Vitamina C, D, melatonina y coronavirus: últimos estudios

24 Julio, 2020
Este artículo ha sido escrito y verificado por el nutricionista Saúl Sánchez Arias
En las últimas semanas se han investigado los efectos de algunos micronutrientes contra la infección por coronavirus. En esta oportunidad detallamos los hallazgos de las investigaciones.
 

En la actualidad se están explorando diferentes tratamientos para la enfermedad por coronavirus. La mayor parte de ellos son de carácter farmacológico. El principal foco es la mejora de la neumonía bilateral, responsable de multitud de fallecimientos.

No obstante, se comienzan a investigar otras rutas para el manejo de esta enfermedad. Muchas de ellas se basan en la administración de micronutrientes en altas dosis, como es el caso de la vitamina C y de la vitamina D.

Vitamina C en el tratamiento del coronavirus

En China se comenzó a realizar un protocolo de tratamiento contra esta enfermedad que consiste en la administración de vitamina C intravenosa junto con otros fármacos de carácter antiviral. Se ha propuesto, además, la realización de un ensayo clínico con 140 participantes para evaluar los resultados de esta terapia.

Este estudio se propone a partir de una revisión sistemática publicada en Journal of Medical Virology. En ella se evidencia el potencial de ciertas vitaminas para el tratamiento de varios tipos de coronavirus. Por este motivo, se postula que la administración de vitamina C y zinc podría ser beneficiosa durante el transcurso de este tipo de patologías.

Por otra parte, existen artículos científicos que relacionan la deficiencia de la vitamina C con el mal funcionamiento del sistema inmune. Dosis normales de esta sustancia pueden estimular las defensas del organismo. Dosis altas consiguen reducir la incidencia y la duración de las enfermedades de tipo vírico.

 

Además la literatura científica disponible afirma que la ingesta de vitamina C provoca una activación de los linfocitos y es segura a dosis altas. Otras revisiones sistemáticas señalan que la utilización de hidrocortisona, tiamina y ácido ascórbico (vitamina C) es eficaz en el tratamiento de la sepsis.

Cabe destacar que la sepsis y el fallo multiorgánico son dos de las principales causas de muerte derivadas de la infección por coronavirus. Otra de las funciones de esta combinación farmacológica es la reparación de la disfunción de la barrera endotelial de los pulmones, según un estudio publicado en la revista Chest.

Vitamina C en el tratamiento del coronavirus
Se está estudiando el potencial de la vitamina C como posible coadyuvante para hacer frente al coronavirus.

Lee también: ¿Se pueden contaminar los alimentos con el coronavirus?

Vitamina D y sistema inmune

Un artículo reciente publicado en la revista Medicine & Pharmacology sugiere que mantener una concentración de vitamina D en sangre superior a 50 ng/ml reduce la probabilidad de padecer un infección por un virus similar al de la gripe en un 27 %.

Por otra parte, la ingesta de vitamina D desactiva la producción de renina, enzima necesaria para la producción de angiotensina II. Esta última posee un efecto vasoconstrictor que promueve la inflamación y el aumento de la presión arterial. La infección por coronavirus se relaciona muy de cerca con un aumento de la producción de esta enzima.

 

Además, existen artículos científicos que recomiendan la utilización de altas dosis de vitamina D para el tratamiento de la neumonía, junto con la pauta farmacológica pertinente. Valores altos de este micronutriente también se han asociado con menor probabilidad de padecer infecciones de carácter respiratorio, según la revista BMC Infectious Diseases.

Por último, la ingesta de altos valores de vitamina D parece segura según los expertos. No obstante, son necesarios más ensayos que evalúen el riesgo de padecer cálculos en el riñón si este nutriente se administra junto a suplementos de calcio.

Melatonina y coronavirus

En el apartado de prevención es necesario destacar el posible papel de esta hormona que regula los ciclos de sueño y vigilia. Se ha investigado el rol de esta sustancia en la prevención de la gripe, con resultados positivos. Según la literatura científica, la melatonina produce una disminución de la producción de citokinas, necesarias para favorecer los procesos inflamatorios.

Los ensayos realizados al respecto han sido ejecutados en ratones, por lo que las conclusiones no son totalmente extrapolables al ser humano. Sin embargo, existen autores que defienden la utilización de esta sustancia a la hora de tratar o prevenir la neumonía vírica. Desde luego, los efectos antioxidantes y anti inflamatorios de la melatonina han sido evidenciados por la ciencia.

coronavirus imagen
El coronavirus afecta diversas partes del cuerpo humano, pero principalmente los pulmones.
 

Descubre: ¿El ibuprofeno agrava la infección por coronavirus?

Nutrientes y coronavirus: las investigaciones continúan

Debido al desconocimiento de la comunidad científica sobre el nuevo coronavirus, se están probando nuevas terapias buscando una reducción de la mortalidad. A parte del tratamiento farmacológico disponible, se investiga con la inclusión de micronutrientes en dosis altas para paliar los efectos de neumonía y de la sepsis.

Muchos ensayos clínicos se han abierto al respecto en los últimos meses. Los resultados todavía no permiten establecer conclusiones firmes basadas en la evidencia. No obstante, muchos datos parecen indicar que la utilización de la vitamina C y D puede ser útiles tanto en la prevención como en el tratamiento de la enfermedad, siempre y cuando estén asociados a otros compuestos de carácter antiviral.

 
  • ZhiYong P., Vitamin C infusion for the treatment of severe 2019 nCoV infected pneumonia. 2020.
  • Lei Z., Yunhui L., Potential interventions for novel coronavirus in China: a systematic review. Journal of Medical Virology, 2020.
  • Anitra C., Silvia M., Vitamin C and immune function. Nutrients, 2017. 9 (11): 1211.
  • Bos MJ., Influence of vitamin C on lymphocytes: an overview. Antioxidants, 2018. 7 (3): 41.
  • Christopher MS., Rober DL., Christopher GL., Phase I clinical trial to evaluate the safety, tolerability and pharmacokinectics of high-dose intravenous ascorbic acid in patients with advancer cancer. Cancer Chemotherapy and Pharmacology, 2013. 72 (1): 139-146.
  • Paul EM., Hydrocortisone, ascorbic acid and thiamine (HAT Therapy) for the treatment of sepsis. Focus on ascorbic acid. Nutrients, 2018.
  • Nektarios B., Vikramjit K., John D., Hydrocortisone and ascorbic acid synergistically prevent and repair lipopolysaccharide-induced pulmonary endothelial barrier dysfunction. Chest, 2017. 152 (5): 954-962.
  • William BG., Henry L., Sharon L., Carole A., et al., Vitamin D supplementation could prevent and treat influenza, coronavirus and pneumonia infections. Medicine & Pharmacology, 2020.
  • Das RR., Singh M., Naik SS., Vitamin D as an adjunct to antibiotics for the treatment of acute childhood pneumonia. Cochrane Database Syst Rev, 2018.
  • Esposito S., Lelii M., Vitamin D and respiratory tract infections in childhood. BMC Infect Dis, 2015.
  • Aloia JF., Katumuluwa S., Stolberg A., Usera G., et al., Safety of calcium and vitamin D supplements, a randomized controlled trial. Clin Endocrinol (Oxf), 2018. 89 (6): 742-749.
  • Shing Hwa H., Ching Len L., Shyi Jou C., Li Ge S., et al., Melatonin possesses an anti influenza potential through its immune modulatory effect. Journal of Functional Foods, 2019. 58: 189-198.
  • Reiter RJ., Tan DX., Terron MP., Flores LJ., Czarnocki Z., Melatonin and its metabolites: new findings regarding their production and their radical scavenging actions. Acta Biochimica Polonica, 2007. 54 (1): 1-9.