Yoga infantil: grandes beneficios para tu hijo

Los valores que promueve el yoga son fantásticos. En una clase yoga infantil se respira paz y alegría. Es un ambiente paciente que genera un clima de respeto, amistad, tolerancia y generosidad.

Los grandes beneficios del yoga infantil es contribuir al bienestar tanto físico como psicológico de los más pequeños de la casa. Es necesario tener paciencia y constancia para incorporar a los niños en estas prácticas y poder lograr el equilibrio necesario.

En estos casos, el instructor desempeña un papel importante, ya que, debe utilizar herramientas adecuadas para mantener motivados a los niños durante los ejercicios. Para ello, se requiere que sea creativo, enérgico y alegre. Debe disfrutar con ellos de esta actividad y hacerles sentir que cada uno es un ser maravilloso.

El yoga es un estilo de vida que contribuye de manera significativa con el equilibrio mental y la autoestima. De la misma forma aumenta la concentración y ejercita la memoria. También apoya el crecimiento personal. Todo ello te permite descubrir tu potencial, liberándote de pensamientos y emociones negativas.

Grandes beneficios del yoga infantil

La palabra yoga proviene del sánscrito y significa unir (cuerpo, mente, y alma). Los beneficios del yoga son muy importantes en el campo de la salud corporal y mental. A continuación, mencionamos algunos.

Aumento de la autoestima

 

Al realizar la práctica del yoga constantemente, el niño va descubriendo su espacio interior, lo que le permitirá conocerse mejor e ir cambiando a medida que vaya evolucionando. También, aprenderá a conectarse con el aquí y el ahora. Esto le ayudará a aceptar el presente.

Por consiguiente, podrá disminuir la ansiedad y la depresión acumuladas tanto en el aspecto físico como mental. De esta forma logrará un empoderamiento de las situaciones difíciles y tomará decisiones acertadas en la resolución de cada caso en particular. Todo ello va afianzando la confianza en sí mismo e incrementa su autoestima.

Descubre: Tips para aumentar la autoestima en tus hijos

Mejora la concentración

La práctica de las diferentes posturas mejora la concentración. El tiempo que se invierte en cada posición, requiere que la persona se centre y conecte con cada parte de su cuerpo. Así puede mejorar la postura y mantenerse más tiempo en la misma.

Por lo tanto, es beneficioso para tu hijo, ya que puede aplicar esta técnica de concentración en todas las actividades rutinarias, tanto en el hogar como en la escuela. Esto le ayudará a lograr grandes éxitos en sus resultados.

Manejo de las emociones

Los ejercicios de meditación que se realizan en el yoga despiertan la conciencia, lo que es indispensable para liberarse de emociones destructivas como la ira, la depresión o el miedo, entre otros.

En este aspecto, es importante que los hijos crezcan con sentimientos como la gratitud, amor y paz. El manejo de las emociones les permite mantener el sistema nervioso relajado y un estado de tranquilidad. Todo ello conlleva a tener paz en su conciencia e incluso mejora la capacidad para conciliar el sueño en las noches.

Influye sobre el  sistema inmunitario

El sistema de cada ser humano esta interconectado entre el cuerpo, la mente y el espíritu. Así pues, si el plano mental se ve afectado por algún problema, se refleja en el físico; igualmente sucede con las afecciones en el plano físico: también afectan a nivel mental.

Mantener este equilibrio no es nada fácil. Sin embargo, con las prácticas constante del yoga se fortalece el sistema inmunitario  y el sistema muscular.

Mantiene la flexibilidad y la postura

Otro de los beneficios de incluir el yoga como rutina diaria es que ayuda a fortalecer el cuerpo, manteniéndolo flexible y saludable. Las posturas, inspiradas en elementos de la naturaleza como los animales o las plantas, facilitan a los niños la conexión directa con su cuerpo.

Para comprobar los grandes beneficios del yoga infantil es fundamental que intenten practicarlo y lo adopten como hábito.

Lee este artículo: Descubre cómo tener mayor elasticidad en los músculos

Conclusiones

En la sociedad en que vivimos en la actualidad predomina la tensión. Por esto te recomendamos que inicies a tu hijo desde pequeño en la práctica de yoga. Con el tiempo podrás notar en él los grandes beneficios del yoga infantil. Este refuerza su desarrollo y ayudará a que se convierta en un adulto con bienestar físico y emocional.

Para finalizar, la práctica de yoga en los pequeños les ayuda a conectar con su interior, con su corazón; les enseña a quererse y aceptarse tal y como son. No olvides que lo más importante es que se hagan estas prácticas en familia, ya que los padres son el ejemplo de los hijos. Si tu hijo las hace de manera aislada, los resultados no serán los mismos.