Vacío emocional: el hueco que no creo posible llenar

Raquel Lemos 28 abril, 2017
¿Y si no te hiciera falta nadie más para completar ese hueco que sientes en tu interior? Deja que buscar fuera a ese alguien que llene tu vacío emocional y llénalo de ti

El vacío emocional tiene mucho que ver con el sentimiento de soledad.

Ese “estar solos” que tanto intentamos evitar porque la mayoría de las personas rechazan esto, se ríen de los solitarios, critican a quien le gusta pasar tiempo con sí mismo.

Lee: Una dosis de soledad es necesaria en nuestras vidas

Como somos seres sociales, aunque tengamos una fuerte autoestima, al final terminamos buscando ser como los demás, guiarnos por esas creencias que nos afirman que la soledad es para fracasados…

¿Y si no somos como los demás? ¿Qué hay de malo?

La interminable búsqueda de llenar el vacío emocional

pareja

Ante todo esto, acabamos intentando llenar ese hueco interior que retumba en nuestro estómago haciéndonos creer que nos falta algo, que estamos incompletos.

Tal vez todo esto tenga mucho que ver con cuando eras pequeño.

La relación disfuncional de tus padres, sumado a las creencias de la búsqueda del príncipe azul, te ha hecho sentir una media naranja, una persona que, para estar completa, necesita de alguien más.

¿Qué solucionamos con esta creencia? Nada. Tan solo alimentamos la dependencia emocional, nuestro terrible malestar y una búsqueda incesante de ese “otro” que jamás llenará ese hueco que no está haciendo sufrir.

Siempre buscamos fuera aquello que creemos que nos falta en nosotros.

Algo bastante irónico, pues depender de que los demás suplan nuestros vacíos provoca que nos demos, que necesitemos a los demás para sentirnos bien y felices.

Descubre: ¿Se puede ser feliz sin tener pareja?

hueco-emocional

Sin embargo, por mucho que busquemos, por muchas ganas que le pongamos y por muchas mentiras que nos contemos, nos seguiremos encontrando con la misma situación donde el dolor y la decepción estarán muy presentes.

Cómo evitar que los demás llenen nuestro hueco emocional

No todo lo que los demás piensan que es correcto lo es

Cuando te sientas abrumado porque te sientes diferente, porque se ríen de ti ya que no encuentras a nadie y la soledad es lo que te espera, deja de querer encajar.

Deja de desear que tu vida sea tal y como te dicen los demás que debe ser.

A veces, debemos empezar a cuestionarnos determinadas creencias que tenemos por verdaderas puesto que, en realidad, hay muchas otras formas de ver las cosas y de vivirlas.

Lee: Tus creencias no te hacen mejor persona, tus acciones sí

abrir-los-ojos

Intentar que todos vivamos de una manera puede ser realmente agotador y frustrante.

No es necesario tener pareja, tampoco tener hijos para sentirnos plenos y llenos.

Esta es una creencia que busca hacer infelices a aquellos que se apartan de lo que hasta el momento se ha visto como ese “camino que hay que seguir”.

Ámate, quiérete y mímate

El hecho de creer que somos una media naranja favorece que dejemos de estar en un primer lugar para priorizar a otra persona que será quien nos hará sentir completos.

Esto no hará más que alimentar ese hueco que intentamos llenar con personas, con palabras de afecto, con muestras de cariño y con un amor que nosotros mismos no nos damos.

No somos conscientes de que, si queremos que ese vacío emocional desaparezca, debemos amarnos, mimarnos y pensar primero en nosotros mismos antes de involucrarnos en una relación y proclamar un amor que nosotros mismos no nos damos.

Será entonces cuando ya no dependeremos de nadie.

Así, si una relación no funciona, no volverá a aparecer ese hueco que tanto sufrimiento nos trae porque, ahora sí, sabemos que no necesitamos a nadie para llenarlo.

Tan solo teníamos que centrar el foco en nosotros mismos.

Mujer-libre-en-la-playa

Antes de irte no te pierdas: 7 permisos que debes darte a ti mismo para ser más feliz

Deja de pensar que necesitas a alguien, deja de alimentar ese hueco que se ha sido creado con creencias erróneas sobre lo que somos y lo que debemos ser para estar completos.

Es el momento de amarnos, de priorizarnos, aunque esto, aún hoy en día, siga siendo algo mal visto, algo que se considera de “egoístas“.

No te permitas seguir creyendo que todo lo que escuchas a tu alrededor es la única verdad.

Aprende a cuestionarlo todo, porque muchas creencias hacen más mal que bien, y algunas están alimentando tu vacío emocional sin que te des cuenta de ello.

Te puede gustar