes beneficios:

  • Exfolia en profundidad. Elimina las células muertas y facilita la regeneración celular.
  • Ayuda a reducir el enrojecimiento y las manchas provocadas por el sol o la edad, a la vez que calma la irritación.
  • Disminuye visiblemente marcas o cicatrices.
  • Combate los signos del envejecimiento y ayuda a disimular las arrugas y las líneas de expresión.
  • Limpia y reduce los poros.
  • Suaviza y da firmeza, ya que estimula la producción de colágeno.
  • Desinfecta el rostro.
  • Es el aliado ideal en el tratamiento contra el acné y los puntos negros.
  • Mejora la apariencia de la piel y le otorga mayor luminosidad y lozanía.

Limón

Este cítrico, rico en vitamina C y alfa-hidroxiácidos, es muy beneficioso tanto para nuestra salud interna como externa:

  • Actúa como agente curativo. Facilita la eliminación de las células muertas de la piel.
  • Ayuda a disminuir las manchas provocadas por el sol o la edad y aporta brillo a la piel.
  • Acelera el proceso de regeneración celular.
  • Mejora la elasticidad de la piel, ya que estimula la producción del colágeno.
  • Previene la aparición de arrugas.

Te recomendamos leer: Cómo disminuir las arrugas en la piel con remedios caseros

Preparación de la mascarilla

Mascarilla de yogur y limón

Ingredientes

  • 2 cucharadas de yogur natural (40 g)
  • 3 cucharaditas de jugo de limón (15 ml)

Preparación

Mezclar el yogur con el jugo de limón hasta lograr una mezcla homogénea. Debe quedar un poco líquida.

Aplicación

  • Aplicar la mezcla poco a poco, con movimientos circulares sobre el rostro y cuello, con ayuda de los dedos medio y anular.
  • Evitar el contorno de los ojos.
  • Dejar que actúe durante 20 minutos.
  • Aclarar con abundante agua fresca.
  • Aplicar crema hidratante.

Algunos consejos

Limpiar cara

  • Esta mascarilla debe usarse por la noche. No es recomendable aplicarse limón sobre el rostro durante el día, ya que con la exposición al sol podría provocar manchas en la piel.
  • Antes de la aplicar mascarilla se recomienda lavarse bien el área del rostro y del cuello con agua tibia.
  • Hay que ser pacientes y constantes con este tratamiento facial. Se puede aplicar hasta 3 veces por semana.
  • Se puede transformar esta mascarilla en un exfoliante natural, basta con agregarle una cucharada de miel, azúcar moreno o avena.
  • No se recomienda hacer demasiada mascarilla para que dure varios días, es mejor preparar solo la que se vaya a usar.
  • Solo se debe usar yogur natural. Eso sí, aunque haya caducado, todavía se puede usar como mascarilla.
  • En caso de ser intolerante a la lactosa lo mejor es consultar un dermatólogo antes de iniciar el uso de esta mascarilla.