5 plantas medicinales que mejoran la circulación sanguínea y la salud del corazón - Mejor con Salud

5 plantas medicinales que mejoran la circulación sanguínea y la salud del corazón

La corteza de sauce contiene ácido salicílico, como la aspirina, que tiene propiedades anticoagulantes, mejora la circulación sanguínea e impide la formación de trombos.

Los problemas de circulación se producen cuando los vasos sanguíneos pierden elasticidad, lo que provoca que se dificulte el flujo de la sangre por nuestro organismo. Este problema puede ser el producto de tener el colesterol alto, consumir sal en exceso, no tomar suficientes líquidos y, en general, llevar un estilo de vida sedentario.

Cuando una persona sufre de mala circulación, corre un alto riesgo de sufrir enfermedades del corazón. A menudo, también experimentan otros síntomas comunes como, por ejemplo, enfriamiento de pies y manos, sensación de pesadez en las piernas, mareos, venas varices, celulitis, o calambres nocturnos, entre otros. Por suerte, si tomamos medidas a tiempo y ayudamos a nuestro organismo en sus funciones, podemos prevenir los problemas de circulación y con ello mejorar la salud del corazón.

¿Por qué utilizar plantas medicinales para mejorar la circulación sanguínea?

La fitoterapia es un método medicinal que se utiliza desde la antigüedad con diferentes fines. En el caso del mejoramiento de la circulación sanguínea, se centra en el uso de plantas con propiedades que ayudan a disminuir la capacidad coagulante de la sangre que, al ser depurativas, nos ayudan a combatir la retención de líquidos y eliminar las toxinas presentes en la sangre. Por sus propiedades vasomotoras ayudan a proteger los vasos sanguíneos y les proporcionan mayor flexibilidad.

¿Cuáles son las plantas para mejorar la circulación sanguínea y la salud del corazón?

Ajo

Ajo

El ajo posee propiedades antitrombóticas que evitan la formación de coágulos en la sangre y ayudan a mejorar el flujo sanguíneo. Esto se debe a sus contenidos de aliina, así como a sus componentes sulfurosos.

¿Cómo consumirlo?

  • Consumir medio gramo de tintura de ajo al día.
  • Comer un ajo crudo en ensaladas.
  • Macerar 100 gramos de ajo en 400 gramos de alcohol de vino tinto y consumir media cucharadita antes de irse a dormir.

Ulmaria (Filipendula Ulmaria)

Sus principales beneficios se deben sus altos contenidos de flavonoides, entre los que se incluyen la quercetina, la rutina y el hiperósido. Es ideal para mejorar la salud arterial y de las venas, gracias a sus poderosos efectos antioxidantes.

¿Cómo consumirlo?

Preparar una infusión con dos cucharaditas de hojas y flores y beber tres veces al día. No se debe dejar llegar a ebullición.

Diente de león

Diente de leon

Es una poderosa planta depurativa que nos ayuda a eliminar eficazmente los líquidos que se retienen en el organismo. Por este motivo el diente de león también es un gran aliado de la buena circulación sanguínea.

¿Cómo consumirlo?

Preparar una infusión con hojas secas de diente de león y consumir tres veces al día.

Cola de caballo

Cola de caballo

Al igual que la planta anterior, la cola de caballo destaca por su poderoso efecto diurético que nos ayuda a eliminar los líquidos retenidos. Recordemos que la retención de líquidos desmejora la circulación y puede traer problemas de corazón.

¿Cómo consumirlo?

Por cada litro de agua agrega 100 gramos de la planta seca y realiza una decocción durante 30 minutos. Toma la infusión resultante dos veces al día.

Sauce

La corteza de sauce contiene ácido salicílico, que es uno de los principios activos de la aspirina, la cual se utiliza como un medicamento para mejorar la circulación sanguínea y prevenir ataques al corazón. El sauce tiene propiedades anticoagulantes que ayudan a impedir la formación de trombos o coágulos en el interior de las arterias. El consumo de esta planta ayuda a mejorar el flujo sanguíneo, y a la vez previene de problemas cardiovasculares como, por ejemplo, los derrames cerebrales, la arterioesclerosis, ataques cardíacos. En general, ayuda frente a problemas derivados de la mala circulación.

¿Cómo prepararlo?

El sauce es una gran alternativa a las aspirinas que venden en la farmacia. Para aprovechar todos sus beneficios basta con preparar una infusión de sauce. Utilizaremos una cucharada pequeña de corteza de sauce por vaso de agua. Beberemos un vaso de esta infusión cada dos días. Recuerda que es muy importante consultar las contraindicaciones de la planta para saber si hay algún inconveniente en consumirla.

¡Importante!

Antes de empezar a consumir cualquiera de las infusiones de estas plantas, lo ideal es consultar previamente al médico, en especial si se están tomando medicamentos para tratar la mala circulación.