¿Cuál es el verdadero secreto de la atracción? Esto dice una nueva investigación científica

Daniela Echeverri Castro·
06 Mayo, 2020
¿Te gustaría conocer cual es uno de los rasgos más atractivos para los demás según los últimos estudios científicos? Sigue leyendo y descúbrelo en el siguiente artículo.
 

Las características que hacen que una persona sienta atracción hacia otras han sido objeto de curiosidad desde hace cientos de años. Estas pueden variar según el contexto, los valores o el estilo de vida. Es decir, en gran medida, según la identidad cultural de cada uno.

Aunque existen algunos puntos en común (la denominada “belleza objetiva”, la personalidad, el tipo de humor), al final, cada persona tiene unos gustos concretos.

No obstante, si bien el físico, las inquietudes vitales o la simpatía juegan un rol muy importante, no son los únicos pilares en los que se basa el proceso de atracción. Sigue leyendo y descubre qué dice uno de los últimos estudios al respecto.

El verdadero secreto de la atracción reside en el cerebro

Persona con la mente iluminada
 

Según un estudio realizado por un equipo de la Universidad de Lübeck y publicado en la revista PNAS, cuanto más fácil resulta descifrar los sentimientos de alguien, más atractivo es este para los demás.

El grupo de investigadores llegó a esta conclusión tras analizar los cambios que se producen en los mecanismos neuronales cuando una persona siente que comprende el estado afectivo de otra.

Los autores del estudio determinaron así que la capacidad que tiene una persona de leer las emociones de otra desempeña un papel muy importante en la atracción.

Silke Anders, profesora de Neurociencia Social y Efectiva de la Universidad de Lübeck y una de las autoras del estudio afirmó:

“Ser capaz de comprender las intenciones y emociones de otra persona es esencial para una interacción social exitosa.

Para llegar al éxito común, las personas deben entender y continuamente actualizar las informaciones sobre las intenciones y emociones de sus parejas, anticiparse al comportamiento de los otros y adaptar el suyo propio en consecuencia”.

 

Los dos experimentos en los que se basó la investigación completa contaron con dos muestra de un total de 92 personas, las cuales vieron vídeos de mujeres expresando miedo o tristeza.

Tras visualizar las escenas, los participantes tenían que adivinar cómo se sentían las mujeres y qué nivel de confianza tenían en sus respuestas. En la primera prueba, se tuvieron en cuenta los datos proporcionados por los participantes; en la segunda, los investigadores analizaron también su actividad cerebral para medir el nivel de atracción.

Una vez se llegó a la conclusión, los científicos encontraron que cuanto más certero era su análisis de las emociones, más atracción sentían por la mujer que visualizaban. Esto podría indicar que mientras más facilidad exista para leer las emociones de los demás de forma correcta, más atractivos resultarán estos.

Esto se debe a que el área de recompensa del cerebro se activa, lo cual, a su vez, causa una sensación de placer.

Te puede interesar: Isopraxis: el lenguaje de la seducción

 

La actividad neuronal y su relación con la atracción

Lo que resulta muy interesante de estos hallazgos es la función que desempeñan tanto el cerebro del remitente como el del receptor. Esa habilidad para comprender al otro e identificar con exactitud lo que siente depende de la actividad neuronal que surge con la atracción.

Cuando, por ejemplo, una persona muestra expresiones faciales de miedo o tristeza y el receptor lo procesa de forma eficiente en su cerebro, el sistema de recompensas se dispara y aumenta la atracción en el remitente.

Además, también se encontró la existencia de una diferencia dentro del circuito neuronal de los individuos, pues aquellos que carecen de la habilidad de “lectura” de las emociones son quienes tienen más problemas de comunicación.

Sin embargo, esto puede crear algunos malentendidos al respecto. Puede existir el caso de aquellos que sienten atracción hacia otras personas, pero son incapaces de expresarlo.

Te recomendamos leer: Sapiosexualidad, la atracción por personas inteligentes

 
Dos personas conectadas mentalmente para representar la atracción

Una nueva vía de estudio de las emociones

Debido a estos descubrimientos, el Dr. Anders aseguró que aunque la comunicación no funcione bien en algunos casos, no significa que las personas no estén interesadas, sino que su vocabulario neuronal no es suficiente para lograr el entendimiento. 

No obstante, también afirmó su deseo de seguir analizando cómo la comprensión de las emociones de otros cambia a lo largo del tiempo, y si existe la posibilidad de que la habilidad de lectura emocional incremente con la experiencia entre individuos.

Además, sería bueno comprobar si esa capacidad de comprender a los demás surge a partir de unas mismas cualidades o si existen otros factores que hacen que sea compatible.

En cualquier caso, estas conclusiones se convierten en una nueva explicación acerca del por qué algunas personas resultan más atractivas que otras. No olvides, por lo tanto, lo más importante: si eres fiel a ti mismo y a tus propias emociones y no temes mostrarte ante los demás, más agradable le resultarás al resto.

 
  • VV.AA. (2016).A neural link between affective understanding and interpersonal attraction. https://www.pnas.org/content/113/16/E2248