¿Es verdad que el té verde puede ayudarme a adelgazar?

Valeria Sabater 21 mayo, 2015
Para que el té verde nos ayude a bajar de peso es importante que tomemos tres tazas al día y que las combinemos con una dieta equilibrada

Té verde. Nos encanta. Pocas cosas resultan más satisfactorias que llegar a casa y servirnos un té verde en nuestra taza favorita. Hay quien lo beberá por simple placer, pero también existen millones de personas que lo consumen por sus grandes beneficios para la salud, y por su virtud para ayudarnos a adelgazar.

Ahora bien, ¿qué hay de verdad en esta afirmación? ¿Podemos fiarnos realmente de la idea de que el té verde es una de las mejores bebidas naturales para perder unos kilos? Hablemos hoy sobre ello.

Té verde, perder peso con salud

Lo que buscamos todas nosotras a la hora de adelgazar es hacerlo de la forma más saludable posible. Ya sabes que existen dietas muy restrictivas que lo que hacen en realidad es reducir el índice de proteínas, de hidratos de carbono y de todo tipo de grasas, sin tener en cuenta que nuestro organismo necesita de un equilibrio, donde no se excluyan los ácidos grasos o ese nivel de proteínas con las cuales permitir que nuestro organismo realice sus funciones con normalidad.

Hay que adelgazar con salud, sabiendo llevar unos hábitos adecuados de vida y apoyándonos, además, en todos estos recursos que nos aporta la naturaleza, como es el té verde. Entonces, ¿es verdad que esta bebida ancestral nos permite eliminar esos kilos de más? Sin duda, así es, pero se trata de un “aliado” que debemos incluir en una dieta variada y equilibrada. Por sí solo no obrará el milagro de hacernos adelgazar si seguimos comiendo de modo incorrecto.

Veamos pues cómo nos ayuda el té verde a la hora de perder peso.

1. Un potente antioxidante

  • El té verde es un poderoso antioxidante natural, capaz de frenar el envejecimiento prematuro, de protegernos frente a numerosas enfermedades gracias, sobre todo, a su alto nivel de polifenoles. No obstante, es importante que sepas que, en realidad, el antioxidante más potente de la naturaleza es el té blanco, muy superior incluso al té verde.

2. El té verde nos ayuda a acelerar el metabolismo

  • El té verde tiene como principal beneficio el ayudarnos a acelerar nuestro metabolismo, permitiéndonos así quemar grasas. Son precisamente las catequinas quienes hacen que el cuerpo entre en termogénesis, produciendo energía para eliminar esos kilos de más.
  • Tampoco podemos olvidar que es un supresor suave del apetito, lo cual hace que comamos menos y que lleguemos con más facilidad a nuestras comidas principales sin tener que picar entre horas.
  • Otro aspecto interesante es que esta bebida ancestral es muy adecuada para prevenir los picos elevados de niveles de insulina en la sangre, regulando además que la grasa vaya también a nuestras células, a la vez que reduce poco a poco el índice de grasa corporal.

3. Un excelente diurético y un tónico estimulante para el hígado

  • El té verde es un maravilloso aliado para depurar nuestro organismo, para eliminar esas toxinas presentes en nuestra sangre y nuestro intestino. Depura las grasas saturadas y nos ayuda a eliminar a través de la orina esas sustancias que nos hacen sentirnos hinchadas, que inflaman nuestro vientre…
  • Además, el té verde es un tónico muy adecuado para estimular y reconstituir el páncreas y el hígado. Les ayuda en sus funciones básicas y, dado su alto nivel en antioxidantes, actúa como un buen protector de estos órganos.

¿Cómo debo consumir té verde para poder adelgazar de modo saludable?

te-verde-11

1. Para conseguir perder peso con salud gracias al té verde, debemos tomar tres tazas diarias.

2. La primera taza de té verde la tomaremos en ayunas y mezclada con el jugo de medio limón.

3. La segunda taza la tomaremos 20 minutos después de la comida del mediodía. De ese modo, favorecemos la digestión, absorbemos mejor los nutrientes y logramos con ello que las grasas sean depuradas y eliminadas, sin contar además que nos ayudará a sentirnos saciadas hasta la próxima comida. Recordarte también que nunca debes mezclar té verde con azúcar blanco. Lo ideal es no incluir ningún endulzante pero, si te es difícil, añade una cucharadita de miel (7,5 g).

4. La última taza de té verde nos la tomaremos después de cenar. Al menos, una hora y media antes de irnos a dormir. ¿La razón? Debemos darle tiempo a nuestro organismo a que haga adecuadamente la digestión antes de irnos a la cama.

5. Notaremos resultados al cabo de dos meses pero, para ello, recuerda restringir de tu dieta estos alimentos:

  • Bebidas con gas o azucaradas.
  • Dulces y bollerías industriales.
  • Carnes rojas.
  • Harinas blancas refinadas.
  • Embutidos.
  • Lácteos con mucha nata.

6. Contraindicaciones del té verde

  • Deberás ir con cuidado a la hora de consumir té verde de modo regular si eres hipertensa (no podemos olvidar que contiene teína).
  • También hemos de tener en cuenta que tomar té verde entre comidas nos va a impedir el absorber adecuadamente el hierro o el calcio, así que recuerda siempre esperarte unos 20 minutos después de tus comidas para consumir tranquilamente tu té verde.
  • Recordarte también que nunca superes las tres tazas diarias de té verde. De lo contrario, sería un estimulante demasiado peligroso.
Te puede gustar