Vello excesivo: ¿Por qué aparece y cómo eliminarlo?

Si tienes la piel sensible, es importante que prestes atención al método que eliges para depilarte ya que algunos son demasiado agresivos y pueden irritarla

El nombre científico para el vello excesivo es hirsutismo. Tiene diversas causas, y la consecuencia es exceso de vello en diversas partes del cuerpo.

¿Por qué aparece? ¿Cómo eliminarlo?

Te lo contamos, ¡No te lo pierdas!

Vello excesivo

En algunas mujeres, el vello crece más de lo normal. No es, a priori, un problema de salud, pero sí en lo que se refiere a la estética.

No se trata de un problema de vello abundante, sino de vello excesivo: aparece y se distribuye en varias zonas del cuerpo como el cuello, la barbilla, el tórax, las patillas, la espalda, las extremidades, debajo del ombligo, etc.

El hirsutismo puede aparecer de forma leve o, en casos extremos, puede ser tan excesivo que no permita al paciente el desarrollo de una vida normal.

Vello encarnado

El vello en nuestro cuerpo

Aunque normalmente nos depilamos las piernas, la entrepierna y las axilas, lo cierto es que la vellosidad está presente en nuestro cuerpo en un gran porcentaje, a excepción de las palmas de las manos, las plantas de los pies y dentro de las mucosas.

El vello no posee glándulas sebáceas y está compuesto por fibras capilares muy cortas y delgadas. Cuando su tamaño y grosor aumentan por acción de los andrógenos, el vello se convierte en pelo.

La producción de esta hormona es mayor en los hombres. Por eso, el vello masculino es más grueso que el femenino. Así, aunque las mujeres también tienen vello, es más corto, suave y fino, apenas visible o palpable.

Sin embargo, puede ocurrir que una mujer presente producción aumentada de andrógenos y, por ello, padezca este problema. En efecto, cuando existe una mayor producción de andrógenos, el vello se engrosa y alarga, adquiriendo el aspecto de vello masculino.

Por otra parte, otro factor que determina el hirsutismo en mujeres es la herencia genética. Los folículos capilares reaccionan ante diferentes hormonas como, por ejemplo, la testosterona (otra de tipo “masculino”).

Depilación en casa

¿Por qué aumentan los niveles de andrógenos en las mujeres?

Puede ser por diferentes patologías. Veamos algunos ejemplos:

  • Hiperplasia suprarrenal congénita. Se trata de una enfermedad genética que afecta las glándulas suprarrenales y produce más cantidad de ciertas hormonas como el cortisol o las “hormonas sexuales”
  • Ovarios poliquísticos.
  • Además, el vello excesivo también puede estar provocado por la tensión o el estrés, el sobrepeso y la infertilidad.

Métodos para eliminar el vello

Ya que existen diversas técnicas para extraer el vello corporal y tratamientos para reducir la producción de ciertas hormonas, el hirsutismo no es un problema médico muy considerado.

Por otra parte, para muchos profesionales se trata de un problema “estético”. Sin embargo, el aumento del vello corporal puede causar trastornos de autoestima.

Si el vello empieza a crecer de manera incontrolada, quizás se deba al estrés, que está provocando un incremento en la producción hormonal, por ejemplo. En este sentido, existen otras hormonas que contrarrestan esta situación y que podrían ser recetadas por un médico endocrinólogo.

Si la paciente no está interesada en consumir ningún tipo de medicación para el hirsutismo, entonces tendrá que recurrir a los métodos tradicionales de depilación.

Cera depilatoria

Es uno de los más populares. Depilarse con cera tiene ventajas que otras técnicas no ofrecen como, por ejemplo, que el vello tarda más tiempo en volver a crecer (entre 4 y 5 semanas, según la mujer). Además, a medida que va pasando el tiempo y se sigue aplicando cera, la raíz del vello se debilita y es menos denso y más delgado.

La desventaja es que es un método doloroso y agresivo que puede irritar la piel. En este sentido, existen subgéneros dentro de la depilación con cera que, por ejemplo, utilizan tiras para facilitar el trabajo.

Crema de depilación casera

Rastrillo o rasuradora

Existe la creencia de que al usar esta técnica el vello se volverá más grueso y oscuro. Sin embargo, tal cosa no ha sido demostrada.

Por otra parte, lo bueno de este método es que no produce dolor. No obstante, en una persona con hirsutismo, se requiere ponerlo en práctica demasiado a menudo. Además, no es aconsejable en zonas delicadas del cuerpo como, por ejemplo, el rostro.

Por eso, es mejor hacerlo en la ducha, ya que el agua caliente ayuda a abrir los poros.

Pinzas

No es recomendable este tipo de depilación en mujeres con hirsutismo puesto que se trata de un método de uso puntual capaz de quitar tan sólo unos pocos vellos.

Depilación láser o fotodepilación

Estas opciones, realizadas en un centro especializado, pueden llegar a ser una solución para las mujeres con vello excesivo.

El aspecto negativo es que son muy costosas y no está asegurada su eficacia al 100%.

Crema depilatoria

Métodos para eliminar el vello

Es una alternativa simple e indolora para eliminar el vello corporal. Sin embargo, en algunas mujeres causa irritación en la piel.

Por tanto, antes de usarla, se recomienda realizar una prueba, aplicando una pequeña cantidad en un área de la pierna. Si se irrita, empieza a picar o a “quemar”, retira de inmediato y no la vuelvas a usar.

En cualquier caso, si padeces de vello excesivo y si ninguna técnica parece funcionar, te recomendamos que acudas al especialista para que pueda guiarte de la mejor manera y acabar con tus problemas.

  • Bode, D., Seehusen, D. A., & Baird, D. (2012, February 15). "Hirsutism in women", American Family Physician, 85(4), 373-380
  • Alejandra Julia Giurgiovich, "Hirsutismo: diagnóstico diferenciales y tratamiento", web https://www.gba.gob.ar/saludprovincia
  • Barrionuevo, P; Nabhan, M; Altayar, O; Wang, Z; Erwin, PJ; Asi, N; Martin, KA; Murad, MH (1 April 2018). "Treatment Options for Hirsutism: A Systematic Review and Network Meta-Analysis". The Journal of Clinical Endocrinology and Metabolism.
  •  Ekback, Maria Palmetun (2017). "Hirsutism, What to do?" International Journal of Endocrinology and Metabolic Disorders, 3 (3)