Vitíligo en niños: consejos para tener en cuenta

Edith Sánchez·
28 Agosto, 2020
Este artículo ha sido verificado y aprobado por la médica Elisa Martin Cano al
27 Julio, 2020
Más allá de las implicaciones médicas en sentido estricto, el vitíligo en niños exige especial atención por las consecuencias psicosociales que acarrea. El pequeño necesita de apoyo y orientación sólida para sobrellevar los efectos de la enfermedad.

En la mayoría de los casos, el vitíligo en los niños se debe a antecedentes familiares de enfermedades autoinmunes. Se trata de una afección que puede percibirse a simple vista, puesto que se caracteriza por aparición de áreas despigmentadas bien delimitadas en la piel.

Esto sucede por la porque los melanocitos, que son las células encargadas de la pigmentación, no funcionan de forma correcta y se pierden. Las lesiones se ven en apariencia como manchas blancas, que pueden ser de cualquier forma y tamaño, con diversas ubicaciones en la piel o las mucosas.

¿Cómo afrontar esta enfermedad en niños? ¿Qué tratamientos hay disponibles? Los menores requieren cuidados y apoyo especial ante este padecimiento. Por eso, a continuación te compartimos algunos consejos.

Sobre el vitíligo en niños

El vitíligo no es enfermedad contagiosa, pero sí tiene una incidencia importante sobre la apariencia. Con base en esto, se puede afirmar que, en el caso de los niños, tiene un impacto mayor desde el punto de vista psicosocial.

En un principio, la enfermedad se manifiesta de manera segmentaria. Así, las primeras manchas aparecen en zonas poco visibles del cuerpo, por lo que no se les da mucha importancia. Esto es un error, puesto que su atención oportuna mejora el pronóstico.

El vitíligo de tipo segmentario es más frecuente durante la infancia, comparado con el de los adultos. Las estadísticas indican que alrededor de un 2,16 % de la población mundial padece esta afección, y un tercio de esa cifra corresponde a niños.

Sobre el vitíligo en niños
El vitíligo es una enfermedad que se caracteriza por la presencia de áreas despigmentadas. En el caso de los niños, es frecuente el de tipo segmentario.

¿Cómo tratar el vitíligo en niños?

Para decidir qué tipo de tratamiento se le da al vitíligo en niños, el pediatra o médico de cabecera hace una derivación al especialista en dermatología. Este determinará cuál es la tipología de esta enfermedad y, a partir de allí, orienta hacia las opciones terapéuticas.

El vitíligo segmentario tiene un curso natural definido, pero el vitíligo no segmentario es impredecible. En este último, es necesario realizar análisis para detectar otras enfermedades autoinmunes. Esto permite trazar el perfil del menor para determinar cómo abordar el problema.

Por lo general, se aconsejan terapias tópicas cuando un 20 % de la superficie corporal está comprometida. Pueden contener esteroides tópicos, inhibidores de calcineurina tópicos y vitamina D.

Asimismo, es frecuente que se receten cremas corporales con complejo mineral. Aunque son productos que se emplean en personas de todas las edades, ha demostrado tener eficacia. A su vez, es posible que se complemente su uso con fototerapia.

También te puede interesar: ¿Qué es el vitiligo y cómo se trata?

Fototerapia y protección solar

Diversos estudios exponen que la fototerapia es eficaz para tratar el vitíligo en niños. Lo más habitual es que se emplee un tratamiento conocido como PUVA. En este hay menos efectos secundarios, lo que es muy positivo, ya que los pequeños son más sensibles a estos en comparación con los adultos.

La terapia con PUVA consiste en la administración de psoraleno en la boca o la piel. Este es un fármaco que se activa cuando el paciente se expone a la luz. Luego, se aplica radiación ultravioleta. Tras su aplicación, produce repigmentación y estabilización. Sin embargo, aumenta el riesgo de cáncer.

Por otra parte, resulta imprescindible garantizar la protección solar, en especial en las zonas afectadas por la despigmentación. Si bien es una recomendación extensiva en todos los pacientes con vitíligo, en el caso de los niños se hace mucho hincapié, puesto que son quienes tienden a estar más tiempo al aire libre.

Fototerapia y protección solar
En los niños con vitíligo es fundamental reforzar la protección solar, sobre todo en las zonas afectadas por la enfermedad.

Otras opciones de tratamiento 

En algunas ocasiones, se indica la ingestión de suplementos con dosis bajas de vitamina D3 para tratar el vitíligo en niños. Si bien hay quienes recomiendan suplementar con ingestas de herbolaria, como el ginkgo biloba, no está demostrado que sea efectivo en realidad.

En general, lo aconsejable es una dieta que contenga alimentos con vitaminas A, C y D. También son adecuados los alimentos con alto contenido de ácido, fólico, selenio, zinc y ácidos grasos omega 3.

El vitíligo debe atenderse y manejarse de manera multidisciplinaria. Las especialidades que intervienen en la interconsulta son las siguientes:

  • Endocrinología.
  • Reumatología.
  • Nutrición.
  • Psicología.
  • Psiquiatría.
  • Hematología.
  • Trastornos del desarrollo.
  • Gastroenterología.
  • Pediatría.

Atender las emociones es importante

En los niños, el impacto psicológico que causa esta enfermedad es aún más fuerte que para cualquier otra persona. Es de entender que los menores sientan depresión, tristeza o rechazo social. Es una enfermedad que se hace menos llevadera en la medida que se manifiesta en las partes más visibles del cuerpo.

A los pequeños, que están en pleno proceso de crecimiento, les cuesta más comprender el por qué de su enfermedad. Incluso, conforme crecen, experimentan más angustia y ansiedad a causa de la enfermedad.

Por lo anterior, una vez inician su escolarización, se aconseja iniciar una terapia psicológica para que pueda afrontar su realidad. Dicha asistencia debe prolongarse hasta la pubertad y adolescencia, debido a los continuos cambios emocionales.

No dejes de leer: ¿Qué tipos de manchas existen en la piel?

¿Qué recordar sobre el vitíligo en niños y su manejo?

Tan pronto como se hacen notorias las manifestaciones clínicas del vitíligo en niños es primordial solicitar atención médica. Esta enfermedad requiere un abordaje multidisciplinario, pues su manejo va más allá de lo dermatológico.

Es fundamental brindar asistencia psicológica a los menores, ya que les cuesta comprender su enfermedad y pueden experimentar rechazo social y depresión.

  • López González, V. (2000). Determinantes psicosociales en la aparición y curso del vitiligo. Revista Cubana de Medicina general integral, 16(2), 171-176.
  • Fernández, T. F., Pérez, L. A., Gorrín, M. G., & Arrebola, M. R. (2020). Vitiligo segmentario. Folia Dermatológica Cubana, 12(1).
  • Academia Española de Dermatología y Venereología. (s.f.). El 2% de la población padece vitíligo. Disponible en https://aedv.es/comunicacion/notas-de-prensa/el-2-de-la-poblacion-padece-vitiligo/
  • Ortiz, L. T., Pediátrica, M. D., Gardea, L. M., Luna, V., & de Pediatría, M. R. (2003). Vitíligo en niños y su asociación con otras patologías. Dermatol Pediatr Lat, 1(1), 18-23.
  • Hossani-Madani AR, Halder RM. Topical treatment and combination approaches for vitiligo: new insights, new developments. G Ital Dermatol Venereol. 2010;145(1):57-78.
  • Konstantinova VA, Olisova OY, Gladko VV, Burova EP. Vitiligo - New Treatment Approach. Clin Cosmet Investig Dermatol. 2019;12:911-917. Published 2019 Dec 18. doi:10.2147/CCID.S229175
  • Juarez, M. C., & Grossberg, A. L. (2020). Phototherapy in the Pediatric Population. Dermatologic Clinics, 38(1), 91–108. https://doi.org/10.1016/j.det.2019.08.012
  • Holme SA, Anstey AV. Phototherapy and PUVA photochemotherapy in children. Photodermatol Photoimmunol Photomed. 2004;20(2):69-75. doi:10.1111/j.1600-0781.2004.00084.x
  • McDonald PB, Zapata L, Rodrigues M. Sunscreen habits and skin cancer rates in patients with vitiligo in Australia. Australas J Dermatol. 2018;59(4):346-348. doi:10.1111/ajd.12799
  • Karagün E, Ergin C, Baysak S, Erden G, Aktaş H, Ekiz Ö. The role of serum vitamin D levels in vitiligo. Postepy Dermatol Alergol. 2016;33(4):300-302. doi:10.5114/pdia.2016.59507
  • Van Driessche F, Silverberg N. Current Management of Pediatric Vitiligo. Paediatr Drugs. 2015;17(4):303-313. doi:10.1007/s40272-015-0135-3
  • Grimes PE, Miller MM. Vitiligo: Patient stories, self-esteem, and the psychological burden of disease. Int J Womens Dermatol. 2018;4(1):32-37. Published 2018 Jan 8. doi:10.1016/j.ijwd.2017.11.005