Vacunas en la infancia: Los graves riesgos que supone no vacunar

Es muy importante que vacunemos a nuestros hijos para evitar riesgos innecesarios. De lo contrario, cualquier enfermedad puede convertirse en grave y tener consecuencias fatales

Aunque hoy en día está comprobado que las vacunas son altamente efectivas para prevenir enfermedades mortales, e incluso el uso de vacunas hizo que muchas epidemias letales de carácter mundial se controlaran, hay quienes eligen no vacunar a sus hijos.

Aunque en los hospitales, la taza de padres que eligen no vacunar a sus hijos recién nacidos es realmente baja, menos del 5%, en promedio, es una tendencia que parece ir en aumento en algunos países. ¿A qué se debe esta nueva moda entre los padres que eligen este camino y cuales son los riesgos que conlleva?

Homeopatía y crianza natural

Es uno de los grandes motivos por los cuales algunos eligen no vacunar a los recién nacidos y prefieren hacerlo cuando el niño cumple los dos años de edad. En algunos casos, sólo se aplican vacunas contra las enfermedades mortales,  en otros, ningún tipo de vacunas.

Muchos de estos padres optan por no vacunar ya que no quieren exponer a sus hijos a aquellos síntomas que conllevan algunas vacunas, como fiebres y vómitos; y además, creen que como muchas vacunas tienen que ver con epidemias que hoy en día se encuentran muy restringidas, lo consideran innecesario. Prefieren evaluar cada caso de modo individual, y no están a favor de la masificación de las vacunaciones.

Por otro lado, les parece más conveniente ayudar a superar las enfermedades de los niños a través de la homeopatía, si es que se produce algún tipo de trastorno en la salud. Además, consideran que en gran medida, la salud de los niños tiene que ver solamente con tener una buena alimentación y estar muy estimulados.

La homeopatía, a pesar de su regulación, no tiene evidencias científicas y no es efectiva nada más que como efecto placebo, por lo que su uso está desaconsejado, más tratándose de niños.

Descubre más: ¿Cuál es la importancia de las vacunas en lactantes?

¿Qué riesgos implica no vacunar a los niños?

Vacuna contra la meningitis B.

La moda de no vacunar viene de los países desarrollados, donde muchas personas piensan que las vacunas pueden provocar enfermedades más graves o que la industria farmacéutica tiene intereses ocultos con este tipo de medicamentos. Sin embargo, el riesgo de salud pública que se produce al no vacunar es my importante. De hecho se producen muertes de niños con enfermedades como el sarampión, que con una simple vacuna les hace inmunes.

Los riesgos de no vacunar son obvios, ya no solo para el niño que no está protegido, sino para el resto de personas que entra en contacto con él, especialmente población más sensible como personas de la tercera edad o mujeres embarazadas, por no hablar de otros niños que han pasado enfermedades oncológicas o inmunodeprimidos.

Los efectos secundarios que provocan las vacunas son siempre transitorios y terminan remitiendo al cabo de poco tiempo, incluso de forma natural. La no vacunación supone en primer lugar un acto contra la salud pública, y además de ello, da una imagen de antisolidaridad muy fuerte.

No vacunar puede provocar daños severos en quien padece la enfermedad, incluso su muerte. No tiene ningún sentido volver al siglo XVI teniendo a mano unos sistemas públicos de salud que  funcionan correctamente en cuanto a la vacunación infantil.

 

 

 

  • OMS, UNICEF, & Banco Mundial. (2010). Vacunas e inmunización : situación mundial. Vacunas e Inmunización: Situación Mundial.
  • Comité Asesor de Vacunas de la AEP. (2017). Calendario de vacunaciones de la Asociación Española de Pediatría: recomendaciones 2017. Vacunas. https://doi.org/10.1016/j.vacun.2017.10.002