Avances científicos impulsan vacuna contra tumores cancerígenos

Las cirugías, las quimioterapias, las radioterapias y hasta la medicina alternativa son muy comunes entre los pacientes que padecen cualquier tipo de cáncer.

A continuación te comentamos cuáles son los avances científicos que impulsan la búsqueda de una vacuna contra los tumores cancerígenos, los hallazgos realizados hasta la fecha y otros datos de interés.

El cáncer, en el transcurso de la historia, se ha convertido en uno de los principales objetos de estudio por parte de la ciencia médica en busca de una cura de esta enfermedad cuya tasa de mortalidad es elevada. Teniendo variación según su tipología y localización. 

Los especialistas en oncología definen al cáncer como una enfermedad caracterizada por la producción de células anormales, que no se adaptan a su programación de vida natural, y que al no morir se reproducen desmesuradamente. ¿Cómo? Se diseminan por todo el organismo, lo cual da origen a la formación de masas internas denominadas tumores. 

¡Una vacuna contra el cáncer!

Vacuna sífilis

Muchos han sido los avances que ha logrado la medicina en pro de ganarle la batalla al cáncerDesde su detección, su caracterización y su clasificación hasta llegar a posibles curas que despiertan la esperanza de los pacientes que luchan por sobrevivir a esta enfermedad y de la sociedad en pleno que aspira ampliar las expectativas de vida.

Conocer su tipología ha permitido a los investigadores precisar su proceso evolutivo, sus implicaciones y efectos sobre el organismo, logrando el desarrollo de diversos tratamientos que, día a día, se perfeccionan con mayores índices de efectividad.

Entre los avances científicos que han abierto una ventana a una posible cura definitiva contra el cáncer se encuentra el desarrollo de medicamentos que actúan en forma de vacunas.

Hasta los momentos no se trata de la vacuna tradicional colocada al recién nacido para prevenirle contraer alguna enfermedad, pero sí tiene un fin parecido.

Los investigadores de la Facultad de Medicina de la Universidad de Stanford (California, Estados Unidos) afirman que han probado una vacuna en ratones a los que previamente se les inoculó células cancerígenas

Se obtuvieron resultados que mostraban la destrucción de los tumores y la desaparición de la metástasis en el organismo del animal. Tal como lo reseña la revista Science Translational Medicine.

¿Quieres conocer más? Lee: El cáncer de mama triple negativo

¿Cómo funciona esta vacuna contra los tumores cancerígenos?

Tumores

En el caso de los tumores cancerígenos, la aplicación de la vacuna iría directamente sobre ellos. Tendría inmunoestimulantes con el propósito de activar la defensa inmunológica que destruya (desde adentro) el tumor y detenga la reproducción de estas células anormales.

La composición de esta vacuna se corresponde a dos agentes, uno es un fragmento de ADN denominado CpG y el otro fue un anticuerpo contra la célula de proteína inmune OX40.

La mezcla de estos logró la erradicación del cáncer en 87 de 90 ratones de prueba, y en los tres que recurrió el tumor una segunda dosis logró hacerlo retroceder.

Ronald Levy, investigador de la Universidad de Stanford, ha manifestado su optimismo en cuanto a los resultados obtenidos en los ratones de prueba; ya que, en la mayoría de los casos estudiados, los tumores desaparecieron, siendo el cáncer de mama, melanoma y linfático las tipologías cancerígenas sobre las cuales se notó la efectividad de la vacuna.

Visita este artículo: 6 vacunas que te debes hacer inyectar

Efectos de estas vacunas en los seres humanos

Una vacuna que renueva las esperanzas en la lucha contra el VIH

Este avance científico de acción inmunológica directa sobre los tumores cancerígenos, aún está en su etapa de prueba en animales y no ha sido empleado en pacientes humanos.

Los especialistas han vislumbrado un panorama optimista en torno a los efectos que pueden producir en las personas al ser comparados con otros tratamientos mucho más agresivos como la quimioterapia.

De sus estudios los investigadores han deducido que:

  • Su uso puede minimizar los efectos secundarios que los métodos tradicionales empleados en la lucha contra el cáncer generan en los pacientes oncológicos, debido a que es una técnica menos invasiva.
  • Se pueden reducir los lapsos de tiempo para evidenciar los resultados, pues la acción de esta vacuna en los ratones de prueba arrojó resultados a los diez días de aplicación.
  • Representaría una opción mucho más accesible económicamente para el paciente.
  • Cubre un mayor rango de acción, pues no solo ataca el tumor sino que luego las células T (células inmunológicas) se dispersan en busca de otras células malignas.

La efectividad de cada tratamiento depende de cada caso estudiado de manera individual

Mientras esperamos que esta nueva alternativa tenga luz verde para ser aplicada en humanos, debemos destacar que al laboratorio de investigación al que pertenece Levy, ya se le adjudica el hecho de crear el rituximab. Este es un anticuerpo monoclonal aprobado para su uso como tratamiento para los tumores cancerígenos en humanos.