Zumos para tratar la ansiedad

Los zumos para tratar la ansiedad son muy adecuados para reducir los síntomas asociados a esta condición psicológica

¿Has descubierto ya los zumos para tratar la ansiedad? Si bien es cierto que estos remedios naturales no harán desaparecer estos estados psicológicos, nos ayudarán en muchos casos a reducir su incómoda sintomatología.

Tensión, preocupación constante, angustia, síntomas psicosomáticos como cefaleas o dolor de estómago… Todas estas realidades tan conocidas conforman sin duda ese trastorno cada vez más recurrente entre la población.

Así, estudios como el llevado a cabo por los doctores Judith weissman y David Russell, y publicado en el Journal Psychiatric Services, nos revelan que este tipo de trastornos son los más recurrentes entre la población, sin embargo, no siempre damos el paso en busca de ayuda especializada.

Es pues necesario que entendamos un primer aspecto. Ese estrés que no manejamos desencadena tarde o temprano un estado de ansiedad. Si no afrontamos de manera efectiva esta situación caeremos en estados crónicos muy desgastantes.

El primer paso, por tanto, es solicitar ayuda experta. Hay terapias psicológicas, como la cognitiva-conductual, muy adecuada en estos casos.

En segundo lugar, es muy recomendable generar cambios. Llevar hábitos de vida más saludables, practicar el Mindfulness, técnicas de relajación y cuidar al máximo nuestra dieta son enfoques más que necesarios.

Estos zumos para tratar la ansiedad pueden ayudarnos.

Recetas de zumos para tratar la ansiedad

A la hora de llevar a cabo estos zumos para tratar la ansiedad debemos elegir siempre productos frescos y de cultivo orgánico.

Asimismo, es importante recordar que estos remedios formarán parte de una dieta saludable.

Son además propuestas naturales y nutritivas que por sus propiedades, están orientadas a reducir la sintomatología de la ansiedad (no a hacer que desaparezca).

Tomemos nota.

1. Zumo de ajo, cebolla, pimientos y perejil

zumos para tratar la ansiedad

Ingredientes

  • Un manojo de perejil
  • 1 pimientos
  • 1 cebollas
  • 1 dientes de ajo
  • 1 vaso de agua (200ml)

Preparación

  • Limpia y trocea el pimiento.
  • Tritura el diente de ajo.
  • Pica el perejil
  • Trocea la cebolla.
  • Lleva todo a la licuadora y añade el vaso de agua.
  • Remueve hasta que quede una mezcla homogénea.

2. Zumo de pera y avena

zumos para tratar la ansiedad

Este es uno de los zumos para tratar la ansiedad más apropiados para tomar al empezar el día. Es nutritivo y apropiado para toda la familia.

Ingredientes

  • 1 pera madura.
  • 2 cucharadas de avena molida.
  • Miel (5 gr)
  • 1 vaso (200 ml) de infusión de hierbabuena.

Preparación

  • Obtén el jugo de la pera con un extractor.
  • Lleva el zumo a una licuadora junto con la avena y la infusión de hierbabuena.
  • Bate durante un par de minutos para que todos los ingredientes se integren.
  • Añade esa cucharadita de miel.

3. Zumo de papaya y manzana

Este zumo para tratar la ansiedad es uno de los más efectivos y deliciosos. Estudios como el llevado a cabo en la Universidad de Mekelle, por ejemplo y publicado en una revista de etnofarmacología, nos indica que el extracto de la pulpa de papaya tiene efectos sedantes y relajantes.

Ingredientes

  • 1 papaya
  • 1 manzana roja
  • 1 vaso de agua (200 ml)

Preparación

  • Pela y corta las frutas.
  • Introduce las frutas en una licuadora y agregarles un poco de agua para facilitar el licuado.

Otros remedios para tratar la ansiedad

Además de poder mezclarlos para hacer zumos y batidos, existen varios alimentos que de por si nos ayudan a relajarnos. Son los siguientes.

  • Almendras: por ello es que forman parte de varias recetas. Puedes remojar 10 almendras en agua toda la noche, retirar la piel al otro día y hacer leche, para beber todos los días.
  • Bicarbonato de sodio: mezcla 1/3 taza de bicarbonato con 1/3 taza de jengibre en el agua de la bañera. Toma un baño durante algunos minutos en cualquier momento del día.

Bicarbonato de sodio

  • Aceites de girasol, sésamo, coco o maíz: son ungüentos maravillosos para hacer masajes relajantes. Frota en todo el cuerpo para disfrutar del relax.
  • Apio y cebolla: se recomienda consumir más de estos dos vegetales en ensaladas, debido a que tienen beneficios calmantes, debido a sus altas concentraciones de ácido fólico y potasio, cuyas deficiencias son una de las causas de la ansiedad.
  • Naranja: el aroma de esta fruta es realmente relajante. Puedes pelar una naranja y dejar las cáscaras por la casa, o en la mesita de noche. También hervir una naranja para que su perfume invada la cocina y la sala. Además, consumir un vaso de zumo de naranja cada día te aporta vitamina C y te sirve para calmar la ansiedad.
  • Romero:  hace ya cientos de años que esta planta se usa para calmar los nervios en la medicina natural. Realiza una infusión con 2 cucharaditas de romero seco por taza de agua. Deja reposar 10 minutos y bebe, sobretodo, antes de ir a dormir.

romero

  • Avena: es un cereal rico en proteínas, vitaminas del grupo B1, ácido linoléico y minerales, así como también avenina, un alcaloide conocido por sus efectos sedantes. Se puede consumir con yogur o leche, esparcir sobre sopas y salsas, o usar para empanar carnes.
  • Lechuga: es un vegetal repleto de vitaminas A, C y E, minerales y ácido fólico. Contiene otros nutrientes especiales que calman el sistema nervioso, por ello se le atribuyen a la lechuga propiedades sedantes y relajantes. Puedes beber un té de lechuga o bien consumirla en la ensalada. Las madres usan la lechuga para añadir al baño de sus bebés cuando no pueden dormir.
  • Mango: esta fruta tiene una gran cantidad de vitamina B6 y triptófano, siendo eficaz contra el insomnio, para aliviar los efectos del estrés, relajar la tensión y evitar los trastornos que como consecuencia originan la ansiedad. Consume periódicamente mango como postre o entre comidas.
  • Germen de trigo: este cereal es rico en vitaminas del grupo B, sobre todo B6, nutrientes idóneos para mejorar el estado de ánimo, inducir la relajación y tranquilidad a quién lo consume. Puedes disfrutarlo en cientos de preparaciones.


GermenTrigo-FDG

Para concluir, estos zumos para tratar la ansiedad son saludables y nutritivos. Sin embargo, recuerda, nos serán útiles para aliviar la sintomatología asociada a esta condición, pero no para hacerla desaparecer.

La estrategia más acertada para reducir y manejar la ansiedad es la terapia psicológica. No dudemos en consultar con los expertos en el campo.