Zonas erógenas del hombre

Las zonas erógenas del hombre son mucho más sensibles de lo que pensamos, por lo que debemos estimularlas con cuidado y suavidad para lograr el efecto deseado

No es ningún secreto que las mujeres tienen puntos de placer muy específicos en su cuerpo. Sin embargo, es posible que se sorprenda al saber que el cuerpo masculino también tiene zonas erógenas particulares.

Si se estimulan hacen que sus orgasmos sean más poderosos y su vida sexual será mejor que nunca.

El orgasmo es el alivio de la tensión sexual, y la tensión se crea mediante un aumento y variación gradual del tacto y la presión en sus puntos de pasión.

Lamer, morder y luego agregar sensaciones de calor o frío al chupar un cubo de hielo o beber té caliente lo volverá loco.

Acércate a los sorprendentes lugares de placer masculino que te podrías estar perdiendo.

Orejas

A muchos hombres les encanta cuando les tocan las orejas. A menudo es un área olvidada que puede calmarlo o emocionarlo.

  • Simplemente coloca tu pulgar e índice en el lugar donde el lóbulo de su oreja se conecta con el tejido cerca de su cara.
  • Entonces, tira hacia abajo suavemente y deja que tus dedos se deslicen para que puedas comenzar de nuevo. Cúbrelo con palabras sensuales y usa los lóbulos de sus orejas para excitarlo.

Ya uses los dedos, los labios o los dientes, sé suave y sin duda obtendrás un resultado satisfactorio.

Abdominales bajos

Abdominales bajos

Comienza con su ombligo y mueve las manos hacia el sur.

El área del abdomen entre el ombligo y la pelvis es un área divertida para tentar y, a medida que la sangre fluye hacia la pelvis y se acumula la tensión sexual, es un buen lugar para estimular.

Al pasar de los genitales a otras áreas y luego de vuelta generarás tensión sexual en todo el cuerpo.

Te recomendamos leer: Las formas de lograr más placer al tener sexo

Muslos internos

Piensa en sus muslos internos como el “envoltorio del regalo”. Tocar en esta zona puede ponerlo de buen humor.

  • Mueve lentamente las puntas de los dedos hacia arriba y hacia abajo por la cara interna de los muslos.
  • Sigue el contorno de la grieta de su muslo, sensualmente moviendo tu índice y dedo medio hacia arriba y abajo de este punto caliente.
  • Propina unos pocos golpes suaves antes de presionar la palma de su mano en la parte superior del muslo para comenzar de nuevo con tus dedos.

La mente

La mente

Susurra algo sexy en su oído. La mente es una poderosa zona erógena para los hombres.

 Cuando su mente comienza a emocionarse, su cuerpo sigue su ejemplo.

La nuca y el cuello

Usar una pluma, los dedos o cualquier toque suave en el cuello y el área de la clavícula puede aumentar su excitación. También se aconseja mezclar ambas.

  • Piensa en estimular dos áreas a la vez. Por ejemplo, frotando ligeramente su cuello o mordisqueando un lóbulo de la oreja mientras también deslizas las manos hacia el sur.
  • Piensa creativamente sobre la combinación. A algunos hombres les encanta cuando pasas suavemente las uñas justo debajo de la línea del cabello.

Labios

Labios

La cuestión de los besos es que nunca debes darlo por hecho, sino saborear cada momento. Es la pasión transmitida lo que lo excita y lo pone de humor para una noche de sexo salvaje.

Sacro

Siempre es más sexy cuando sabes que estás volviendo loco de placer a tu hombre. Descubre cómo presionar sus botones con estas zonas erógenas no tan obvias del cuerpo masculino.

El sacro es ese pequeño triángulo al final de su médula espinal, justo sobre el trasero. Intenta acariciarlo o pasa tus dedos o uñas sobre él. Lo tomarás por sorpresa y apreciará la espontaneidad.

Pene

Besar

El pene es conocido por ser la zona erógena masculina más sensible. Sin embargo, no es solo uno, sino cuatro los lugares que puedes estimular.

No obstante, cada una de estas áreas necesita un tipo diferente de estimulación para obtener lo mejor de ellas:

  • La cabeza responde mejor a la fricción, a la succión y al calor.
  • El eje, especialmente el lado inferior, reacciona ante la caricia y la fricción.
  • El rafe, que se encuentra justo debajo de la cabeza en la parte inferior. Es increíblemente sensible para los hombres y puede ser extremadamente excitante para él.
  • La base es la parte menos sensible del pene, por lo que se necesita un poco de presión en lugar de golpes ligeros.

Escroto

Muchas mujeres tienen la idea errónea de que los testículos son puntos calientes para los hombres, pero la verdad es que no son los testículos, sino el tejido que los rodea.

De hecho, si te enfocas en los testículos, puede ser bastante doloroso para él. Eso significa que es crucial manejar esta zona suavemente. Para mayor placer, ve por la línea que corre por el centro.

Ver también: ¿Muñecas sexuales como alternativas para el placer?

Perineo

Perineo

Esta es el área entre su escroto y la abertura anal, que está en el extremo opuesto de su próstata.

Esto significa que cuando lo masajeas suavemente, puedes estimular indirectamente su punto G.

Sin embargo, ten cuidado, tu hombre también podría estar en contra de cruzar esa línea, así que procede lentamente y lee sus reacciones.

Punto G masculino

Es una glándula dentro de su cuerpo ubicada detrás de los testículos que puede hacer que su orgasmo sea mucho más poderoso cuando se lo estimula.

No obstante, debido a que está en el interior, no es fácil de alcanzar. Una forma de hacerlo sería a través de su apertura anal, con la que no muchos hombres estarían de acuerdo, por lo que debes hablar con él de antemano.

[featured-post url=”https://mejorconsalud.com/6-posiciones-sexuales-mas-placenteras/”]

Categorías: Pareja Etiquetas: