3 wraps de lechuga, fruta y hortalizas

Los wraps de lechuga no son para nada aburridos. De hecho, tienen un sabor exquisito que dista mucho del concepto soso que comúnmente se tiene de este vegetal.

Los wraps son una variante de los burritos, por lo que forman parte de la comida tex-mex. Se suelen preparar con una fina tortilla de harina. Sin embargo, hoy en día se pueden encontrar otras variantes especialmente ideadas para aquellas personas que desean reducir la cantidad de carbohidratos en su dieta. En vista de ello, te presentamos las mejores recetas de wraps de lechuga.

Se cree que la inspiración tras los wraps de lechuga puede provenir de preparaciones orientales como el yabrak, el sarma o el dolma (elaborados con hojas de parra o repollo). No obstante, lo que sí está claro es que el relleno está principalmente compuesto por vegetales, hortalizas y frutas; en algunos casos también se pueden incluir cierta cantidad de legumbres para elevar el valor nutricional de la receta.

3 recetas de wraps de lechuga, frutas y hortalizas

1. Wraps de lechuga, aguacate, pimiento y cebolla

Ingredientes

  • Aguacate
  • Cebolla blanca
  • Pimiento verde
  • Lechuga (romana o francesa)
  • Opcional: quinoa
  • Condimentos: sal, pimienta, aceite de oliva

Preparación

  1. Si decides añadir quinoa, el primer paso será entonces preparar esta. Recuerda que por cada taza de quinoa son dos de agua. 
  2. Pica el aguacate y el pimiento en julianas y la cebolla en aros.
  3. Lava y escurre bien las hojas de lechuga. Una vez las tengas listas, procede a verter apenas un chorrito de aceite de oliva en el centro, junto con un poco de sal y pimienta.
  4. Coloca todos los ingredientes en el centro y procede a enrollar el wrap.

Lee: ¿Conoces las propiedades de la lechuga?

2. Wraps de lechuga con tomate, pepino, zanahoria y hummus

Ingredientes

  • Maíz dulce
  • Pepino
  • Hummus
  • Ajo fresco
  • Zanahoria
  • Zumo de limón
  • Lechuga romana
  • Tomates cherry
  • Opcional: perejil fresco
  • Condimentos: sal marina, pimienta negra

Preparación

  1. Lava y escurre las hojas de lechuga y los tomates cherry.
  2. Coloca media cucharadita de hummus sobre la lechuga y rocía apenas unas gotas de zumo de limón. Seguidamente, condimenta al gusto.
  3. Pela y pica un diente de ajo (o menos, si lo deseas) y distribúyelo por toda la hoja.
  4. Corta los tomates cherry por la mitad y colócalos sobre el hummus. Aparte, pica rodajas muy finas de pepino.
  5. A continuación, añade una cucharadita de maíz dulce (o dos, si ves que es muy poco).
  6. Antes de enrollar, vuelve a añadir un par de gotas más de zumo de limón y ¡listo!

Nota: Es importante señalar que el hummus se puede reemplazar por yogur griego.

3. Minitabacos de espinacas y queso de cabra

Descubre: 10 maravillosas razones por las que debes incluir espinacas en tu dieta

La siguiente receta es tan fácil de preparar que no te tomará más de 10 minutos en total. Así que si necesitas una buena merienda en poco tiempo, esta será tu mejor opción. Cabe destacar que también se puede recurrir a los minitabacos como entrada o bien, como guarnición. Recuerda no rellenar demasiado las hojas para que luego te resulte fácil enrollarlas.

Cabe destacar que en estas recetas no se indican cantidades específicas, ya que estas pueden variar según el número de comensales y el tipo de comida que se realice. No es lo mismo una ración para una persona que para 3 o 4 comensales. Asimismo, hay que tener en cuenta que el relleno nunca añadirse en cantidades exageradas; es preferible añadir poco y corregir, que añadir demasiado y tener que retirar luego.

Ingredientes

  • Hojas de espinacas
  • Queso de cabra
  • Condimentos: pimienta negra
  • Opcional: ralladura de manzana, miel

Preparación

  1. Lava y escurre bien las hojas de espinacas.
  2. Aparte, toma el queso de cabra y añádele un poco de pimienta negra. Si lo deseas, puedes añadir también un poco de miel.
  3. Toma una hoja de espinaca y procede a colocar, con ayuda de una cucharita, el queso, haciendo una línea recta. Trata de que quede en el centro de la hoja para que, al enrollarlo, no se salga por los extremos. En caso de que hayas decidido añadir la ralladura de manzana, incorpora solamente una cucharadita o menos en cada minitabaco.
  4. Para que no se deshagan, puedes insertarles un palillo. De esta manera, quedarán fijos.

Los wraps de lechuga, fruta y hortalizas se pueden comer en frío en cualquier momento del día. Se trata de una comida ligera que, además, es muy fácil de preparar, lo cual es perfecto para aquellas personas que no se sientan muy atraídas por el arte culinario o bien, no gusten dedicarle demasiado tiempo.

El secreto está en mantener un balance en el relleno y en no añadir demasiado aderezo, ya que al primer bocado puede chorrear y causar mala impresión. Ojo, esto no quiere decir que no podamos añadir tanto relleno como queramos, sino de una simple sugerencia para conseguir disfrutar mejor de la comida.

Te puede gustar