Zumo mixto para reducir el colesterol

Este artículo ha sido verificado y aprobado por el médico Nelton Abdon Ramos Rojas el 27 diciembre, 2018
Daniela Castro · 27 diciembre, 2018
Para eliminar el colesterol es fundamental, además de mejorar nuestros hábitos alimenticios, incluir una rutina deportiva en nuestro día a día y evitar el consumo de tabaco y alcohol.

Para reducir el colesterol, ante todo, es fundamental mejorar los hábitos alimenticios y corregir otros aspectos del estilo de vida.

El colesterol es un tipo de lípido que el cuerpo necesita en cierta cantidad para funcionar de manera óptima. Se produce principalmente en el hígado, y también se obtiene a través de la alimentación.

Una mala alimentación puede promover un exceso de este lípido en la sangre. Y, al igual que cualquier exceso, esto puede perjudicar el organismo.

¿Cuáles son los riesgos de tener el colesterol alto?

Colesterol

Tener un colesterol alto puede conllevar al padecimiento de diversas enfermedades graves y, por ende, un notorio descenso en la calidad de vida. Algunos de los riesgos de sufrir de colesterol alto incluyen:

  • Infarto de miocardio.
  • Sobrepeso u obesidad.
  • Enfermedad vesicular.
  • Hepatopatías e isquemia.
  • Accidente cerebro vascular.
  • Aterosclerosis u obstrucción arterial.
  • Incremento de los niveles de azúcar en la sangre.

Es muy importante actuar cuanto antes para controlar este problema ya que, de salirse de las manos, puede derivar en afecciones crónicas. 

Naranja, manzana, limón y remolacha

Para ayudarte a llevar una dieta sana, nutritiva y deliciosa, te recomendamos que prepares el siguiente zumo mixto. Por tu parte, solo queda aportar un poco de disciplina, paciencia y constancia.

Este zumo de naranja, manzana, limón y remolacha es una fuente natural de antioxidantes, vitaminas, minerales y otros nutrientes que ayudan a limpiar la sangre y eliminar los excesos de colesterol.

Reducir el colesterol con zumo de naranja, manzana, limón y remolacha

Ingredientes

  • 1 manzana.
  • 1 limón.
  • 2 naranjas.
  • 1 raíz de remolacha.

Preparación

Zumo de naranja, manzana, limón y remolacha para reducir el colesterol

  • Paso 1. Pela y trocea la manzana.
  • Paso 2. Corta la remolacha en dados.
  • Paso 3. Corta las naranjas por la mitad.
  • Paso 4. Extrae el jugo de naranja.
Zumo de naranja, manzana, limón y remolacha para reducir el colesterol - 1

  • Paso 5. Exprime el limón.
  • Paso 6. Lleva todo a la licuadora.
  • Paso 7. Procesa los ingredientes hasta obtener una mezcla homogénea.
  • Paso 8. Sirve y disfruta.

Otros consejos para reducir el colesterol

Para reducir el colesterol no solo debemos consumir este zumo, también debemos corregir y mejorar otros hábitos de vida. En cuanto a la dieta, te recomendamos:

  • Disminuir el consumo de huevos y lácteos.
  • Consumir carnes magras como el pescado y el pollo, y proteínas de origen vegetal, como las legumbres y la soja.
  • Eliminar de la dieta los alimentos refinados como, por ejemplo, el azúcar blanco y la harina.
  • Cambiar los aceites vegetales de baja calidad por aceite de oliva. 
  • Ingerir grandes cantidades de fibras vegetales. En especial, frutas y verduras crudas.
  • Aprovechar más el ajo y la cebolla, ya que ambos tienen cualidades que ayudan a regular el colesterol y disminuir la presión arterial.
  • Consumir más alimentos ricos en omega 3, puesto que es un tipo de grasa saludable que impide la acumulación de colesterol en la sangre y contribuye a una buena salud cardiovascular.
  • En caso de sufrir de obesidad o sobrepeso, es muy importante acudir a un nutricionista y seguir sus indicaciones.

Te interesa: 7 tips para tener un corazón sano

Recomendaciones adicionales

Otras sugerencias para reducir el colesterol incluyen: realizar actividad física a diario y evitar los malos hábitos como el tabaquismo y el alcohol. 

Recuerda que es muy importante hacerse chequeos médicos con cierta regularidad para comprobar que los niveles de colesterol están bajando o ya están en sus parámetros normales.

Ojo, estas recomendaciones se deben adoptar como un estilo de vida, ya que si solo se emplean para reducir el colesterol de forma puntual, es probable que después, con los excesos, el problema vuelva a aparecer.