Dieta de la fresa para adelgazar - Mejor Con Salud

Dieta de la fresa para adelgazar

Si bien tienen muchos beneficios, no podemos prolongar durante mucho tiempo la dieta de la fresa, ya que correríamos el riesgo de sufrir algún tipo de carencia
Dieta de la fresa para adelgazar

Si te importa tener unos kilos de más, puedes utilizar la dieta de la fresa, para depurar y desintoxicar tu organismo, a la vez que puedes bajar de peso, si te sobran unos kilos.

Existen varias formas de realizar esta dieta:

MONODIETA DE FRESAS

Si quieres bajar rápido de peso y necesitas bajar uno o dos kilos, esta monodieta de fresas te va a ayudar.  Esta dieta incluye las fresas como alimento único, repartidas en cinco comidas –unos 400 gr. en cada comida-. Sólo la podrás realizar tres días, y no debes de sobrepasar este tiempo, porque es una dieta pobre en nutrientes.

DIETA DE FRESAS Y OTRAS FRUTAS

Puedes utilizar las fresas combinadas con otras frutas repartidas en cinco comidas, durante cuatro días y sin sobrepasar este tiempo -300 gr. de fresas+ otra fruta-; ayudará a bajar de peso y desintoxicar tu organismo. Por su contenido en fibra, retarda el vaciado gástrico, por lo que ayuda a sentir menos hambre, y es muy útil si padeces estreñimiento.

DIETA DE FRESAS Y OTROS ALIMENTOS

Esta dieta la puedes realizar durante una semana, y puedes seguir este plan de dieta:

Desayuno – 400 gr. de fresas+ leche vegetal o yogur+ avena

Media mañana– 350 gr. de fresas

Comida– Menestra de verduras o Sopa de verduras + Pechuga de pollo  o filete de merluza +300 gr. de fresas.

Media tarde– 350 gr. de fresas

Cena– 450 gr. de fresas + yogur desnatado

Puedes tomar todo el agua que quieras fuera de comidas y tisanas de hierbas sin azúcar.

Aunque cada persona es diferente, se pueden llegar a perder de 2- 3 kilos, después de una semana de dieta; además de mejorar la digestión y el sistema inmune y ser un excelente remedio anti-envejecimiento para la piel.

Se pueden beneficiar de la dieta todas las personas sanas, que no padezcan ninguna enfermedad, a excepción de las personas con alergia a las fresas o al ácido salicílico; tampoco aquellas que padezcan piedras en el riñón, colitis o enfermedades intestinales.

dieta-de-la-fresa

Las fresas poseen muy pocas calorías y nada de grasas. Son ricas en fibra lo que  ayuda  a tener una buena digestión y regular el colesterol. Son una fuente rica en antioxidantes, por su contenido en vitamina C; también aportan las  necesidades diarias de vitamina B6 y K, y minerales como el hierro, manganeso, magnesio, y cobre.

Las fresas ayudan a reducir los niveles de colesterol malo y previenen la aterosclerosis, por lo que disminuyen el riesgo de padecer una enfermedad cardiovascular o accidente cerebrovascular.