Vacunas en la infancia: Los riesgos de no vacunar

Es muy importante que vacunemos a nuestros hijos para evitar riesgos innecesarios. De lo contrario, cualquier enfermedad puede convertirse en grave y tener consecuencias fatales

Aunque hoy en día está comprobado que las vacunas son altamente efectivas para prevenir enfermedades mortales, e incluso el uso de vacunas hizo que muchas epidemias letales de  carácter mundial se controlaran, hay quienes eligen no vacunar a sus hijos.

Aunque en los hospitales, la taza de padres que eligen no vacunar a sus hijos recién nacidos es realmente baja (menos del 5%, en promedio), es una tendencia que parece ir en aumento en algunos países. ¿A qué se debe esta nueva moda entre los padres que eligen este camino y cuales son los riesgos que conlleva?

Homeopatía y crianza natural:

Es uno de los grandes motivos por los cuales algunos eligen no vacunar a los recién nacidos y prefieren hacerlo cuando el niño cumple los dos años de edad. En algunos casos, sólo se aplican vacunas contra las enfermedades mortales,  en otros, ningún tipo de vacunas.

Muchos de estos padres optan por no vacunar ya que no quieren exponer a sus hijos a aquellos síntomas que conllevan algunas vacunas, como fiebres y vómitos; y además, creen que como muchas vacunas tienen que ver con epidemias que hoy en día se encuentran muy restringidas, lo consideran innecesario. Prefieren evaluar cada caso de modo individual, y no están a favor de la masificación de las vacunaciones.

Por otro lado, les parece más conveniente ayudar a sobrepasar las enfermedades de los niños a través de la homeopatía si es que se produce algún tipo de trastorno en la salud. Además, consideran que en gran medida, la salud de los niños tiene que ver con jugar con sus pares, tener una buena alimentación y estar muy estimulados.

Aunque la homeopatía funciona como una gran ayuda natural para cuidar la salud de los niños, y nadie duda que un pequeño bien alimentado, estimulado y que recibe afecto es  más propenso a producir anticuerpos que lo ayudarán a defenderse contra enfermedades, esta tendencia puede ser muy peligrosa.

¿Qué riesgos implica no vacunar a los niños?

“Si uno no se vacuna, puede perjudicar en forma considerable a embarazadas y menores de dos años”, explicó la Doctora Carla Vizzoti, directora  del Programa Nacional de Control de Enfermedades Inmunoprevenibles del Ministerio de Salud de la Nación Argentina para el diario La Nación. “”Hay sarampión en Europa porque la gente no se vacuna como consecuencia de la corriente de no vacunar. Los que no se vacunan pescan el sarampión. Ese chico viene acá a visitar un familiar, está incubando el sarampión, entonces se brota.

Si los que están a su alrededor están bien vacunados, no lo van a tener, pero si no lo están, van a tener el sarampión. Un chico que lo contrae porque sus padres decidieron no vacunarlo va a un jardín; un bebe de nueve meses al que todavía no le toca la vacuna (porque recién le toca al año de vida) se va a pescar el sarampión y se va a morir de sarampión”, grafica la doctora  Carlota Russ, prosecretaria del Comité de Infectología de la Sociedad Argentina de Pediatría Argentina, para este presitgioso medio.

Ambas profesionales concuerdan en que muchas epidemias mortales que asolaban a la humanidad se han logrado controlar gracias a las vacunas, y que puede ser muy peligroso exponer a un niño a enfermedades mortales, que pueden ser realmente fatales en un infante, sobre todo, aquellas que se transmiten por vías respiratorias. Por otro lado, las doctoras consultadas afirman que el desafío es transmitirle a los papás que la medicina ayurvédica o la homeopatía puede ser complementaria a un esquema completo de vacunación, ya que el impacto de ciertos virus o bacterias puede ser mortal en el cuerpo de algunos niños, por lo tanto, sería innecesario exponerlos a ciertas enfermedades.

Fotos de: xopherlance

Categorías: Curiosidades Etiquetas:
Te puede gustar