¿Cómo hacer un yogur natural en casa fácilmente?

27 agosto, 2017
Este artículo fue redactado y avalado por la pedagoga en educación física y nutricionista Elisa Morales Lupayante
Elaborar nuestro propio yogur en casa es la forma más sana de consumir este postre sin tener que preocuparnos por posibles aditivos que puedan poner en riesgo nuestra salud.

Si hay un producto que se lleva de maravilla con la flora intestinal, sin duda, es el yogur natural, a pesar de que algunas investigaciones, como esta realizada por el Centro Médico Universitario VU (Holanda), hagan hincapié en la necesidad de seguir mejorando estos elementos de manera definitiva.

¿Por qué conformarte con lo que hay en el supermercado cuando puedes hacerlo a tu gusto?

Dicen que para que las cosas estén bien hechas, debemos hacerlas nosotros mismos. ¿Quieres un yogur casero, económico y fácil de preparar? ¡Hazlo!

El yogur natural no es nada más que leche fermentada, es decir, millones de bacterias que se convierten en ácido láctico.

Si te involucras en su preparación puedes controlar los ingredientes, sobre todo la cantidad de azúcar y los conservadores.

El objetivo es que sea beneficioso para la salud y que tengas las seguridad de que el producto que consumes no tiene ingredientes industrializados.

Las empresas llenan de colorantes y aromatizantes los yogures para darles sabor, aroma y un color que nos atrapa, pero ¿es real?

No hay nada como saborear una rica consistencia cremosa mezclada con fruta y ver como se tiñe de forma natural.

¡Tranquilo! Si lo tuyo no es precisamente cocinar, no te preocupes que la receta para preparar yogur natural es de lo más sencilla.

La clave está en tres pasos: coloca, mezcla y espera, prácticamente ¡se hace solo!

Cómo elaborar yogur natural

yagur natural

Los ingredientes que necesitas son:

  • 2 litros de leche entera
  • ½ taza de yogur natural sin azúcar (100 g)
  • 1 cucharada de azúcar (10 g)

Preparación

  • Coloca la leche entera en una olla y ponla a calentar. No dejes que hierva, ya que cambiaría el sabor del yogur natural. Mantenla durante 10 minutos a unos 90 ºC para que se pasteurice.
  • Justo antes de que hierva, apaga la flama y deja que enfríe. Con ayuda de un termómetro verifica que este a unos 40 ºC. En caso de no tener termómetro, mete el dedo meñique en la leche y si puedes contar 20 segundos sin quemarte ¡está en su punto!
  • Añade la cucharadita de azúcar y remueve de manera uniforme.
  • Vierte el yogur y bate muy bien hasta obtener una mezcla homogénea.
  • Vacía en un molde y tapa con papel aluminio para después envolver con un trapo de cocina.
  • Deja el molde bien tapado durante 4 horas para que empiece el proceso de fermentación.
  • Abre y escurre el suero que soltó y, con ayuda de una cuchara, bate la mezcla.
  • Finalmente, ponlo en un recipiente con tapa y déjalo en el refrigerador durante la noche.
  • ¡Al despertar tendrás tu yogur!

¿Quieres conocer más? Lee: 8 beneficios que obtienes por incluirlo en tu dieta

Toma nota

  • El yogur y la leche deben ser frescos.
  • Cuando viertas el yogur natural, la leche no debe estar fría, ya que las bacterias necesitan calor, pero tampoco muy caliente porque se destruyen. No obstante, existen bacterias lácteas que son termoresistentes y que, según este estudio realizado por el Tecnológico de Estudios Superiores de Ecatepec (México), podrían servir para el desarrollo de cultivos inhibidores de microorganismos patógenos.
  • Por ningún motivo interrumpas el proceso, una vez que este tapado.

Beneficios del yogur natural casero

Yogur natural

  • Contiene nutrientes como: potasio, vitamina A, fósforo y calcio. Altos niveles de proteína.
  • Al ser una fuente rica en calcio, previene la osteoporosis, tal y como afirma este estudio realizado por la Universidad Estatal de Michigan (Estados Unidos).
  • Se cree que efuerzan el sistema inmunitario, según afirma este estudio realizado por la Vanderbilt University School of Medicine (Estados Unidos). Sin embargo, se recomienda cautela, debido a la falta de estudios suficientes.
  • Limpia la flora intestinal y permite que se absorban mejor los nutrientes.
  • Reduce el colesterol en la sangre, por lo que evita el riesgo cardiovascular. Así lo afirma este estudio realizado por la Tianjin University of Traditional Chinese Medicine (China).
  • Trata la gastroenteritis y la diarrea, según afirma este estudio realizado por el Hospital Regional Universitario Carlos Haya (España).
  • Sus propiedades benefician a la piel gracias al ácido láctico. Este estudio publicado por la Biblioteca Nacional de Medicina e Institutos de la Salud de Estados Unidos lo confirma.

Lee también:Remedios caseros con leche

Además…

  • Los probióticos equilibran los linfocitos, además de regular la producción de citoquinas (según sugiere este estudio de la Universidad de Granada) que se encargan de regular la función de las células. Esto ayuda a controlar la intolerancia a la lactosa, según afirma la Universidad Oberta de Catalunya en este estudio.
  • Combate el sobrepeso y la obesidad.
  • ¿Infecciones vaginales? Gracias a los lactobacilos que se producen en la fermentación de yogur natural, evitan que las bacterias se multipliquen en caso de contraer un hongo. De hecho, estas propiedades fueron comprobadas en un estudio publicado por el Long Island Jewish Medical Center en la revista Annals of Internal Medicine, el cual concluyó que la ingesta diaria de 8 onzas de yogur rico en Lactobacillus acidophilus disminuyó tanto la colonización como la infección por candidiasis.
  • El yogur no puede faltar después de hacer ejercicio, pues sus altas cantidades de proteínas y carbohidratos.

¿Necesitas alguna otra razón para hacer tu propio yogur natural en casa? Anímate a seguir los pasos para hacerlo en casa y comprueba por ti misma todas sus propiedades para la salud. ¡Te encantará!

  • Hilton, E., Isenberg, H. D., Alperstein, P., France, K., & Borenstein, M. T. (1992). Ingestion of yogurt containing Lactobacillus acidophilus as prophylaxis for candidal vaginitis. Annals of Internal Medicine. https://doi.org/10.7326/0003-4819-116-5-353
  • Yang, Y. J., & Sheu, B. S. (2012). Probiotics-Containing Yogurts Suppress Helicobacter pylori Load and Modify Immune Response and Intestinal Microbiota in the Helicobacter pylori-Infected Children. Helicobacter. https://doi.org/10.1111/j.1523-5378.2012.00941.x
  • Adolfsson, O., Meydani, S. N., & Russell, R. M. (2004). Yogurt and gut function. American Journal of Clinical Nutrition.
  • Tribby, D. (2009). Yogurt. In The Sensory Evaluation of Dairy Products. https://doi.org/10.1007/978-0-387-77408-4_8