Virus del Papiloma Humano

María José·
05 Agosto, 2020
Este artículo ha sido verificado y aprobado por el médico José Gerardo Rosciano Paganelli al
22 Noviembre, 2018
El virus del papiloma humano (VPH) es la infección de transmisión sexual más frecuente en nuestra sociedad. Te contamos todo lo que debes saber al respecto en el próximo artículo.
 

El virus del papiloma humano (VPH) es una de las infecciones de transmisión sexual  más comunes. Este virus pertenece a la familia Papillomaviridae y se puede contraer en cualquier momento de la vida sexual del individuo.

Aunque resulta inofensivo y asintomático en la gran mayoría de los casos, sus problemas a largo plazo pueden ser severos si no se trata de forma conveniente.

Profundicemos al respecto.

¿Cuántos tipos de virus de papiloma humano existen?

Virus del papiloma humano

Existen más de 200 tipos de virus del papiloma humano. La mayoría de ellos se transmiten fácilmente a través del contacto sexual directo.

Dado que existe tal cantidad, se ha tenido que realizar una clasificación dependiendo de su potencial cancerígeno. Según informa la American Cancer Society, dentro de este grupo encontramos VPH de bajo y de alto riesgo.

Los de bajo riesgo no causan cáncer, mientras que los de alto riesgo, como los tipos 16 y 18 de VPH sí pueden desarrollarlo.

¿A quién afecta? ¿Cómo se contrae?

El VPH es tan común que, de hecho, la mayor parte de la población es proclive a infectarse por este virus en algún momento de su vida.

 

Por un lado, las verrugas plantares y las verrugas que aparecen en dedos y palmas son frecuentes en niños. Además, se asocian con ambientes húmedos, como las piscinas, los vestuarios, etcétera.

Por otro lado, las infecciones genitales y las orofaríngeas se contagian fundamentalmente por vía sexual. De hecho, el virus del papiloma humano está considerado como la infección de transmisión sexual más frecuente de los últimos tiempos.

Lee también: 7 señales de advertencia de cáncer de cuello uterino

Síntomas del VPH

Según exponen los expertos de la Clínica Mayo, los principales síntomas son los siguientes.

Cuadros clínicos del virus del papiloma humano

1. Infecciones cutáneas

La infección del tejido cutáneo por el virus del papiloma humano (VPH) provoca la aparición de verrugas. La zona del cuerpo en la que aparecen depende del tipo de virus de papiloma humano que infecta a la persona.

Son de color grisáceo o “blanco sucio”, y muchas veces se pueden apreciar puntitos negros en su interior. Estos puntitos negros son el virus activo.

Verruga vulgar

Aparecen fundamentalmente en los dedos de las manos y en las palmas, aunque también pueden salir en codos, rodillas, etcétera.

 

Se contagian por contacto directo con la lesión. Por ello, hay que tener especial atención con los niños que se muerden las uñas o la piel de alrededor. No suelen ser dolorosas. Los responsables son el virus del papiloma humano 2 y el 7.

Verruga plantar (“ojos de pollo”)

Verruga provocada por el virus del papiloma humano

Aparecen en las plantas de los pies. Este tipo de verrugas se relacionan sobre todo con piscinas y duchas de vestuarios. Al estar en las plantas de los pies, pueden ser muy dolorosas. Los responsables son los virus de papiloma humano 1, 2, 4, 27 y 57.

Verrugas en mosaico

Las verrugas en mosaico se caracterizan por ser un conjunto de verrugas fusionadas, más superficiales y poco dolorosas. Aparecen en las plantas de los pies por la infección del virus del papiloma humano 3.

Epidermodisplasia verruciforme

La epidermodisplasia verruciforme se trata de una anomalía genética. El sistema inmune de las personas afectadas no puede combatir ni controlar las infecciones por el virus del papiloma.

El resultado es la aparición de lesiones pigmentadas (máculas) y lesiones con aspecto ampolloso (pápulas) muy abundantes. Se distribuyen con mayor frecuencia por las palmas de las manos y los dedos. Se relaciona con el virus de papiloma humano 5 y 8.

 

2. Infecciones de la mucosa no genital

En este caso el contagio es, en un número muy elevado de los casos, por vía sexual. De hecho, algunos autores consideran que la principal vía de contagio es la sexual, en concreto, el sexo oral.

Papiloma oral o faríngeo

El virus del papiloma humano también es responsable de la aparición de lesiones en la mucosa oral y faríngea. Son lesiones rugosas, con aspecto de ampolla y un color sucio.

Existen determinados tipos del virus llamados “de alto riesgo”, que son los que pueden provocar la aparición de un cáncer. Este aparece fundamentalmente en la parte de atrás de la lengua, en las amígdalas o al principio de la garganta.

3. Infecciones de la mucosa genital

Infección por el virus del papiloma humano

En algunos casos, la infección puede provocar la aparición de verrugas genitales. Se relaciona con los tipos 6 y 11. Se trata de lesiones molestas, pero indoloras y sin riesgo de cáncer.

El principal problema reside en los tipos de alto riesgo, el 16 y el 18, fundamentalmente. Aunque estos dos son los que con más frecuencia se asocian al cáncer, hay hasta una docena de ellos.

Diagnóstico

  • Test de Papanicolau. Se emplea en el diagnóstico de cáncer de cuello de útero. Se trata de una citología vaginal que permite detectar las células precancerosas después de analizar la muestra en el laboratorio.
 
  • Test del virus de papiloma humano. Se basa en técnicas de biología molecular para poder detectar el ADN del virus. Esta prueba se emplea para determinar si una persona está o no infectada por un tipo de alto riesgo.

Lee también: Virus del Papiloma Humano

Prevención

Virus del papiloma humano tratamiento

  • Vacunación. Actualmente, la campaña de vacunación se dirige a niñas que cumplan los 12-13 años. La vacuna protege frente a los tipos de mayor riesgo del virus.
  • Métodos anticonceptivos de barrera. El preservativo masculino y femenino, si bien no protegen al 100 % de esta afección, pueden ayudar a prevenir el contagio.

¿Qué debo hacer si tengo VPH?

Es posible que el ginecólogo o el urólogo sugieran la crioterapia. Esta consiste en aplicar sobre las lesiones nitrógeno líquido. Una vez realizada la técnica, se recomienda la utilización de parches o gotas de ácido salicílico sobre las lesiones hasta que desaparezcan por completo.

De acuerdo con el Dr. Sheldon Morris, “las verrugas en los genitales externos se pueden eliminar con láser, mediante la utilización de una corriente eléctrica (electrocauterización), por congelación (crioterapia) o mediante cirugía”.

 

No obstante, es fundamental consultar siempre primero con el médico especializado. Solo él tiene la potestad suficiente para diagnosticar y recetar lo que crea conveniente para tratar a cada paciente.

  • Zaldívar, G., Martín- Molina, F., Sosa-Ferreyra, C. F., Ávila-Morales, J., Lloret-Rivas, M., Román-Lara, M., & Vega-Malagón, G. (2012). Cáncer cérvicouterino y virus del papiloma humano. Revista Chilena de Obstetricia y Ginecología77(4), 315–321. https://doi.org/10.4067/S0717-75262012000400014
  • R, M. C. (2007). Diagnóstico y terapia del virus papiloma humano. Infectología Práctica, 209–214. https://doi.org/10.4067/S0716-10182007000300006
  • Pérez M., C. H. (2016). Virus del papiloma humano. Repertorio de Medicina y Cirugía25(1), 1. https://doi.org/10.1016/j.reper.2016.02.002
  • Clínica Mayo. https://www.mayoclinic.org/es-es/diseases-conditions/hpv-infection/symptoms-causes/syc-20351596
  • American Cancer Society. https://www.cancer.org/es/cancer/causas-del-cancer/agentes-infecciosos/vph/vph-y-cancer.html