Virtudes desconocidas del extracto de semillas de uva

Yamila Papa Pintor · 10 febrero, 2020
El extracto de semillas de uva ha sido ampliamente estudiado por sus efectos en la salud. Aunque son necesarias más evidencias, hasta la fecha se reconoce como un complemento dietético seguro.

En los últimos años, el extracto de semillas de uva se ha popularizado en el mercado como un suplemento nutricional, sobre todo en países como Australia, Corea, Japón y los Estados Unidos. ¿La razón?

Según lo detalla un estudio publicado en Journal of Food Composition and Analysis, es un ingrediente rico en compuestos fenólicos que tiene efectos importantes sobre la salud humana. ¿Te interesa saber más al respecto?

¿Qué nos brinda el extracto de semillas de uva?

Antes que nada es muy importante aclarar que el extracto de semillas de uva no es un sustituto para tratamientos médicos y tampoco un producto con propiedades milagrosas. Simplemente, utilizado como complemento, puede contribuir a mejorar la salud en varios aspectos.

Ahora bien, como ocurre con otros suplementos, es importante consultar al médico para determinar si nos conviene su consumo. No podemos ignorar que, en algunos casos, la toma de estos puede ser contraproducente. ¿Qué nos brinda la semilla de uva?

Descubre: Zumo de uvas: por qué es bueno tomarlo

Estudios sobre las semillas de uva

Hasta la fecha se han hecho varias investigaciones que sugieren propiedades beneficiosas de la semilla de uva. Por ejemplo, una investigación publicada en Nutrition Journal determinó que este ingrediente cuenta con una concentración importante de polifenol proantocianidinas, incluyendo catequina y epicatequina.

Estas sustancias, además de tener potencial antioxidante, actúan como antiinflamatorio y ayudan a disminuir el riesgo de enfermedades vinculadas a la inflamación. Entre tanto, en una publicación de la revista Antioxidants, se recopila en detalla las principales virtudes de este extracto. Veamos en detalle:

  • Las semillas de uva contienen proteínas (11 %), fibra (35 %), minerales (3 %) y agua (7 %). Además, su contenido de lípidos varía del 7 al 20 %
  • Son fuentes ricas en flavonoides y contienen monómeros, dímeros, trímeros, oligómeros y polímeros.
  • Ayudan a proteger contra los radicales libres.
  • Tienen actividad antidiabética.
  • También exhiben acción antiplaquetaria.
  • Contribuyen a regular los niveles de colesterol.
  • Tienen propiedades antiinflamatorias.
  • Pueden ayudar a reducir el riesgo de envejecimiento prematuro, asociado al daño oxidativo.
  • Exhiben un efecto antibacteriano contra Bacillus cereus, Bacillus subtilis, Staphylococcus aureus, Bacillus, Escherichia coli y Pseudomonas aeruginosa.

Te recomendamos leer: Semillas de papaya contra los parásitos intestinales

Posibles efectos secundarios

Coincidiendo con un metanálisis de 16 ensayos controlados aleatorios que se publicó en 2016, las dosis de alrededor de 300–800 mg por día de extracto de semillas de uva, durante 8 a 16 semanas, son seguras y bien toleradas en humanos. Sin embargo, las recomendaciones de consumo pueden variar en cada paciente.

Dado que las evidencias sobre su seguridad y eficacia son aún limitadas, este suplemento debe ser evitado por mujeres en estado de embarazo y lactancia. Asimismo, hay que tener precaución en caso de tener enfermedades o estar bajo algún tratamiento médico.

En general, el extracto de semilla de uva ha sido aprobado y reconocido como seguro por la Administración de Alimentos y Medicamentos (FDA). Actualmente, se vende comercialmente como un suplemento dietético.

Sin embargo, no es un sustituto de medicamentos o de una dieta saludable. Tampoco es un tratamiento de primera línea contra las enfermedades. Se debe usar con precaución, sin exceder las dosis recomendadas.