Wok de pollo y verduras

En esta receta puedes añadir las verduras que más te gusten, teniendo en cuenta siempre que sus tiempos de cocción son diferentes, por lo que deberemos incluirlas por orden

Con lo mal que solemos ir de tiempo en ocasiones es una bendición aprender a hacer recetas de manera rápida y deliciosa. El wok de pollo y verduras es una de estas opciones, te enseñamos a prepararla.

Ingredientes

  • 2 zanahorias
  • 1 pimiento verde
  • 1 pimiento rojo
  • 1 calabacín
  • 4 champiñones portobello
  • 1 cebolla
  • 3 filetes de pechuga de pollo
  • Aceite de oliva
  • Salsa de soja

Utensilios

  • Wok
  • Tabla para picar
  • Cuchillo para cortar
  • Recipientes para reservar los ingredientes
Wok frying pan

Preparación

  • Empieza preparando el pollo y las verduras para cocinarlos.
  • Corta el pollo en tiras gruesas.
  • Para las verduras lo ideal es que las cortes en julianas, aunque si prefieres dejarlas en trozos más pequeños puedes hacerlo.
  • Pon a calentar el wok sin aceite a fuego alto.
  • Una vez que el wok esté bien caliente añade, 4 cucharadas de aceite de oliva.
  • Cuando el aceite haya tomado temperatura añade el pollo y dóralo dándole vueltas en el wok.
  • Retira el pollo una vez que esté listo.
  • En el mismo aceite adiciona la cebolla hasta que se ponga transparente.
  • Incorpora la zanahoria y deja que se cocine por unos minutos.
  • Agrega los pimientos y remueve hasta que los ingredientes queden bien mezclados.
  • Por último coloca los champiñones y el calabacín sin dejar de remover.
  • Reincorpora el pollo junto con cuatro cucharadas de aceite de soja.
  • Remueve rápidamente para que los sabores se incorporen bien y retira el wok del fuego.
  • Pon el pollo y las verduras en un bol grande para que se enfríen durante unos minutos.
  • Puedes usar esta receta como tu plato fuerte o como un acompañante de una receta más compleja, así que solo te falta llevarla a tu mesa y disfrutar de esta deliciosa y fácil preparación.
El wok, una manera saludable y rapida de cocinar

Datos de interés

  • Esta receta se realiza en menos de 20 minutos y los ingredientes son suficientes para 4 porciones.
  • El plato es sumamente versátil, por lo que podrás complementar tu receta con ingredientes que tengas en casa.
  • El champiñón portobello puede remplazarse por cualquier clase de seta de cultivo.
  • Para sazonar puedes usar también aceite de sésamo (que adicionarás junto al aceite de oliva) y algunos frutos secos.
  • Acompaña esta receta con arroz de origen asiático cocido, aunque también puedes preparar una camita con fideos chinos, de esta forma la receta tendrá un toque más oriental.
  • Si cuentas con un robot de cocina esta receta será mucho más fácil y rápida, pues usando el accesorio de corte puedes obtener palitos de los ingredientes en segundos y quedarán listos para saltear en el wok.
  • Cuando estés removiendo los ingredientes ten cuidado con el aceite, no vayas a tener un accidente.
  • Puedes sazonar la receta con un poco de pimienta negra molida y sal, eso sí, debes tener cuidado de no excederte, pues la salsa de soja le aporta salinidad al plato.
  • La berenjena es un ingrediente muy común en los platos asiáticos, así que puedes incorporarla si gustas. Ten en cuenta que antes de ponerla a cocinar debes cortarla y dejarla reposar unos minutos en agua con zumo de limón, de esta forma perderá algo de sabor amargo.
  • La técnica del mango es la más recomendable para mezclar ingredientes en el wok. Esto se hace tomando con firmeza el mango del wok, moviéndolo enérgicamente mientas con la otra mano vas incorporando más ingredientes, ya sean carnes, verduras o especias.
  • Nunca uses utensilios metálicos en tu wok, esto disminuirá considerablemente su vida útil. Lo más aconsejable, en caso de que no quieras usar la técnica del mango, es que uses una cuchara de palo y revuelvas con delicadeza.
  • Ten presente que debes ir incorporando los ingredientes clasificándolos por sus tiempos de cocción, agrega primero los que necesiten permanecer más tiempo en el fuego.
Te puede gustar