Cómo utilizar sal marina para el pelo graso

Lorena González·
18 Agosto, 2020
Este artículo ha sido verificado y aprobado por la médica Karla Henríquez al
09 Enero, 2020
Tener el pelo graso no resulta agradable para nadie. Por ello, hay quienes han buscado diversos remedios naturales para ponerle solución.

Según creencias populares, la sal marina es un producto que puede utilizarse para elaborar diferentes productos caseros y, más concretamente, tónicos limpiadores para el pelo graso.

Y te preguntarás ¿cómo puede la sal marina ayudarme a reducir la grasa del cuero cabelludo? A continuación te lo explicaremos con mayor detalle.

¿Qué conocemos por sal marina?

La sal marina es un producto que se obtiene de la evaporación del agua de mar. Presenta un alto contenido de cloruro sódico y trazas de oligoelementos como el calcio, el yodo, el manganeso y el cloruro de magnesio. Ahora bien, la que pasa por un proceso de refinación está compuesta casi exclusivamente por cloruro de sodio.

La sal marina para el pelo graso

Como ya comentábamos, a diferencia de la sal común, la sal marina es el producto de la evaporación del agua de mar, que una vez condensada se acumula y genera formaciones de minerales.

Según creencias populares, la sal marina puede ayudar a limpiar el cabello y, al mismo tiempo, brindarle ciertos nutrientes. No obstante, siempre se hace hincapié en que su uso debe ser puntual, ya que de utilizarse a diario, puede resecar el exceso las hebras y maltratarlas.

Por otra parte, se dice que la sal marina favorece la circulación sanguínea en el área donde es aplicada. Esto se interpreta como una mayor oxigenación en el cuero cabelludo.

Como resultado, se promueve el crecimiento del cabello de forma más acelerada, un aumento de volumen y un cuero cabelludo mucho más saludable.

Ahora que sabes cómo funciona y probablemente quieras intentarlo en casa, es necesario que conozcas de qué manera puedes aplicar la sal marina en el cabello. Te lo explicaremos a continuación.

Leer también: Los 10 beneficios que la sal marina le aporta a tu cuerpo.

Tónico limpiador de sal marina para el pelo graso

El tónico limpiador de sal marina para el pelo graso puede prepararse de dos formas: simplemente con agua y sal o bien, con champú y sal.

Por otra parte, en lugar de sal, también podrías elaborar un tónico con aceite de menta para limpiarte el cabello.

Ingredientes

  • 2 partes de champú
  • 2 o 3 cucharadas de sal marina (30 o 45 g)
Mujer aplicándose champú en la ducha.

Preparación y aplicación

  • Lo primero que tienes que hacer es verter 2 partes del champú en un recipiente, debidamente limpio y seco.
  • Añadir 2 o 3 cucharadas de sal marina en el recipiente con champú, y mezclar hasta que la sal quede completamente diluida.
  • Una vez en la ducha, coloca una parte de la mezcla en tu cabeza y frótalo a lo largo de tu cabello.
  • Asegúrate de masajear tu cuero cabelludo con la mezcla durante 5 minutos, y deja reposar tu cabello durante otros 5 o 10 minutos.
  • Pasado el tiempo indicado, procede a retirar la mezcla con agua tibia. Se suele sugerir terminar el aclarado con agua fría para cerrar la cutícula del cabello, y así aliviar el pelo graso.
  • Una vez terminado el proceso, es recomendable aplicar alguna crema de hidratación. Así promovemos la buena recuperación del cabello.
  • Puedes repetir este proceso de 2 a 4 veces por semana. Al cabo de un mes podrás comenzar a ver resultados en cuanto a la exfoliación de tu cabello.

Nota importante: es importante que sepas utilizar con moderación esta técnica, pues de hacerlo con demasiada frecuencia puedes ocasionar sequedad en tu cabello.

Podría interesarte: 7 tratamientos que tu cabello seco agradecerá

Contraindicaciones

Su uso suele estar recomendado especialmente para personas que tienen el pelo graso. No está recomendado para personas con el pelo mixto ni seco, puesto que puede resultar contraproducente. 

Recuerda que no debes utilizar el tónico de sal marina siempre, cada vez que te laves el cabello, sino periódicamente.

En caso de que obtener un tratamiento especializado para controlar tu producción de grasa, lo más recomendable es que consultes con tu dermatólogo. El profesional podrá indicarte qué es lo más adecuado para ti, una vez te haya evaluado.