Zuccotto de fresas

Para conseguir un acabado perfecto y que los sabores se degusten bien, es conveniente que el bizcocho repose al menos doce horas. Por ello, conviene prepararlo con bastante antelación.

¿Te gustaría preparar un postre típico de la región italiana de Toscana? El zuccotto de fresas se hace con una base de bizcocho bañado con alcohol, nata o queso ricota, chocolate y fresas. ¡Es una delicia! En el siguiente artículo, te contaremos cómo se hace y con qué acompañarlo para que te conviertas en el repostero favorito de tu familia.

Receta básica de zuccotto de fresas

Para este primer acercamiento al postre tradicional de Florencia, solo necesitas un puñado de ingredientes. ¡El resultado es exquisito!

Ingredientes

Para la base:

  • 1 paquete de soletillas
  • azúcar y agua para el almíbar
  • 1 poco de licor al gusto

Para el relleno:

Para la decoración:

  • nata
  • fresas

Preparación

poke cake de fresas

  • Lo primero que hay que hacer es el almíbar. Para ello, pon a calentar agua y azúcar en un cazo hasta que quede de color marrón y se espese. Echa el alcohol que desees (si no lo van a consumir los niños).
  • Empapa las soletillas en el almíbar cuando haya templado.
  • Forma una base con la mitad de las soletillas bañadas en el molde que vayas a utilizar. Si es ovalado, mejor.
  • Cubre con papel film y ponla en la nevera.
  • Mientras tanto, prepara el relleno: Corta las fresas en rebanadas. Monta la nata con el queso mascarpone y haz una mezcla con las frutas.
  • Rellena el molde que habías puesto a enfriar.
  • Forma una segunda capa de soletillas bañadas y ponla en el congelador una hora.
  • Monta la nata para la decoración y corta en rebanadas las fresas.
  • Espárcelas por encima del zuccotto de fresas y vuélvelo a poner en la nevera hasta servirlo. Media hora será suficiente tiempo.

Otra manera de preparar el zuccotto de fresas

Después que hayas hecho la opción básica, podrías variar haciendo esta alternativa. Además de fácil, es la receta clásica. No obstante, lleva más ingredientes y hacerla, más tiempo.

Ingredientes

Para el bizcocho:

  • 6 huevos
  • 200 gramos de azúcar
  • 180 gramos de harina
  • 1 pizca de sal
  • 20 gramos de cacao

Para el primer relleno:

  • 500 gramos de queso ricota
  • 75 gramos de azúcar glas
  • 75 gramos de chocolate negro
  • 50 gramos de cerezas en almíbar
  • 200 gramos de fruta confitada

Para el corazón de trufa:

  • 125 gramos de chocolate negro
  • 250 gramos de nata líquida
  • 2 cucharadas de azúcar

Para el segundo relleno:

  • 200 ml de nata para montar
  • 35 gramos de azúcar
  • 4 cucharadas de mermelada de fresas
  • 3 hojas de gelatina

Para el merengue italiano (cobertura):

  • 2 claras
  • 140 gramos de azúcar
  • 40 ml de agua
  • ¼ cucharadita de zumo de limón

Extras:

Preparación

bizcocho fresas

  • Primero, prepara el bizcocho: Precalienta el horno a 180°C. Engrasa y forra un molde con papel de horno. Tamiza la harina, el cacao y la sal. Resérvalo.
  • En un recipiente, bate los huevos con el azúcar usando varillas eléctricas durante unos 10 minutos. Echa los ingredientes tamizados y sigue removiendo. Viértelo en el molde y cocínalo por 30 minutos. Comprueba con un palillo si ya está listo. Retíralo del horno y déjalo enfriar antes de desmoldar y cortar en tres discos.
  • Luego, haz el primer relleno. Bate el queso y el azúcar, y añade el resto de los ingredientes sin dejar de mezclar. Ponlo en la nevera 2 horas.
  • Para el corazón de trufa, funde el chocolate a baño maría o en el microondas. Déjalo enfriar y mézclalo con la nata y el azúcar. Cuando adquiera temperatura ambiente, lo puedes poner en el congelador 2 horas (hasta que se endurezca).
  • Ahora, prepara el segundo relleno. Remoja las hojas de gelatina en agua y caliéntalas unos segundos para que se diluya por completo. Monta la nata con el azúcar y añade la mermelada. Júntala con la gelatina y mezcla bien. Ponla en la nevera.
  • Por último, el montaje: Ya tienes los 3 discos de bizcocho. Forra con papel de cocina un molde redondo. Pon el primer disco para que sea la base. Remoja con el licor elegido y unta con el relleno de ricota. Encima va el corazón de trufa. Cúbrelo con el segundo disco, remójalo con ron y encima esparce el relleno de nata y mermelada. Finalmente, tapa con el tercer disco. Ponlo en la nevera 12 horas. Una hora antes de servirlo, monta el merengue italiano y ponlo encima. Refrigéralo por un poco más de tiempo.