Yogur griego casero

Para el proceso de fermentación es muy importante que conservemos el yogur en un frasco herméticamente cerrado y que lo coloquemos en un lugar cálido y sin cambios de temperatura

El yogur griego es una de las preparaciones más antiguas y deliciosas que hemos llegado a heredar. Hoy en día se consiguen con mucha facilidad en el mercado, sin embargo, aún hay quienes prefieren hacerlo en casa. Y es que hacer un yogur griego casero no es complicado en absoluto.

Ya sea porque tengas una yogurtera y quieres aprender a hacer tu propio postre, o porque prefieres las cosas hechas en casa, te enseñaremos a hacer un yogur griego casero, no importa si no tienes las herramientas específicas.

Cierto es que las yogurteras facilitan mucho el proceso de elaboración de cualquier tipo de yogur, pero si no tienes una, no te preocupes, para esta receta prescindimos de dicho electrodoméstico. Recuerda seguir nuestros consejos y los pasos al pie de la letra, tendrás un resultado maravilloso.

Cómo hacer yogur griego casero

Leche

Para hacer un delicioso yogur griego casero no necesitas apenas ingredientes, además, son muy fáciles de conseguir, incluso es posible que los tengas a mano en casa.

  • 900 ml de leche entera
  • 100 ml de nata
  • 1 yogur natural

Para las personas que cuentan con la yogurtera esto es pan comido, solo deberán mezclar cada uno de los ingredientes, depositar el resultado en un vaso y dejar fermentar por lo menos durante 8 horas antes de filtrar el contenido.

Lee también: El postre más saludable para tu cuerpo: yogur con papaya

Cómo hacer el yogur sin yogurtera

En caso de que no cuentes con una yogurtera, relájate, el proceso es muy sencillo. Vamos a explicarlo paso a paso:

  1. Mezcla en una olla honda todos los ingredientes y ponlos a hervir a fuego medio. La temperatura ideal para hacer esta preparación es de 85ºC, por lo que te recomendamos usar un termómetro.
  2. Debes dejar la olla en el fuego hasta que de la mezcla empiece a salir humo, justo antes de que hierva. Retírala del fuego y deja reposar por unos 13 minutos, o el tiempo que le toque llegar a la temperatura de 45ºC.
  3. Una vez ha alcanzado la temperatura ideal, vierte el contenido en recipientes con tapa y déjalos fermentando durante un mínimo de 8 horas.
  4. Reserva los recipientes rellenos con el yogur en el lugar más cálido posible, una vez termine este proceso, el yogur como tal estará listo.

Para lograr el yogur griego solo te falta filtrarlo. Toma una gasa o un paño de algodón (no debes haber usado en él detergentes o suavizantes) y cuela el yogur. Este proceso puede durar varias horas, por lo que te sugerimos refrigerar el yogur mientras se cuela.

Una vez que finalice, tendrás en el paño tu yogur griego casero listo para servir y en el recipiente que usaste para colar, un suero de leche que puedes consumir de esta forma o puedes también usarlo en otras recetas.

Consejos útiles

Yogur griego casero

Para que el resultado sea perfecto, ten en cuenta estos dos consejos adicionales:

  • En caso de que no cuentes con recipientes con tapa, usa un vaso o cualquier otro tipo de frasco y tápalo con un paño o con papel film. La idea es que quede bien asegurado para que no se le filtre el aire.
  • Para dejar fermentando el yogur, te recomendamos usar el horno, pues este permanece sellado y no recibe corrientes de aire.

Conoce 3 desayunos perfectos para una dieta balanceada

Beneficios del yogur griego

Ahora que ya sabes cómo hacer tu yogur griego casero, es el momento de que conozcas algunos de sus beneficios, y son muchos. Estos son solo algunos de ellos:

  • Tiene un bajo nivel de lactosa, por lo que resulta más fácil de digerir que otros productos lácteos.
  • Es rico en probióticos, ideales para mantener la flora intestinal en perfecto estado.
  • Tiene una buena cantidad de calcio, por lo que ayuda a prevenir la osteoporosis.
  • También tiene una buena cantidad de yodo, necesario para el buen funcionamiento de la tiroides.
  • Ofrece un elevado aporte proteico, que favorece el crecimiento celular.
  • Es una fuente de vitamina B12, necesaria para la salud cerebral.

Ahora que ya conoces algunos de los beneficios del yogur griego, seguro que te animas a hacerlo en casa, ya has visto que es muy fácil.