¿Vives buscando el amor o te dejas encontrar?

Al estar continuamente buscando el amor nos olvidamos de disfrutar de las pequeñas cosas, ya que solo nos centramos en encontrar a ese alguien al que colmar de atenciones

¿Estás constantemente buscando el amor? Muchas personas lo hacen, porque tener pareja es algo muy importante. Tanto que no tenerla implica convertirse en todo un fracaso.

Con las nuevas tecnologías, además, tenemos a nuestra disposición un sinfín de webs en las que buscar ¿pareja?

Lee: Lo más importante a la hora de buscar pareja

Algo que nos ha hecho creer que no hay posibilidad de encontrarnos por casualidad con esa persona especial con la que nos gustaría compartir nuestra vida, si no es buscándola en internet.

Buscando el amor evitas disfrutar de la vida

Hombre preocupado

Cuando estamos buscando el amor, nos encontramos llenos de preocupaciones. ¿Y si no encuentro a mi pareja ideal? ¿Y si nadie quiere estar conmigo?

También, es importante preguntarnos si nuestra búsqueda tiene como aliciente el miedo a estar solos. Si así es, tenemos que solucionar esto. De lo contrario, entraremos en una relación, probablemente, tóxica.

Tener pareja no es tan importante. Podemos ser felices con amigos, pasando tiempo con nuestra familia…

Es cierto que la sociedad nos presiona para buscar pareja. Parece que si no la tenemos nadie nos quiere, por lo que nuestra autoestima se hunde.

Pero, ¿estamos bien cuando nos encontramos dentro de una relación? Porque si estamos buscando el amor por miedo a la soledad o porque sufrimos una gran dependencia hacia los demás, lo más probable es que el amor nos duela.

Nos duele porque estamos llenos de inseguridades. Porque intentamos retener a nuestra pareja a nuestro lado sea como sea. A veces, incluso le permitimos que pisotee nuestros valores.

Descubre: ¿Es posible encontrar a la pareja ideal?

Todo ese miedo a perderla y a volver a estar solos provoca que nos sintamos incapaces de retener a alguien a nuestro lado.

¿No es triste vivir así? Siempre pendiente de esa persona con quien compartir la vida. Buscando el amor en donde sea. Sumergiéndonos en múltiples páginas de citas para forzar un encuentro.

Mientras tanto… nos olvidamos de disfrutar de la vida.

Aprovecha el tiempo, dedícate a ti

mujer-sola

Cuando estés en pareja extrañarás todo ese tiempo que antes podías dedicarte entero a ti. Porque puedes hacer lo que quieras, sin rendirle cuentas a nadie. ¡Eres libre!

Sin embargo, desaprovechas ese tiempo encendiendo el radar de “se busca pareja”.

Si estás buscando el amor de una manera tan desesperada, tal vez seas de las personas que cuando están en pareja se olvidan de los amigos.

La pareja empieza a serlo todo. Por eso, si la relación se termina, nos sentimos perdidos. ¡Porque hemos dejado de lado otras cuestiones importantes para nosotros!

Lee: Cuida de ti mismo para cambiar tu vida

No podemos hacernos esto. Aprendamos a disfrutar de nuestra propia compañía. No necesitamos a nadie a nuestro lado para empezar a querernos y a cuidarnos.

Esto tenemos que hacerlo antes, por nosotros mismos. Porque, de lo contrario, las relaciones nunca serán completamente sanas.

Déjate encontrar

mujer-feliz

Buscando el amor no encontrarás lo que buscas. Así que ¿por qué no pruebas a dejarte encontrar?

Abandona esos pensamientos que te abordan siempre que conoces a alguien nuevo y ya piensas que puede ser una posible pareja.

Disfruta de la vida sin tener siempre en el punto de mira la posibilidad de una relación.

Vive el momento. Para ello puede ayudarte practicar mindfulness. Una práctica muy beneficiosa que te permitirá ser más feliz en tu vida, al mismo tiempo que disfrutas de las cosas más sencillas.

Es importante que empieces a pensar más en ti. Porque buscando el amor te estás olvidando de tu persona, de cuidarte, de mimarte y disfrutar como nunca de la vida.

Piensa en si sirve de algo estar buscando el amor. ¿Terminas repitiendo patrones de conducta? ¿Te encuentras siempre con el mismo tipo de persona que no te gusta? Entonces, ¡frena!

¿Qué tal si te dejas llevar y te dejas encontrar?

Antes de irte no te olvides: ¿Se puede ser feliz sin tener pareja?

El miedo nos lleva a veces a actuar de determinadas maneras que no nos benefician. Nos olvidamos de vivir sin preocuparnos absolutamente por nada.

Porque, en verdad, si lo pensamos bien, nuestras preocupaciones no tienen sentido.

Permitámonos disfrutar, porque un día llegará esa persona. Nos la encontraremos el día menos pensado, en el lugar más insólito. Cuando no estemos buscando…