¿Vapear es mejor que dejar de fumar?

8 marzo, 2020
Este artículo fue redactado y avalado por el médico Leonardo Biolatto
Lo más problemático de vapear es que la ciencia todavía no conoce a fondo los efectos que esto tiene sobre la salud. Sin embargo, hay casos reportados de daño pulmonar y de otras afecciones. La mejor alternativa es dejar de fumar definitivamente.

Vapear es mejor que fumar tabaco, pero definitivamente peor que dejar de fumar. La ciencia ya cuenta con evidencias de que el vapeo también produce efectos dañinos, y aunque estos no son tan graves como los del tabaco, sí provocan daños visibles a la salud.

Los cigarrillos electrónicos fueron inventados por el farmacéutico chino Hon Lik en 2004. Desde su aparición se promocionaron como una alternativa, no para el tabaco, sino para dejar de fumar. Sin embargo, vapear se ha convertido en una práctica independiente, y lo peor es que muchos piensan que es totalmente inofensiva.

Desde su surgimiento, el incremento en el uso de los cigarrillos electrónicos ha aumentado en un 600 %. Resulta preocupante que los adolescentes sean uno de los segmentos en donde más popularidad tienen estos dispositivos. En Estados Unidos ya se habla de una epidemia al respecto. En este contexto, resulta pertinente la pregunta: ¿vapear es mejor que dejar de fumar?

El tabaco y sus efectos

El tabaco es una planta originaria de América que se expandió a todo el mundo gracias a los españoles y los portugueses, después de la -conquista. En América el tabaco tenía -y de hecho tiene aún- una connotación sagrada entre las comunidades originarias. Esto quiere decir que solo se consumía en actos rituales, y no compulsivamente en el día a día.

El tabaco genera adicción por la acción de una de las sustancias que contiene: la nicotina. Además de dependencia, aún no se conocen del todo los efectos adicionales de esa sustancia. En todo caso, los componentes más dañinos son los que se producen durante la combustión del tabaco.

El alquitrán es una de las sustancias que se produce cuando se quema el tabaco. Esta sustancia es la principal causante del cáncer. Adicionalmente, el monóxido de carbono generado durante la combustión es un gas venenoso que le resta oxígeno a los glóbulos rojos. Hay otras 250 sustancias en el tabaco que son nocivas, y 50 de ellas son cancerígenas.

tabaco como factor de riesgo
El tabaco es notoriamente nocivo para la salud debido a las sustancias que porta y que genera

Sigue leyendo: Vareniclina: un fármaco eficaz para dejar de fumar

El vapeo y sus efectos

Vapear es inhalar el vapor generado por un cigarrillo electrónico, o un dispositivo similar. Los cigarrillos electrónicos son dispositivos que funcionan con baterías y que contienen unos cartuchos llenos de líquido. Ese líquido suele contener nicotina en diferentes proporciones, además de otras sustancias químicas.

Lo que hace el cigarrillo electrónico es calentar la sustancia líquida hasta que esta comienza a evaporarse. Ese vapor es lo que una persona inhala, y por eso a esa acción se le denomina vapear. Como el vapeo lleva relativamente poco tiempo entre nosotros, aún no se conocen todos sus efectos.

Sin embargo, se ha relacionado al vapeo en los adolescentes con un enlentecimiento de su desarrollo cerebral, por efecto de la nicotina. Así mismo, puede afectar la concentración, la memoria, el aprendizaje y el estado de ánimo. También los predispone a desarrollar otras adicciones.

Así mismo, algunos investigadores señalaron en The New England Journal of Medicine que quienes vapean se exponen a ingerir sustancias con potencial adverso, como partículas ultrafinas, metales pesados, compuestos orgánicos volátiles y otros. El vapeo irrita los pulmones y puede dañarlos.

Vapear y fumar

vapear en un lugar públio
El vapeo se ha vuelto una práctica muy frecuente y en ascenso

Las principales diferencias entre vapear y fumar son las siguientes:

  • La nicotina: el tabaco siempre contiene nicotina, mientras que el cigarrillo electrónico o vapeador no. En este último se puede suprimir la nicotina o incluirla en diferentes proporciones.
  • El tabaco: los vapeadores no contienen tabaco, sino otras sustancias químicas. Como ya se señaló, algunas de esas sustancias también son potencialmente adversas.
  • Potencial cancerígeno: hasta ahora no se ha evidenciado que el vapor tenga potencial cancerígeno, aunque sí puede irritar los pulmones y causar problemas respiratorios.
  • Efectos dañinos: según el Ministerio de Sanidad británico y el Real Colegio de Médicos del Reino Unido, vapear es un 95 % más seguro que fumar. Recalcamos: eso no quiere decir que sea inofensivo.

Descubre más: ¿Por qué fumar produce cáncer de pulmón?

Vapear y dejar de fumar

Hay una verdad indiscutible y es que la mejor opción no es vapear, sino dejar de fumar. Aún no se conocen a fondo los efectos del vapeo, pero los expertos coinciden en que eventualmente también causa daños pulmonares, e incluso puede conducir a la muerte en ciertas circunstancias.

Tener una adicción no es positivo. Se trata de una conducta que impide el libre desarrollo y condiciona en muchas situaciones. Además, un adicto siempre tiene mayor riesgo de desarrollar otras adicciones que quien no tiene dependencias de ese tipo.

El vapeo puede ser una buena opción para iniciar el proceso de dejar de fumar. Sin embargo, lo mejor es contar con asesoría médica para establecer un plan adecuado a las circunstancias particulares de cada persona y evitar sorpresas que pueden ser sumamente negativas.

  • Pérez-Padilla, R., González-Woge, M., Rodríguez-Llamazares, S., & Thirión-Romero, I. (2019). Daño pulmonar grave en vapeadores. NCT Neumología y Cirugía de Tórax, 78(4), 340-341.
  • Palazzolo, Dominic L. "Electronic cigarettes and vaping: a new challenge in clinical medicine and public health. A literature review." Frontiers in public health 1 (2013): 56.
  • Carrasco Pozo, María del Carmen. "El vapeo que nos confunde: oportunidades y amenazas del cigarrillo electrónico." (2015).
  • Christiani, David C. "Vaping-induced lung injury." N Engl J Med 6.10.1164 (2019).