Valores normales de prolactina y por qué puede alterarse

21 septiembre, 2019
Este artículo fue redactado y avalado por el médico Leonardo Biolatto
La prolactina es una hormona muy importante durante la gestación y la lactancia. Esta sustancia permite que las mujeres produzcan la leche que servirá de alimento a los bebés. Este artículo te explica cuáles son las funciones de esta hormona y qué puede pasar si se altera.

La prolactina es una hormona peptídica, es decir, que su estructura es la de una proteína. A través de la unión de diversos aminoácidos, se da forma a una sustancia más compleja que termina siendo la hormona, con el poder de provocar modificaciones en el organismo.

La prolactina se fabrica en la hipófisis en el ser humano. En la hipófisis hay dos partes bien diferenciadas: la adenohipófisis en la parte anterior y la neurohipófisis en la parte posterior. Es en la adenohipófisis donde se crea la prolactina junto a otras hormonas como la tirotropina o la luteinizante.

Las células encargadas de la fabricación se denominan lactotropas, debido a que la prolactina tendrá como función principal estimular la producción de leche en las glándulas mamarias. Secundariamente interviene en el ciclo menstrual mensual.

Esta hormona no se conocía en el mundo médico antes del año 1928, aunque se considera que es la sustancia hormonal más antigua del reino animal, ya que se la encontró en seres diversos como insectos y peces.

La cantidad de esta hormona se regula con un mecanismo de retroalimentación positiva, es decir que cuando mayor estímulo hay para su producción, más se crea en las células. Por ejemplo, cuando la madre está amamantando, se envían señales nerviosas a la hipófisis para que se fabrique más prolactina.

¿Para qué sirve la prolactina?

En las mujeres, la función de la prolactina está esencialmente vinculada a la producción de leche en las glándulas mamarias. La hormona da señal a las mamas para que se sintetice lactosa, caseína y lactoalbúmina; proteínas que compondrán la leche materna.

La prolactina empieza a aumentar su cantidad en el cuerpo de la mujer embarazada antes del parto, pero otras hormonas, como la progesterona, evitan que la leche comience a salir. Cuando se produce el parto, caen los niveles de progesterona y entonces la prolactina puede actuar libremente para la lactación.

En los varones, en cambio, la prolactina trabaja sobre la glándula adrenal. No es un efecto demasiado notorio por lo que se sabe hasta ahora en la ciencia. Sin embargo, sí se ha descubierto que podría estar implicada en el período refractario del varón después de tener relaciones sexuales.

prolactina y lactancia materna
La prolactina tiene como función principal estimular la producción de leche materna en las madres

Sigue descubriendo: 5 remedios para regular las hormonas naturalmente

Valores normales de la hormona

Como todas las sustancias que circulan en el organismo humano, se sabe que la prolactina tiene valores de óptimo funcionamiento para cumplir con lo que es necesario. Estos valores se separan según:

  • Varones: lo normal es tener menos de 20 ng/ml en la sangre.
  • Mujeres no embarazadas: la prolactina debería oscilar entre 2 y 29 ng/ml.
  • Embarazadas: el valor esperable es mayor, de hasta 209 ng/ml.
  • Después de la menopausia: en estas mujeres el margen es menor, entre 2 y 20 ng/ml.

En una mujer no embarazada, un resultado de prolactina mayor a 100 ng/ml requiere investigación intensiva para dar con la razón de tamaño aumento exagerado. En general, las causas más frecuentes son la utilización de ciertos medicamentos y la existencia de pequeños tumores benignos en la hipófisis.

El examen bioquímico para saber el valor de prolactina es mediante una extracción de sangre, por lo que no se considera complicado. No es necesario que todas las personas se midan esta hormona, pero sabemos que es indicación hacerlo para:

  • Personas con problemas de infertilidad
  • Mujeres con ciclos menstruales alterados
  • Madres que ven alterada su producción de leche materna
ciclo menstrual y prolactina
La hiperprolactinemia puede estar detrás de los ciclos menstruales irregulares.

Sigue leyendo: 6 causas de la menstruación irregular

La enfermedad por aumento de la prolactina

La condición más frecuente de alteración de la hormona es el aumento de la misma en su concentración en la sangre. Esta situación se denomina hiperprolactinemia, y de suceder en una persona no embarazada, casi con seguridad se origina en un pequeño tumor de la hipófisis.

Estos tumores son los conocidos como prolactinomas. La gran mayoría son benignos y no cambian de tamaño con el paso del tiempo. Una pequeña proporción son grandes o tienden a crecer y requieren intervención quirúrgica.

También hay hiperprolactinemia cuando las mujeres realizan actividades físicas muy intensas o cuando atraviesan etapas de estrés. Algunos medicamentos también tienen como efecto adverso el aumento de la hormona, entre ellos los antidepresivos. En el hipotiroidismo se suelen detectar aumentos de prolactina  que no responden a otra causa.

Estudios recientes vinculan la obesidad con los niveles altos de prolactina. Podría resultar que, en algunas personas, un valor elevado de prolactina generase mayor apetito como respuesta.

Los médicos que atienden a una mujer con hiperprolactinemia tampoco pueden descartar el síndrome de ovarios poliquísticos. Deberán encargar estudios de imágenes ginecológicos y otros exámenes de laboratorio para confirmar.

En conclusión, estamos ante una hormona fundamental, sobre todo para la mujer, que puede sufrir alteraciones. Será importante consultar con un profesional de la salud si aparecen síntomas que tengan que ver con el sistema ginecológico o con el amamantamiento para descartar la hiperprolactinemia y tratarla si fuese necesario.

  • Pérez, J. "Fisiología de la prolactina." Fisiología Humana. 3ª ed. Madrid: McGraw-Hill (2005): 871-9.
  • Cariño, Cecilia, et al. "Conceptos actuales sobre fisiología de la prolactina: variantes moleculares y mecanismos de acción." Revista Investigación Clínica 45.4 (1993): 375-86.
  • Guber, Rosa Silvina, et al. "Niveles de Prolactina circulante en patologías mamarias." Acta bioquím. clín. latinoam 37.2 (2003): 137-143.
  • Gill-Sharma MK. Prolactin and male fertility: the long and short feedback regulation. Int J Endocrinol. 2009;2009:687259. doi:10.1155/2009/687259
  • Majumdar A, Mangal NS. Hyperprolactinemia. J Hum Reprod Sci. 2013;6(3):168–175. doi:10.4103/0974-1208.121400