Zumbidos en los oídos: reducirlos mediante la alimentación

Valeria Sabater·
04 Junio, 2020
Este artículo ha sido verificado y aprobado por el médico Nelton Abdon Ramos Rojas al
04 Junio, 2020
Para minimizar la intensidad de los zumbidos en los oídos es conveniente incluir arándanos en la dieta. Estos pueden ayudarnos a reducir la presión arterial
 

Los zumbidos en los oídos son un problema común. Nos referimos en concreto a los tinnitus o acúfenos. Esa percepción intensa de un zumbido o un pitido que no está en el exterior y que puede llegar a ser algo realmente molesto.

El tinnitus, según la American Academy Otolaryngology puede aparecer o desaparecer y experimentarse en uno o en los dos oídos. El origen de este problema puede ser muy diverso. No obstante, una de las causas más comunes es el bruxismo.

Cabe aclarar que los zumbidos en los oídos no son una enfermedad, sino un síntoma. A veces, el oído interno sufre algún tipo de problema o de inflamación y por ello, surgen los zumbidos. Otras veces, estos se deben a la exposición continua a sonidos de alta intensidad.

Para aliviarlos y reducirlos hay varias técnicas, en función de su origen. Por ejemplo, en caso de que se produzcan como consecuencia del bruxismo, necesitaremos una férula dental nocturna. Si hay algún problema de oído, será el otorrino quien nos ofrezca el mejor tratamiento.

 

A continuación, te ofreceremos unas sugerencias para que las tengas en cuenta. Si bien es cierto que no son una “cura” infalible, según la sabiduría popular su consumo puede ayudarnos –de manera más general– a disminuir las molestias.

Alimentos que te ayudarán a reducir los zumbidos en los oídos

Existen diversas técnicas para aplacar o reducir los zumbidos en los oídos. Hay quien encuentra alivio con el “ruido blanco”, mientras que otras personas intentan controlar también sus focos de estrés. De ese modo, se reduce también el problema del bruxismo.

Según la sabiduría popular, los alimentos que ayudan a reducir la hipertensión o la inflamación, por ejemplo, podrían ser de gran utilidad en caso de que los zumbidos se produzcan por este tipo de cuestiones.

Descubre también: Causas y consecuencias del bruxismo

La piña

Beneficios del agua de piña.
 

  • La piña es la mejor fruta antiinflamatoria que podemos consumir. Esto se debe a que tiene un alto contenido de agua y un enzima excepcional: la bromelina.
  • La bromelina tiene tantas posibles aplicaciones que, en la actualidad, se investiga su utilización para tratar y reducir la inflamación de la tendinitis, esguinces, lesiones musculares menores y dolores de garganta u oídos.
  • Si los zumbidos en los oídos son esos enemigos cotidianos, no lo dudes: consume piña natural cada día. 

Los ajos y las cebollas

  • Según las abuelas, tanto las cebollas como los ajos tienen propiedades medicinales que pueden contribuir en el alivio de zumbidos relacionados con otitis.
  • Aunque existen varias recetas de remedios con miel y ajo (o cebolla), es cierto que pueden aprovecharse de la manera más sencilla, es decir, en ensaladas y otros platos. Siempre con moderación.
  • A estos dos alimentos se les atribuyen principalmente propiedades antibacterianas y antifúngicas. También se dice que su consumo puede ayudar a fortalecer el sistema inmunitario.
 

Los arándanos

Arándanos rojos.

Si tienes oportunidad de comprar arándanos naturales y de temporada, la salud lo va a notar. Esta pequeña y deliciosa fruta es rica en varios bioactivos y  antioxidantes y no tiene sodio, pero sí potasio, calcio y magnesio, minerales que contribuyen con la salud cardiovascular y, sobre todo, del corazón.

Se dice que si hay zumbidos en los oídos como consecuencia de una bajada de tensión u otros problemas comunes por el estilo, una dieta rica en alimentos antioxidantes –como los arándanos– podría ser de ayuda.

Los arándanos se pueden consumir al natural, en ensaladas, en bebidas de todo tipo (jugos, batidos, etc.). y hasta en postres.

Una dieta de baja ingesta de sodio podría ayudar a reducir la presión arterial alta, y eso hará que los zumbidos en los oídos desaparezcan.

 

El germen de trigo

Podrás encontrar germen de trigo en tiendas naturales o en la sección especializada del supermercado. Entre sus nutrientes destacan las vitaminas del grupo B que actúan como reguladores del sistema nervioso.

Además, el germen de trigo aporta ácido linoleico, el cual nos apoyaría varias funciones de organismo: la función hepática, la asimilación de las grasas, de azúcares, la presión arterial…

Añadir una cucharada de germen de trigo a batidos o yogures con regularidad puede ayudar a complementar la dieta y mantener a raya molestias como los zumbidos en los oídos.

Descubre: Los efectos del omega 3 en el cerebro

La manzanilla

infusión de matricaria para la cefalea tensional

Aunque beber una taza de manzanilla no hará que los zumbidos desaparezcan al instante, sí puede contribuir con el alivio de las molestias y ayudar a relajar el cuerpo.

 

En caso de que los zumbidos tengan relación con la ansiedad, el estrés o la tensión emocional en general, beber una taza de manzanilla antes de ir a dormir puede ayudar a tener una buena noche de descanso y, al día siguiente, despertar sin zumbidos.

La manzanilla tiene propiedades antiinflamatorias y sedantes, por ello se dice que pude contribuir con el alivio de los malestares más comunes y leves.

¿Y si los zumbidos persisten? ¡Consulta con tu médico!

Si los zumbidos persisten a pesar de todo y consideras que quizás estás sufriendo de tinnitus, será fundamental que consultes con el médico. Luego de que te haya indicado cuál es el diagnóstico, sigue sus indicaciones.

Una vez más, ten en cuenta que los remedios son complementos que pueden ayudar a mitigar las molestias. En ningún caso pueden considerarse como sustitutos para ningún medicamento que el médico haya podido pautar. Por tanto, algunos remedios pueden tenerse en cuenta, pero siempre como complementos a un estilo de vida saludable.

 
  • Piñeiro, E. (2009). La bromelina de la piña, nuevo complemento dietético. Fundación Erosky, 2.
  • Roberts, L. E., Eggermont, J. J., Caspary, D. M., Shore, S. E., Melcher, J. R., & Kaltenbach, J. A. (2010). Ringing Ears: The Neuroscience of Tinnitus. Journal of Neuroscience.
  • Langguth, B. (2011). A review of tinnitus symptoms beyond ‘ringing in the ears’: a call to action. Current Medical Research and Opinion.
  • Ramírez, C. (2016). Efectos Terapéuticos del Ajo (Allium Sativum). Salud y Administración3(8), 39–47.
  • Srivastava, J. K., Shankar, E., & Gupta, S. (2010). Chamomile: A herbal medicine of the past with a bright future (review). Molecular Medicine Reports.