Zumoterapia: controlar la línea a base de zumos

Todos conocemos las bondades de los zumos, especialmente si son naturales y no llevan endulzantes. La zumoterapia ayuda a prevenir el envejecimiento prematuro y diversas enfermedades graves.

Para muchos el término zumoterapia es algo nuevo, pues la palabra como tal no se ha hecho tan famosa como su objetivo. Lo cierto es que la zumoterapia, se ha utilizado desde hace muchos años como un método que complementa muy bien la dieta, los planes de adelgazamiento o la prevención de muchas enfermedades. Se trata de consumir jugos 100% naturales elaborados con frutas, verduras o con ambos.

Los zumos se caracterizan por revitalizadores, desintoxicantes y curativos, a tal punto que se considera que pueden ayudar a prevenir enfermedades crónicas.  Esta consideración se basa en el hecho de que las frutas y verduras poseen compuestos con propiedades anticancerígenas y antiinflamatorias, gracias a sus altos niveles de antioxidantes, vitaminas y minerales.

La zumoterapia es una de las formas más eficaces de aprovechar todos los beneficios de las frutas y verduras. Por lo general se recomiendan consumir crudas para aprovechar todas sus propiedades. Además, los zumos son más fáciles de ingerir y nos ofrecen la posibilidad de combinar las propiedades de las frutas y verduras al mismo tiempo para que de esta forma potenciemos sus beneficios.

¿Qué clase de frutas y verduras se utilizan en la zumoterapia?

En la zumoterapia se utilizan la mayoría de frutas y verduras, especialmente las que son ricas en agua, vitamina C y de hojas verdes. A continuación te mencionamos las frutas y verduras que puedes tener en cuenta.

Frutos y vegetales rojos

Los tomates y el pimentón poseen una sustancia llamada licopeno, sustancia que puede prevenir el daño celular. Además poseen una gran cantidad de antioxidantes y vitaminas que ayudan a prevenir distintos tipos de cánceres.

Frutas anaranjadas

Las frutas anaranjadas como la piña, la naranja o la papaya, contienen una sustancia llamada beta-criptoxantina. Se trata de un antioxidante que, en cierta medida, puede ayudar a prevenir el cáncer de cuello uterino.

Vegetales verdes

Como por ejemplo las espinacas, los pepinos, el brócoli, el repollo o las acelgas. Contienen una gran cantidad de antioxidantes, moléculas ideales para retrasar el envejecimiento celular al atenuar el efecto de los radicales libres.

agua.verde.perejil.infusion

Vegetales blanco-verdosos

Entre estos podemos incluir el ajo, las alcachofas y la cebolla, que se caracterizan por tener alicina y flavonoides. Estas moléculas son clave en la prevención de diferentes tipos de cánceres, además de tener propiedades cardioprotectoras.

Cosas importantes que debes tener en cuenta sobre la zumoterapia

Los zumos no son iguales que los batidos. Por lo general el zumo se prepara en una licuadora, la cual separa la pulpa de la fibra. El batido por su parte, mezcla la pulpa y la fibra en un mismo líquido, además suelen complementarse con yogur o leche. Esto quiere decir, que el zumo tiene una ventaja, ya que es digerido con más facilidad, por lo que todos sus nutrientes son mejor asimilados por nuestro organismo.

Los zumos proporcionan buena cantidad de nutrientes. Nos permiten aprovechar todos los nutrientes de las frutas y verduras. Además, estos zumos también funcionan como depurativos, pues nos ayudan a limpiar nuestro organismo de todas esas toxinas que se producen en el día a día.

Zumo desintoxicante

Consumir zumos naturales no engorda. Aunque depende del tipo de alimento que se utilice para el zumo y sus respectivas calorías, la mayoría de los zumos no representa un riesgo para aumentar de peso, siempre y cuando se eviten los endulzantes y los azúcares refinados. De hecho, muchas veces, los zumos naturales nos ayudan a activar el metabolismo para hacernos perder peso con más facilidad.

Preferiblemente se deben tomar recién preparados. Se recomienda consumir los zumos bien fresquitos para aprovechar todas sus propiedades. Aunque podemos conservar el zumo por horas e incluso días, el contacto con la luz y el aire puede hacer que se oxiden sus vitaminas, lo que, en muchas ocasiones, implica la pérdida de su función.

Lo ideal es tomarlos en ayunas o durante el desayuno. Para potenciar sus efectos desintoxicantes y su acción revitalizadora, se recomienda beber el zumo en ayunas o como parte del desayuno. Obviamente también se pueden consumir durante el resto del día.