Zanahorias de hojaldre

Mariela Ibarra 17 julio, 2015
Procura que no queden huecos en la masa a la hora de enrollar el hojaldre, ya que esto complicaría el proceso de rellenado y se saldría el mismo

Una de las mejores cosas de cocinar es que puedes ser muy creativo y divertirte en el proceso. Como muestra, te traemos estas curiosas y suculentas zanahorias de hojaldre.

Puedes usar esta receta para ofrecer una cena diferente o para alguna fiesta. Solo debes dejar volar tu imaginación.

Esta es una excelente propuesta para enseñar a los niños a comer verduras. Puedes rellenarlas con una cantidad muy variada de ingredientes que les darán un sabor único y especial.

A pesar de que parecen un poco complejas la realidad es que se puede lograr un resultado que luzca muy bien sin el mayor esfuerzo. ¿Quieres intentarlo?

Receta de zanahorias de hojaldre

Ingredientes necesarios

  • 1 lámina de hojaldre
  • 1 huevo
  • 1 cucharada de mantequilla
  • Colorantes para alimentos (Color naranja)
  • 1 hoja de perejil

Para el relleno

  • 1 cucharada de perejil picado finamente
  • 100 g de queso Philadelphia.
  • 80 g de atún

 

¿Cómo preparamos las zanahorias de hojaldre?

Zanahorias-hervidas

La preparación de esta deliciosa receta es muy simple, y los materiales sugeridos anteriormente te alcanzarán para 4 porciones.

  • Lo primero que debes hacer será extender tu hoja de hojaldre sin romperla. Normalmente vienen en forma de cuadrado o de rectángulo. Corta la masa en tiras de unos 2 centímetros de ancho.
  • Procura hacerlo a lo largo de la masa, así tendrás tiras más largas y más masa para trabajar tus zanahorias.
  • Usa un recipiente de hojalata en forma de cono como molde,  por ejemplo, las boquillas para decorar. Lo importante es que se puedan meter al horno sin que se dañen, así que olvida los recipientes plásticos.
  • Bate el huevo en un bol pequeño y úntalo en la superficie de las tiras de hojaldre usando un pincel de cocina.
  • Cubre el molde con mantequilla para evitar que la masa se adhiera a él y enrolla una tira por cada molde.
  • Trata de cubrir la mayor cantidad de superficie del mismo, sin llegar a cubrirlo por completo.
  • Procura que no queden espacios entre la masa, pues se saldrá el relleno por estos. Esto se logra sobreponiendo un poco de la masa que vas enrollando sobre la que ya se encuentra en el molde en la medida en que vas dando los giros para crear la forma de la zanahoria.
  • Precalienta el horno a 200 °C para que esté listo al momento de hornear.
  • En un vaso con agua tibia agrega el colorante. Puedes usar las opciones en gotas o en polvo.
  • Si no consigues el naranja puedes comprar uno rojo y uno amarillo para lograr esta tonalidad.
  • Ahora pinta con esto la superficie de cada uno de los conos y ponlos sobre una bandeja cubierta con papel para hornear.
  • Cuando los tengas todos listos coloca la bandeja en el horno y deja que se cocinen unos 10 minutos.
  • Cuando estén listos, sácalos del horno y déjalos enfriar.
  • Una vez fríos retíralos del molde y ya tendrás la forma de tus zanahorias de hojaldre.

Ahora puedes proceder a preparar el relleno.

  • Para el relleno pon en un recipiente el atún y el queso.
  • Incorpora estos ingredientes lo mejor que puedas. Si lo prefieres, puedes incorporarlos en la licuadora ayudándote con un poco de mantequilla derretida.
  • Añade también el perejil para darle un sabor a hierbas.
  • Después prueba el relleno, corrige la sal de ser necesario y agrégale pimienta en caso de que lo prefieras.
  • La idea es que obtengas una mezcla de contextura cremosa con tus ingredientes.
  • Cuando tengas la textura deseada puedes proceder a rellenar cada una de las zanahorias.
  • Decora con una ramita de perejil la parte más ancha de tu zanahoria de hojaldre para imitar las hojas de la zanahorias normales y ya se encuentran listas para servir.
Hojaldre

Consejos adicionales

  • Recuerda usar los colorantes de origen vegetal. En caso de que prefieras no usar el colorante puedes hacerlo, aunque no obtendrás el color de la zanahoria.
  • Puedes improvisar tus moldes con cualquier material, por ejemplo papel aluminio, lo importante es que conserve la forma cónica, para imitar la estructura de la zanahoria y que sea de un material compatible con el proceso de horneado.
  • Puedes jugar a crear diferentes clases de rellenos, prueba con otros quesos y legumbres.

Sirve varias opciones en la misma cena. Verás como todos se divierten buscando qué hay en cada una de ellas.

Te puede gustar