Verdades sobre la relación entre el consumo de ciertos alimentos y la retención de líquidos

Elena Martínez Blasco · 16 noviembre, 2019
Algunos doctores recomiendan incluir la sandía en la dieta de aquellos que padezcan de edema. Es un gran diurético, ya que está formada en su mayor parte por agua.

El edema, más conocido como retención de líquidos, consiste en la acumulación de líquidos en el espacio extracelular o intersticial, además de las cavidades del organismo.

Cuando notamos hinchazón y pesadez, sobre todo en las extremidades inferiores, generalmente significa que tenemos retención de líquidos o edema. Puede suceder más con el calor, con la menstruación o cambios hormonales, por sedentarismo… pero incluso hay personas que lo sufren muy habitualmente, lo cual empeora su calidad de vida.

Explicamos cuáles son los mejores alimentos para eliminar los líquidos que nos sobran y también las diferentes posibilidades de tomarlos, adaptándonos a las necesidades de cada persona y a la temporada.

Algunos consejos previos para la retención de líquidos

Hay algunos factores que influyen en la retención de líquidos, según el Harvard Medical School, es importante tener en cuenta:

  • Una dieta reducida en sal normalmente suele ser la más recomendada.
  • Su médico podría sugerirle que tome una dosis baja de un diurético (píldora de agua).
  • Tampoco se recomienda beber líquidos en exceso.

Si sufrimos una retención de líquidos importante la cual es difícil de aliviar recomendamos consultar con el médico, ya que ésta también puede ser síntoma de otras enfermedades y conviene que sea un especialista quien nos ayude a descartarlas.

También debemos saber que algunos medicamentos causan retención de líquidos, por lo que si se está tomando medicación deberíamos mirar los efectos secundarios en el prospecto así como consultar con nuestro médico.

Pomelo

Estudios como el publicado en 2002 por la revista Pharmacological Research trataron de determinar los posibles efectos antiinflamatorios del pomelo junto con diclofenaco. Obtuvieron que, administrado junto a este fármaco, el pomelo tenía efectos beneficiosos sobre el edema.

Por lo tanto, parece que el pomelo podría resultar beneficioso como complemento en el tratamiento de la retención de líquidos.

Te sugerimos consumir la fruta directamente o bien en zumo natural, y si nos disgusta el sabor amargo podemos endulzarla con un poco de miel o estevia.

También podemos consumir, sobre todo cuando no sea su temporada, el aceite esencial de pomelo (especificando, al comprarlo, que sea de uso oral). Tomaremos una gotita cada mañana, mezclada con un poco de miel o aceite.

No te olvides de leer: 5 mejores frutas que aceleran la pérdida de peso de manera saludable

pomelo stefanvds

Sandía

La sandía, por su gran contenido en agua, es un gran diurético. Más de un 90% de su peso es agua, por lo que puede funcionar a la hora de tratar la retención de líquidos.

Además, es rica en vitamina C, vitaminas del grupo B, potasio y licopeno, un pigmento que ayuda a prevenir el cáncer.

Te recomendamos consultar con tu médico si es recomendable tomarla en el caso de que estés afectada/o por el edema.

La podemos comer directamente o bien batirla, con un chorrito de limón y un poco de menta para decorar y darle un aroma todavía más refrescante.

sandia Marinate me Baby

Cebolla

La cebolla tiene varias propiedades conocidas, entre ellas su capacidad diurética. Es por eso que se recomienda incluirla en la dieta de aquellas personas que padecen de edema.

Las personas que toleren bien la cebolla cruda la pueden añadir a ensaladas y todo tipo de platos. Las que tengan, en cambio, problemas para digerirla correctamente pueden preparar caldos de cebolla para beber a lo largo del día.

¿Cómo preparar un jarabe de cebolla?

Podemos preparar en casa, y de la manera más sencilla y natural, un jarabe de cebolla:

Puede que te interese leer: Sopa de cebolla y ajo, la receta para aumentar las defensas

Necesitaremos solamente:

  • 250 gr de cebolla.
  • Azúcar moreno o miel.
  • Medio litro de agua.

Preparación:

  1. Cortaremos las cebollas en trocitos bien finos y pequeños y los pondremos a cocer en una olla con el agua y el azúcar moreno.
  2. Lo dejaremos cocer durante 20 minutos a fuego lento, removiendo con una cuchara de madera para que se vaya mezclando bien.
  3. A continuación lo filtraremos y batiremos.
  4. Guardaremos el jarabe en botes de cristal herméticamente cerrados, preferiblemente en la nevera.

¿Cómo lo tomamos?

Tomaremos una cucharada sopera por lo menos tres veces al día.

Recuerda que ni el jarabe de cebolla ni ningún otro alimento sustituyen las indicaciones que el médico nos haya podido dar.

La retención de líquidos es algo que afecta a muchas personas y que produce grandes molestias. Como te hemos dicho antes si no se trata de algo más o menos puntual o no sabes cual puede ser su causa, debes consultar al médico para que te examine y tome las medidas oportunas. Aquí te dejamos algunos consejos sobre los alimentos que te pueden beneficiar, o podrían no funcionar en tu caso. Consulta con un especialista si padeces de retención de líquidos.

  • FOMINAYA, H. (2010). Sistema urinario. In Atlas de ecografía clínica abdomnal en pequeños animales.
  • Pino, M. del. (2013). El Pepino. Contaco Rural.
  • Alimentos. (2017). Cebolla.