Vence el insomnio con estos 5 consejos

Lorena González · 12 junio, 2018
Para combatir el insomnio es muy importante no obsesionarse y poner en práctica algunas técnicas de relajación y meditación que nos ayuden a relajarnos y a conciliar el sueño con más facilidad

No dormir bien por las noches durante un largo período de tiempo es realmente incapacitante. Nos sentimos cansados durante todo el día, sin energía, de mal humor, fatigados y somnolientos. Incluso podemos tener graves problemas de concentración, atención y memoria, que conllevan deterioro en distintas facetas personales y profesionales. Por eso, si te sientes identificado, presta atención a estos útiles consejos y vence el insomnio.

Causas del insomnio

El insomnio puede tener múltiples causas. Las hay que provienen de factores internos como el malestar emocional , y externos y ambientales, relacionados con el estilo de vida. A grandes rasgos, el origen del insomnio se puede agrupar en cuatro grandes categorías:

  • Malestar emocional: los pensamientos negativos e intrusivos, las obsesiones, rumiaciones y preocupaciones, pueden conducir con mucha frecuencia a un estado ansioso. Si te acuestas pensando en problemas es muy probable que la mente no pueda descansar y tengas insomnio y problemas para dormir.
  • Alimentación: hábitos de vida poco saludables, como fumar o consumir en exceso bebidas carbonatadas y llenas de cafeína pueden quitarte el sueño de noche. Los excitantes estimulan tu sistema nervioso, por lo que difícilmente podrás lograr un estado tranquilo para poder relajarte y descansar profundamente.
  • Sobrecarga laboral: trabajar jornadas maratonianas suele ser indicativo de un alto nivel de estrés. Si además de en la oficina, te llevas el trabajo a casa, el impacto sobre tu descanso puede ser realmente preocupante.
  • Alteraciones en las relaciones sociales: si tienes conflictos con personas significativas detu entorno social, es probable que te sientas inquieto y sufras de insomnio. Las discusiones o altercados sociales pueden generarnos alteraciones en los distintos ritmos de vida diarios.

Mejora tus hábitos de sueño

Como has podido comprobar, una de las medidas que se pueden tomar para tratar de reducir el insomnio es cambiar tus hábitos de vida. En concreto, a la hora de dormir. Por eso, es fundamental que cuides tus rutina. Por ejemplo, respetar tus horas de sueño aunque no sientas un gran cansancio. Es preferible que te quedes tranquilo en la cama a que trasnoches y duermas menos horas de las que sabes que tu cuerpo necesita. Para ello, puedes establecer horarios.

Otra forma adecuada de mejorar tus hábitos es librarte de toda interrupción justo antes de dormir. Prueba a dejar de lado toda influencia de medios electrónicos (portátil, televisión o teléfono móvil) y simplemente conecta con el silencio y la tranquilidad de tu cuarto. Crea un clima adecuado al descanso.

No olvides que tus ritmos circadianos dependen de tus hábitos de sueño. Acostumbra tu reloj natural para dormir a horas específicas y despertar a horas fijas.

Vence el insomnio con estos 5 consejos

1. No te acuestes sin cenar

Es importante que comas algo todas las noches, ya que otra fuente de insomnio puede ser el malestar estomacal. Es preferible que cenes algo liviano a que te vayas a la cama con el estómago vacío. Ahora bien, trata cenar de forma ligera, ya que las comidas con mucha grasa pueden traerte más problemas.

La alimentación es parte importante de tu vida. Desayunar, almorzar y cenar a las horas adecuadas es una forma de regularizar tu rutina y de no cambiar los biorritmos naturales de tu propio cuerpo. Si haces todo a su justo tiempo, tu cuerpo ganará en salud al descansar mejor.

2. Medita antes de dormir y ¡vence el insomnio!

Una buena forma de relajarte antes de dormir es meditar. Conecta con tu lado más tranquilo, con la paz que hay dentro de ti desde el silencio en el ambiente.

  • Puedes utilizar música para complementar la meditación y crear una dimensión de tranquilidad en tu cuarto.
  • El silencio es importante pero el sonido de la música también puede potenciar el efecto de la meditación.

De esta forma, meditar contribuye con la regulación emocional y el manejo de pensamientos. Con esto se vence el insomnio y hace que disminuyan los síntomas ansiosos y el estado de ánimo depresivo. Además, si lo tomas como un hábito, es probable que te sientas mucho más vistal en todos los aspectos de tu día a día.

3. Mejora tus hábitos de alimentación

Prueba a eliminar de tu dieta las bebidas carbonatadas y repletas de cafeína o teína. Demasiadas dosis de café, té o cigarrillos pueden tener efectos contrarios a los que buscamos durante la noche. Es mejor un buen remedio natural que te relaje antes de dormir que emplear alimentos excitantes del sistema nervioso.

4. Relájate

Tómate la vida con más calma que tensión y establece límites contigo mismo. Deja el trabajo en la oficina, los problemas fuera del cuarto y olvídate de todo lo que pueda perturbar tu calma.

Al mismo tiempo, puedes intentar probar con masajes. Los movimientos circulares en la espalda hace que disminuyan las tensiones que has recibido a lo largo del día.

Mejorar tus hábitos es necesario si duermes mal y pretendes combatir el insomnio. La salud es integral, por tanto, un cambio en un aspecto de tu vida repercute no solamente en ti, sino también en las personas que conviven contigo. Esperamos que estos consejos te ayuden a vencerlo, pero no te desesperes y relájate. Si el problema persiste durante mucho tiempo, recuerda que debes consultar con un profesional. No dejes que esto te afecte y desestructure tu vida normal.