Zonas erógenas de la mujer

María Eugenia Thomas · 4 junio, 2020
Son muchas las zonas erógenas desconocidas en el cuerpo femenino. Te ayudamos a descubrir cómo volver loca a tu pareja en el siguiente artículo. ¡No te lo pierdas!

Hay muchas zonas erógenas en las mujeres, algunas de ellas, desconocidas. Se considera que estas tienen una mayor sensibilidad y pueden provocar una respuesta sexual cuando se estimulan debidamente.

No obstante, es importante ir más allá de las áreas obvias de activación y explorar todo el cuerpo de tu pareja para buscar la mejor forma de obtener el placer.

Profundicemos al respecto en el siguiente artículo.

Zonas erógenas de la mujer

1. Las orejas

Aunque no se considera que las orejas sean muy eróticas, lo cierto es que pueden jugar un papel importante en los temas relacionados con el sexo. Esto se debe a que son muy sensibles al tacto debido a la gran cantidad de receptores sensoriales.

Debido a todas estas terminaciones nerviosas, acariciarlas tiene la capacidad de producir excitación en muchas personas.

  • Toca suavemente sus orejas. Usa tu lengua para trazar la oreja externa, y mordisquea suavemente el lóbulo.
  • Besa suavemente el lóbulo de la oreja, o sostenlo ligeramente en tu boca y masajéalo con tus labios.

2. Los labios

Pareja junta besándose

Los labios son las zonas erógenas más expuestas y están repletas de terminaciones nerviosas ubicadas muy cerca de la superficie de la piel. Según expone este estudio realizado por la Dra. Piccini, su rol asociado a la seducción existe desde hace siglos y puede verse reflejado en el color rojo de la mayoría de los labiales.

  • Los besos en la boca son siempre los más románticos. Conseguirás que se sienta como una princesa si la besas en los labios, primero de forma suave y delicada, y conforme avance el juego, de manera más fogosa y apasionada.

Te recomendamos leer: 5 consejos para conservar a tu pareja

3. El cuello

El cuello es otra de las zonas erógenas preferidas tanto en hombres como en mujeres. Puedes probar a besarla en esta parte del cuerpo, seguro que le encanta. No obstante, ten cuidado con los moratones.

Aunque a muchas chicas les gusta, otras tantas los odian porque no los consideran estéticos. Habla con ella primero y pregúntale que es lo que prefiere, puesto que si lo haces sin consultar podría enfadarse.

4. Los senos

senos

Esta zona es una de las más obvias, con diferencia. Procura no ser demasiado brusco cuando lo hagas, eso sí. Puede que te veas a ti mismo como un amante experimentado, pero recuerda que la vida real no es como en las películas porno.

Los senos no dejan de ser una parte del cuerpo muy delicada. Ve poco a poco y, si a ella le gusta, te irá guiando. 

5. Los muslos internos

Los muslos internos, al estar cerca de la vagina, se consideran una de las zonas erógenas más excitantes. Puede ayudar a que tu pareja se excite si vas acariciándola poco a poco, despacio. Después, prueba a ir subiendo e intercala las caricias con los besos.

Te servirá para ir marcando terreno y descubrir si se siente cómoda contigo o no.

6. La vulva

8 alimentos que tu vagina necesita que comas

Es la zona erógena más conocida, junto con los senos. En este caso, puedes ayudarte de la estimulación, ya sea manual u oral. No olvides, de la misma forma, prestarle atención al clítoris.

Este pequeño órgano suele ser ignorado por muchos hombres, que simplemente se apresuran a la vagina sin conocer siquiera el cuerpo de la mujer. Si sabes cómo estimular y manejar esa parte de su cuerpo, la tendrás ganada.

Ver también: Picor vaginal: 4 formas de tratarlo eficazmente

Escúchala y no te centres solo en lo que sabes

Más que cualquier zona erógena femenina, lo que debes tener en cuenta es, básicamente, lo que a ella le guste. Aunque por lo general las partes del cuerpo que generan mayor excitación suelen ser las mismas en todas las mujeres, cada una es diferente a nivel particular.

Por ello, no debe darte vergüenza preguntarle qué es lo que le gusta. De la misma forma, si notas que ella no está cómoda o no se encuentra bien, lo mejor es que pares. Puede que no se sienta a gusto y no se atreva a decírtelo, por lo que nunca está de más preguntárselo.

Si creas un clima adecuado de confianza y tranquilidad, todo irá sobre ruedas. El sexo no es como el de las películas: hay muchas cosas en juego y es importante que los participantes estén a gusto.

  • Nummenmaa, Lauri & Suvilehto, Juulia & Glerean, Enrico & Santtila, Pekka & Hietanen, Jari. (2016). Topography of Human Erogenous Zones. Archives of Sexual Behavior. 45. 10.1007/s10508-016-0745-z.
  • Komisaruk,B. R.,& Whipple, B. (2005). Functional mri of the brain during orgasm in women. Anual Review of Sex Research, 16,  6286.
  • Schober, J.; Weil, Z.; Pfaff, D. (2011). “How generalized CNS arousal strengthens sexual arousal (and vice versa)”. Hormones and Behavior59 (5): 689–695.
  • Jerrold S. Greenberg, Clint E. Bruess, Sara B. Oswalt (2014). Exploring the Dimensions of Human Sexuality. Jones & Bartlett Learning. pp. 102–104. ISBN 1449648517.
  • Piccini, Meghan., Zito, Patrick.(2020).Anatomy, Head and Neck, Lips. https://www.ncbi.nlm.nih.gov/books/NBK507900/