¿Es la vitamina D la clave del funcionamiento muscular?

Este artículo ha sido verificado y aprobado por Karla Henríquez el 19 noviembre, 2018
Si deseas mejorar todo el funcionamiento de los músculos de tu cuerpo, puede que la vitamina D sea la clave. Aquí te explicamos cómo funciona.

¿Alguna vez has sentido que tu cuerpo no te responde de la manera que te gustaría cuando te desempeñas en alguna actividad física? Tal vez es momento de optimizar el funcionamiento muscular.

En este artículo te explicamos por qué la vitamina D es clave en la función de los músculos. De este modo, con este nutriente podrás mejorar tu salud y calidad de vida.

El funcionamiento muscular y la vitamina D

¿Quieres mejorar tu funcionamiento muscular? Puede que se requieran cambios en tu rutina de entrenamiento, tu alimentación y además revisar otros indicadores; incluso, proveerle a tu cuerpo ciertos nutrientes que lo ayuden en su desempeño.

En ese sentido, nos basamos en un estudio dirigido por la Universidad de Birmingham, en el Reino Unido. En él se determinó que el aumento en los niveles de la vitamina D es vital en el desempeño de los músculos en los seres humanos.

La investigación reveló que las posibilidades de poseer elevados niveles de vitamina D inactiva disminuían bastante en las mujeres con dos características. Las que contaban con una constitución corporal sana y con menos grasa corporal.

La clave de la vitamina D

Este trabajo se apoyó en hallazgos previos referentes a la relación que existe entre los niveles de vitamina D inactiva y la composición corporal. Contó con la participación de 116 voluntarios sanos, entre 20 y 74 años.

A los participantes se les midieron sus niveles activos e inactivos de vitamina D. También se registraron algunas de sus características físicas, tales como la masa magra y la grasa corporal.

Sin embargo, los científicos aseguran que la apariencia activa de la vitamina D no está vinculada con la grasa corporal. No obstante, sí estaría relacionada con la masa magra.

La masa magra

Asimismo, también resaltaron lo siguiente: Los individuos con un incremento en la masa muscular y la masa magra gozan de un mayor nivel de vitamina D activa en su flujo sanguíneo.

En este sentido, uno de los autores de dicho estudio explicó que existen probabilidades de que la grasa corporal esté asociada con los niveles altos de vitamina D inactiva. También señaló que la masa magra es la “clave” para los niveles elevados de este nutriente.

Se conoce como masa magra a los elementos que conforman los músculos, órganos internos, tejidos y huesos. Es decir, es la masa corporal que está libre de grasa.

Son necesarios más estudios

Por esta razón, es transcendental entender en su totalidad la “imagen completa y los mecanismos causales” analizados. Todo con el propósito de ayudar con el “diseño” de próximos estudios que contribuyan a responder las interrogantes sobre los niveles óptimos de vitamina D, necesarios para tener unos músculos sanos.

Por otro lado, agregaron que entienden cómo la vitamina D favorece el fortalecimiento de los huesos. No obstante, enfatizaron en que aún necesitan estudiar más acerca de cómo funciona para los músculos.

Te puede interesar: Aportes de las vitaminas en las dietas

La vitamina D y el funcionamiento muscular

La vitamina D y el funcionamiento muscular

Un estudio publicado por The American Journal of Clinical Nutrition concluyó que el déficit continuo de vitamina D genera debilidad muscular. Por otro lado, en las personas de edad avanzada los niveles de dicha vitamina disminuyen con el paso del tiempo.

Sin embargo, esta investigación demostró que esta debilidad muscular mejoró con la utilización de suplementos de vitamina D. De hecho, es esencial para que nuestros huesos absorban de manera correcta el calcio y reduzcan la formación de grasa corporal.

Además, cuenta con innumerables beneficios para nuestro cuerpo y salud, entre los que se encuentran:

Un buen sistema inmunitario

La vitamina D es un micronutriente fundamental para las defensas. Ayuda a activar de forma rápida y efectiva las células del sistema inmunitario.

Por tanto, si solemos enfermar con facilidad, no podemos olvidarnos de este nutriente. Nuestra calidada de vida y nuestra salud mejorarán.

Dientes y huesos sanos

¿Tienes caries u osteoporosis? Tener buenos niveles de este micronutriente te ayudará poseer dientes y huesos sanos, además de fuertes y resistentes. 

Es el responsable de permitir que el calcio sea absorbido por tus huesos, indispensable para mantener la consistencia ósea con el paso de los años. También te protege de sufrir lesiones y fracturas.
La vitamina D y el funcionamiento muscular y óseo

Un buen sistema nervioso

El calcio es uno de los minerales más relevantes para el cuerpo humano. Contar con el nivel adecuado disminuirá las probabilidades de que sufras problemas óseos.

También es necesario para la transmisión apropiada de ciertos estímulos nerviosos. Por tanto, es un nutriente imprescindible para el equilibrio nervioso.

Ver también: 6 vitaminas que no pueden faltar en tu dieta

Funcionamiento muscular adecuado

Como vimos en líneas anteriores, la vitamina D es clave para el buen funcionamiento muscular. A través de una dieta balanceada, entrenamiento físico y una exposición apropiada al sol, lograrás mantener los niveles de este micronutriente en tu organismo.

De esta manera, reducirás el riesgo de sufrir lesiones o fracturas graves; en especial disminuirás el dolor muscular; también aumentarás tu fuerza, velocidad y resistencia durante cualquier actividad física que realices.

Déficit de vitamina D

La deficiencia de vitamina D en nuestro cuerpo se ha convertido en un fenómeno que cada día aumenta a nivel global. Todo se debe al sedentarismo, el envejecimiento, las dietas mal balanceadas y la escasa exposición al sol.

Este déficit de esta vitamina puede traer o estar asociado los siguientes efectos nocivos para nuestra salud y función muscular:

  • Cáncer de intestino y colon.
  • Artritis.
  • Diabetes.
  • Enfermedades cardiovasculares.
  • Debilidad muscular.
  • Lesiones en atletas.
  • Fracturas.
  • Dolores musculares.

Sin excesos

Siempre ten presente lo importante que es mantener el equilibrio. El exceso de vitamina D en nuestro cuerpo puede ser tan dañino como su déficit. Este macronutriente puede terminar almacenándose en las arterias y producir problemas como la arteriosclerosis.

Antes de tomar cualquier suplemento de vitamina D, acude a un especialista que te supervise y certifique que realmente existe un problema. Así te asegurarás de cuidar tu cuerpo y tu funcionamiento muscular será óptimo.

  • McKenna, M. J., & Murray, B. (2014). Vitamin D deficiency. In Endocrinology and Diabetes: A Problem-Oriented Approach. https://doi.org/10.1007/978-1-4614-8684-8_23
  • Thacher, T. D., & Clarke, B. L. (2011). Vitamin D insufficiency. Mayo Clinic Proceedings. https://doi.org/10.4065/mcp.2010.0567
  • Bartoszewska, M., Kamboj, M., & Patel, D. R. (2010). Vitamin D, Muscle Function, and Exercise Performance. Pediatric Clinics of North America. https://doi.org/10.1016/j.pcl.2010.03.008