¿Se puede vivir sin tiroides?

Carmen Martín·
31 Enero, 2020
Este artículo ha sido verificado y aprobado por el médico Leonardo Biolatto al
29 Enero, 2020
Las hormonas tiroideas intervienen en la regulación de la temperatura corporal, en la frecuencia cardíaca y en muchos otros aspectos. Vivir sin tiroides es posible, pero considerando todos los sistemas orgánicos implicados, se requieren tomar medidas que preserven las funciones del cuerpo.
 

El tiroides es una de las glándulas más importantes de nuestro cuerpo. Se encuentra en la base del cuello y es encargada de regular numerosos aspectos del metabolismo. Por eso, es normal plantearse si es posible vivir sin tiroides.

Esta glándula ejerce su función mediante la producción de hormonas tiroideas, que actúan en casi todos los tejidos de nuestro organismo. Por ejemplo, estas hormonas pueden aumentar la frecuencia cardíaca, la sudoración o incluso la utilización de nutrientes.

Las enfermedades de la glándula tiroides son bastante frecuentes. Todo el mundo ha oído hablar alguna vez de trastornos como el hiper o el hipotiroidismo, los nódulos tiroideos o incluso el cáncer de tiroides. Sin embargo, pocas personas conocen la realidad de estas patologías o cómo se tratan.

En muchas ocasiones es necesario realizar una extirpación del órgano, mediante una operación llamada tiroidectomía. Esto implica vivir sin tiroides. En este artículo te explicamos por qué se realiza y si se puede llevar adelante una vida normal tras la cirugía.

 

¿Por qué hay que vivir sin tiroides?

Como ya hemos mencionado, esta glándula se encarga de regular gran parte de las reacciones metabólicas que suceden en nuestro cuerpo. Por ejemplo, la temperatura corporal, el desarrollo del sistema nervioso o el crecimiento de los huesos.

Esto quiere decir que las hormonas tiroideas son esenciales ya desde la gestación, para que el bebé se desarrolle correctamente. Durante el resto de vida siguen siendo necesarias para la supervivencia.

No obstante, existen muchas patologías que afectan a esta glándula y cuyo tratamiento requiere la extirpación. Esta operación se llama tiroidectomía, y se utiliza para tratar enfermedades como:

  • Nódulos tiroideos: son pequeños bultos que crecen en la glándula a raíz de una proliferación anormal de las células. La mayoría de ellos son benignos, pero otros son difíciles de identificar. Por ello, en muchos casos, se extirpa la tiroides ante el riesgo de que sean cancerígenos.
 
  • Bocio: consiste en un agrandamiento de la glándula. Este agrandamiento resulta incómodo y antiestético, ya que puede llegar a causar dificultades para tragar o respirar.
  • Ciertos casos de hipertiroidismo: aquellos en los que el tratamiento médico no es suficiente para controlar los síntomas.
  • Cáncer de tiroides: como acabamos de explicar, la mayoría de casos en los que se decide eliminar la tiroides es por el riesgo a que se trate de un proceso cancerígeno.

Hay que destacar que, en algunas ocasiones, se pueden realizar tiroidectomías parciales. En esos casos sólo se extirpa una parte de la glándula. La otra parte puede seguir funcionando y produciendo hormonas.

bocio
El bocio puede ser indicación de tiroidectomía

Podría gustarte: Tiroides en el embarazo, ¿cuál es el problema?

 

¿Cómo se vive sin tiroides?

Lo cierto es que no se puede vivir sin tiroides así sin más. Para ello se emplean las hormonas tiroideas de manera artificial. Estas hormonas son necesarias para la vida. Por ello, los científicos desarrollaron medicamentos que la contienen en presentación sintética.

Esta sustancia de laboratorio sustituye todas las funciones de las hormonas naturales. La forma más frecuente de administración es tomar una pastilla una vez al día, generalmente por las mañanas. Además, debe tomarse en ayuno. Gracias a estos medicamentos, se puede vivir sin tiroides y de manera completamente normal.

Lo que sí se añade es que se vuelve necesario llevar un control de la concentración de estas hormonas. Se realiza mediante análisis de sangre.

Por otra parte, es importante saber que ciertos medicamentos o productos pueden alterar la absorción de las hormonas sintéticas. Por ello, a la hora de vivir sin tiroides, hay que tener claros ciertos aspectos. Los anticonceptivos orales y los antiepilépticos modifican la dosis que es necesario recetar.

 

Del mismo modo, los suplementos de hierro, calcio y algunos alimentos pueden hacer que no se absorba correctamente. Todas estas consideraciones son explicadas por los médicos a la hora de establecer el tratamiento.

hormonas tiroideas

Quizá te interese: Cuidar la tiroides: la alimentación que la favorece

En conclusión

Aunque en ciertas enfermedades tiroideas se extirpa esta glándula, lo cierto es que no se puede vivir sin tiroides, a no ser que se establezca un tratamiento hormonal sustitutivo. Este tratamiento con hormonas artificiales debe seguirse correctamente y monitorearse.

La decisión final de extirpar la glándula tiroides se toma en conjunto entre los pacientes y los médicos tratantes. Se evalúan los riesgos y beneficios de cada caso particular para proceder a la cirugía. Siempre es la última opción, aunque a veces sea la única.

 
  • Preguntas frecuentes: Tratamiento hormonal sustitutivo. (n.d.). Retrieved January 24, 2020, from https://www.aecat.net/consejos-practicos/vivir-con-cancer-de-tiroides/preguntas-mas-frecuentes-tratamiento-hormonal-sustitutivo/
  • ¿Se puede vivir sin tiroides? (n.d.). Retrieved January 24, 2020, from https://www.infosalus.com/salud-investigacion/noticia-puede-vivir-tiroides-20191223082937.html
  • Press, E. (n.d.). ¿Se puede vivir sin tiroides?
  • ¿Cómo se vive sin tiroides? - Clínica Las Condes. (n.d.). Retrieved January 24, 2020, from https://www.clinicalascondes.cl/BLOG/Listado/Cirugia-Adultos/Como-se-vive-sin-tiroides