Vulvitis: síntomas y recomendaciones

Este artículo ha sido verificado y aprobado por Alejandro Duarte el 16 noviembre, 2018
La vulvitis es una enfermedad bastante común que puede presentarse en mujeres de cualquier edad. Es imprescindible seguir las recomendaciones que aquí se exponen para disminuir su probabilidad de aparición.

En el aparato reproductor femenino pueden desarrollarse un sin número de enfermedades. Pero, ¿qué es la vulvutis? Se llama así a la inflamación de los órganos genitales externos en los pliegues suaves, particularmente en el área de la vulva. El picor puede indicar la existencia de verrugas en los genitales, síntomas del virus del papiloma humano o de la distrofia vulvar; o bien, señal de que hay una infección de transmisión sexual.

Síntomas

Los síntomas más comunes de la vulvitis son:

  • Hinchazón y enrojecimiento en la zona
  • Ardor o prurito en la vulva
  • Engrosamiento de la piel vulvar
  • Posibles pequeñas grietas
  • Secreción vaginal
  • Comezón constante
  • Ampollas de líquido transparente
  • Ronchas dolorosas y escamosas

Aunque la vulvitis no se considera algo grave, puede dar lugar a enfermedades más serias como la vaginitis. Por ello  es muy importante acudir a un especialista para evitar efectos secundarios.  El médico realiza un examen pélvico para analizar el enrojecimiento e inflamación en la  zona y observa con detalle las lesiones cutáneas.

Te recomendamos: Cómo detectar a tiempo y tratar una infección vaginal 

¿Quiénes pueden padecerla?

Cuándo debes visitar al ginecólogo

Todas las mujeres están expuestas a sufrir vulvitis. Sobre todo si la paciente tiende a tener alergias, sensibilidad o frecuentes infecciones. Inclusive en el caso de las niñas o mujeres que ya han pasado la menopausia, por los bajos niveles de estrógenos.

La piel de la vulva es muy propensa a sufrir infecciones e irritaciones por la exposición constante de calor y humedad.

Causas

Dermatitis seborreica

Esta enfermedad afecta las glándulas sebáceas. Se presenta usualmente en la cara y el cuero cabelludo, sin embargo, es posible que se manifieste en la vulva. Se considera una enfermedad crónica que provoca brotes en la zona pero también alteraciones emocionales como estrés o fatiga. Las lesiones son:

  • Capas escamosas.
  • Amarillentas.
  • Aspecto grasoso.

Para tratarlas se receta un medicamento local como ketoconazol que es un antimicótico y antiinflamatorio que ayuda a eliminar las lesiones.

Distrofia vulvar

Tipos de visita al ginecólogo

Esta enfermedad es muy frecuente. Se llama dermopatía inflamatoria y no se conoce su origen. Sin embargo, la inflamación es crónica y progresiva. Es decir, comienza con un leve comezón hasta sentir quemazón. Entre sus características destacan:

  • Pérdida de elasticidad en los labios vaginales.
  • Tiene un aspecto pálido y blanquecino.
  • Puede acompañarse de grietas.

En casos graves puede producir esclerosis y destrucción de los labios menores.   

Lee también: 7 remedios naturales contra el mal olor vaginal

Infección por hongos

Los hongos suelen presentarse en forma de dermatófitos que causan lesiones cutáneas. Dan lugar a signos como:

  • Ronchas escamosas.
  • Descamación.
  • Bordes definidos.

Candidiasis

Causas comunes de la resequedad vaginal

La candidiasis se presenta cuando hay una alteración en la flora vaginal que puede ser causada por:

  • Antibióticos
  • Embarazo
  • Diabetes
  • Inmunodepresión

Entre los síntomas destacan:

  • Deseos de rascarse continuamente
  • Secreción genital blanquecina
  • Enrojecimiento en la vulva

Herpes

Esta enfermedad se contagia vía sexual provocando dolor y llagas en la zona genital. Al principio brotan múltiples granos pequeños que se abren causando comezón y ardor. En algunos casos se desarrolla fiebre. El tratamiento se basa en antivirales.

Virus del papiloma humano

El virus del papiloma

Los síntomas manifiestos del virus del papiloma humano (VPH) son:

  • Verrugas genitales que pueden ser planas o elevadas
  • Inflamación en la zona genital
  • En algunos casos flujo blanquecino

La mayoría de las personas no sabe que tiene VPH porque no desarrollan síntomas. Por ello es imprescindible realizar pruebas anualmente.

Varicosidades

En algunos casos la mala circulación desencadena inflamación de las venas vulvares. Es muy común que suceda durante el embarazo o al aumentar drásticamente de peso. Por lo general las varicosidades son asintomáticas pero en algunas situaciones pueden dar lugar a:

  • Pesadez.
  • Tensión.
  • Comezón.

Para las varices vulvares durante el embarazo no hay un tratamiento específico puesto que cuando el bebé nace desaparecen.

Químicos

shutterstock_721432120

Una de las causas más comunes es exponer la vulva a productos químicos que se encuentran en:

  • Baños de espuma
  • Geles
  • Duchas vaginales
  • Detergentes
  • Suavizantes
  • Perfumes
  • Desodorantes
  • Materiales irritantes como la lana o telas fibrosas
  • Talco

Lo recomendable es lavarse con jabón neutro y sobre todo secar muy bien la zona vaginal.

Consejos

  • Evita el uso de pantalones ajustados porque la fricción puede causar infección.
  • El nailon y la seda no son materiales absorbentes y además dificultan la circulación sanguínea.
  • Ducharse tras realizar ejercicio.
  • También se recomienda dormir sin ropa interior.
  • Utiliza métodos anticonceptivos para prevenir enfermedades de transmisión sexual.