Vale la pena luchar por lo que vale la pena tener

Intentar lograr nuestro propio bienestar y beneficio no es ser egoístas. En primer lugar debemos aprender a valorar lo que tenemos y, a continuación, luchar por conseguir aquello que nos merecemos

Aunque nos sorprenda, no todo el mundo tiene claro por qué tipo de cosas luchar en esta vida. Hay quien se esfuerza cada día por conseguir más cosas, por tener más objetos, más dinero, más bienes.

Si bien no podemos negar que necesitamos de una remuneración económica para vivir, no se trata en realidad de priorizar este aspecto en exclusiva.

Hay aspectos por los que deberíamos exprimir hasta el máximo de nuestras fuerzas, hasta nuestro último aliento. Hay que luchar por aquellos a quienes amamos, por nuestros hijos, nuestras parejas y, sin duda, también por nosotras mismas.

Por nuestro bienestar y equilibrio emocional. Porque nadie es egoísta al luchar por uno mismo. Es sentirnos bien con lo que somos y tenemos para poder hacer felices también a los demás.

Hoy en nuestro espacio te invitamos a reflexionar sobre ello.

Lo que todos merecemos tener

En ocasiones, la vida nos trae cosas que ninguno de nosotros merecemos. Nadie merece ser infeliz, ni sufrir desilusiones, ni ser abandonado, ni padecer dolores o contraer determinadas enfermedades.

Sin embargo, el día a día, o quizá ese destino sutil, nos pone a prueba casi sin piedad trayéndonos cosas que no esperábamos. ¿Qué debemos hacer entonces?

No rendirnos. La vida es una lucha continua, una superación sin descanso. Hay que luchar por vencer a la adversidad y, a su vez, por conseguir aquello que deseamos.

Lee también cuando te permites lo que mereces atraes lo que necesitas

Te proponemos una pequeña reflexión en este mismo momento: ¿Qué es lo que te gustaría tener? Mientras piensas en ello, te sugerimos además que te detengas a leer estas pequeñas ideas:

  • Piensa en todo aquello que te proporcione un auténtico bienestar interno. En ocasiones las cosas más simples pueden llegar a ser las más gratificantes.
  • Lo que nos gustaría tener debe a la vez definirnos. Es posible que desees una casa en el campo. Es un escenario que te ofrecería calma, tranquilidad y un contacto con la naturaleza. Si piensas en un bien físico, relaciónalo con tu crecimiento personal.
  • Reflexiona también no solo en lo que desearías tener, sino en lo que mereces. Mereces que los demás te reconozcan más, que te tengan en cuenta, que te quieran, que respeten tus espacios, tu libertad para ser tú misma…
  • Evita sentimientos negativos. No se trata desear ser rica para poder humillar a alguien, para estar por encima de él o ella. Este tipo de deseos no nos enriquecen por dentro, ni favorecen tu crecimiento personal.
madre hijo

Piensa también que es posible que muchas cosas que te gustaría tener ya están contigo. Tienes una familia, una pareja, unos hijos… Son piezas esenciales en tu vida, esas raíces por las que vale la pena luchar aunque ya las tengamos.

Se trata simplemente de luchar para favorecer su bienestar y, con él, el tuyo propio.

La importancia de luchar por uno mismo

¿Quién dijo que luchar por el bienestar propio es actuar con egoísmo? En absoluto. Priorizarte en el día a día no es dejar de lado a los demás.

Si tú te sientes bien contigo misma, si ese rostro que ves ante el espejo te ofrece bienestar y orgullo, dispondrás de esa fuerza interior con la cual hacer frente al mundo y dar lo mejor a los tuyos. Si tú estás bien todos ganan, así que… ¿Por qué no luchar por ti misma también?

Lee también la importancia del espacio personal en la pareja

Mereces tener tu propio espacio personal

Con espacio personal no nos referimos a tener nuestra propia habitación en la casa. En absoluto. Un espacio personal es un rincón de vida que nadie tiene derecho a vulnerar ni a traspasar.

  • Es disfrutar de tu tiempo libre, de tus aficiones y pasiones.
  • Es ese espacio donde creces como persona, donde te sientes útil, donde aprendes nuevas cosas, donde te formas y enriqueces por dentro.
  • El espacio personal es disponer de tu necesitada independencia sin descuidar a su vez tu amor por lo tuyos.

Mereces luchar por aquello que es importante para ti

  • Si deseas dar una nueva oportunidad a tu vida, no te rindas porque otros digan que tu tren ha pasado. Si deseas volver a estudiar nadie es quien para poner muros a tus aspiraciones personales y profesionales.
  • Si ha llegado un momento en tu existencia en que te has dado cuenta de que la persona que está a tu lado no te hace feliz, reacciona. Hay que luchar por nuestra propia felicidad.

Descubre los mejores consejos para aumentar la autoestima

  • Ten en cuenta que si no luchas por ti misma, nadie lo hará. 
  • Quien lucha consigue resultados, todo empuje y toda voluntad consigue algún cambio. Y, en ocasiones, un cambio abre la puerta a nuevas oportunidades.
niños haciend crecer un árbol

Luchar nos hace más fuertes y nos enseña el valor de las cosas. Sin lugar a dudas, ya sabes que en esta vida nada cae del cielo, todo requiere parte de nuestro empeño y energía para conseguirse.

No hay nada más enriquecedor que lograr lo que deseamos por nosotras mismas. Es esa lucha continua por la vida y por aquello que amamos. Aquello que necesitamos.