Veganos y vegetarianos, dos mundos distintos

Paula Aroca · 11 agosto, 2013 · Última actualización: 14 enero, 2019 14 enero, 2019
A pesar de que necesitan comer una gran variedad de productos para incorporar nutrientes esenciales, según la Academia de Nutrición y Dietética de Estados Unidos, las dietas vegetarianas, incluyendo las veganas, son saludables.

Todos hemos escuchado alguna vez  las frases “Soy vegetariano” o “Soy vegano”, pero pocos conocemos el significado real de estos términos. En este artículo te lo estaremos explicando. No dejes de leer.

¿Qué es el vegetarianismo?

La base del vegeterianismo es el consumo de frutas, vegetales, legumbres y semillas. Las personas que lo practican no ingieren carnes, pescados o embutidos. Sin embargo, existen varios tipos de dietas vegetarianas:

  • Lacto-ovo vegetariana: Incluye productos lácteos y huevos.
  • Lacto vegetariana: Incluye solamente plantas y derivados lácteos.
  • Vegana o vegetariana estricta: Las personas veganas no consumen ni utilizan productos de origen natural como la leche, la manteca, la miel de abejas, la gelatina, la seda y la lanolina. En la mayoría de los casos se basan en principios éticos en contra de la crueldad animal y el respeto hacia otros seres vivos.

Revisa también: Nutrición y curación a través de los frutos secos

Mucha gente  piensa que, al no comer carne, pescados o aves de corral los vegerianos pueden tener deficiencias vitamínicas o minerales. A continuación te aclararemos algunas dudas muy comunes con respecto al tema.

Mitos populares respecto a la alimentación vegetariana

· Los vegetarianos y veganos tienen problemas nutricionales

Esta creencia generalizada es totalmente falsa. A pesar de que necesitan comer una gran variedad de productos para incorporar nutrientes esenciales, según la Academia de Nutrición y Dietética de Estados Unidos, las dietas vegetarianas, incluyendo las veganas, son saludables. Cuando se planifica adecuadamente la combinación de verduras, frutos secos, vegetales, germinados y leguminosas es apropiada para todas las etapas de nuestro ciclo vital.

· Las dietas vegetarianas se asocian a una serie de ventajas para la salud

El vegetarianismo o veganismo en sí no es beneficioso para la salud. Lo que sucede es que aquellas personas que dejan de consumir productos industriales y/o refinados y controlan la ingestión de grasas están disminuyendo el riesgo de sufrir enfermedades cardíacas, diabetes y algunos cánceres.

¿Listo/a para intentarlo? Aquí te dejamos algunas recomendaciones.

Recomendaciones para veganos y vegetarianos

Si te interesa seguir una dieta vegetariana de cualquier tipo, debes comprender que incluye un cambio en tu forma de vida. Estos pequeños consejos pueden evitarte complicaciones y ayudarte a hacer más fácil la transición,

  • Antes de cualquier cambio radical en tu dieta es recomendable que acudas a un especialista. De esta manera analizará cuáles son tus mejores opciones en relación con tu estado de salud.
  • Enfócate en consumir abundantes proteínas, vitamina C, D y del complejo B, hierro, calcio y zinc. Para ello te recomendamos las legumbres (proteínas), los cereales enriquecidos (vitamina B12), las verduras de hojas verdes oscuras (calcio), la leche de soja o leche de arroz (vitamina D), el tofu (hierro) y las semillas de girasol y calabaza (zinc).
  • Toma los suplementos vitamínicos segun tus necesidades nutricionales.
  • Incorpora acidos grasos Omega-3 ingiriendo semillas de lino y chía, así como aceite de canola. Estos lípidos son esenciales para tu salud cardiovascular y nerviosa.
  • Investiga y explora las muchas y sabrosas alternativas a la carne.
  • Haz de tu mesa un lugar multicolor y apetitoso. La cena no tiene por qué ser aburrida.

No te pierdas: Cinco desayunos nutritivos a base de frutas