Verrugas genitales: por qué aparecen y cómo tratarlas

Habla siempre con tu pareja sobre las verrugas genitales antes de tener sexo. En este artículo te contamos qué son y por qué aparecen las verrugas genitales y las formas de tratarlas.

El virus del papiloma humano es la enfermedad de transmisión sexual causante de protuberancias en las zonas íntimas.

Unas incómodas protuberancias que aparecen en las áreas íntimas del cuerpo ocasionan molestias y problemas de estética a millones de personas en el mundo. Conoce en este artículo qué son las verrugas genitales: por qué aparecen y cómo tratarlas.

También conocidas como condiloma y verrugas venéreas, generalmente, las verrugas genitales aparecen como un pequeño bulto o grupo de bultos en la zona íntima.

Según la Organización Mundial de la Salud, cada día más de un millón de personas contraen una infección de transmisión sexual y específicamente más de 290 millones de mujeres están infectadas con el virus del papiloma humano o VPH.

Verrugas genitales: por qué aparecen y cómo tratarlas

Verrugas genitales.

 

Para entender un poco el origen del problema que representan las verrugas genitales es básico saber que constituyen la más común de las enfermedades de transmisión sexual (ETS) y son causadas por ciertos tipos de virus del papiloma humano.

Como la mayoría de las ETS, entre las razones por las que se contagian las verrugas genitales figuran:

  • Contacto vaginal
  • Sexo anal
  • Sexo oral.

Ver también: Enfermedades de transmisión sexual (ETS), ¿de qué estamos hablando?

Otras de las razones

Las verrugas genitales también pueden ocasionarse por los siguientes motivos:

  • Transmisión al bebé a través del parto
  • Ambientes húmedos
  • Falta de higiene íntima.

En algunos casos, las verrugas se presentan mucho tiempo después de contraer el VPH y, aunque no tienen una cura definitiva, la mayoría de las veces desaparecen solas. No obstante, también solas pueden volver a aparecer.

Sin embargo, la molestia, el problema estético y la repercusión en la vida íntima del afectado hacen necesario acudir a un especialista para tratarlas a tiempo. Existen diversos métodos de tratamiento médico. Te presentamos algunos de ellos.

  • Crioterapia o eliminación de las verrugas con frío.
  • Quema de las verrugas con corriente eléctrica.
  • Cirugía con bisturí, cable y electricidad (tratamiento conocido como extirpación electroquirúrgica con asa).
  • Aplicación de productos químicos o cremas recetadas por un especialista durante varias semanas para desaparecerlas o detener su crecimiento.

Es importante que sepas que estos tratamientos permiten eliminar las verrugas, pero no el virus que las causa. De hecho, algunas personas vuelven a tener verrugas y otras, no.

Síntomas

Síntomas verrugas genitales.

 

Un dato interesante es que un infectado puede estar contagiado y no tener síntomas, pero sí transmitirlo a otra persona a quien sí pueden aparecerle verrugas.

Existen otras infecciones (herpes o sífilis) y condiciones de la piel (lunares) que pueden asemejarse a las provocadas por el VPH. Estos son los síntomas más comunes:

  • Picazón en la zona íntima.
  • Aparición de manchas, en la mayoría de los casos indoloras, que van ampliándose en la piel de la zona íntima.
  • Protuberancias blanquecinas o de color piel.
  • En las mujeres, las verrugas genitales tienden a aparecer dentro o alrededor de la vagina, en el cuello uterino o en torno al ano.
  • En los hombres afectan mayormente la punta del pene, alrededor del ano, el muslo, el escroto o en la ingle.
  • Pueden presentarse una o varias verrugas y pueden ser grandes o pequeñas.

Te recomendamos leer: 3 remedios a base de ajo para tratar los hongos vaginales

¿Cómo prevenirlas?

Prevención de verrugas por transmisión sexual usando condones.

 

Como te contamos, las verrugas genitales son una condición de transmisión sexual. En consecuencia, la única forma 100 % segura de no contraerlas es absteniéndote del sexo, una medida drástica y difícil de sostener. Te presentamos algunos métodos de prevención:

  • Aplícate la vacuna contra el VPH que brinda protección contra los tipos de virus que causan la mayoría de los casos de verrugas genitales.
  • Protégete con condones y barreras de látex bucales cuando tengas relaciones sexuales.
  • En caso de que los hagas, deja de fumar, pues los fumadores son más propensos a contagiarse las verrugas y también a que vuelvan a aparecer luego de tratarlas.
  • Habla siempre con tu pareja sobre las verrugas genitales antes de tener sexo, a fin de afrontar juntos la prevención del contagio.
  • Consulta a tu médico especialista con frecuencia.
  • No tengas sexo con alguien si notas que tiene verrugas en los genitales o en el ano.
  • Evita la promiscuidad.

Las protuberancias pueden tardar años en aparecer, por lo que es difícil saber cuándo ocurrió el contagio. Visita al médico, infórmate y conversa con tu pareja sobre el problema de las verrugas genitales: por qué aparecen y cómo tratarlas.