La vitamina C, ¿Por qué es tan importante? - Mejor Con Salud

La vitamina C, ¿Por qué es tan importante?

La vitamina C interviene en la síntesis del colágeno, por lo que mejora el aspecto de la piel, evitando la aparición de arrugas y, a su vez, fortalece huesos, ligamentos y tendones
La vitamina C, ¿Por qué es tan importante?

Mucho se ha escrito y dicho sobre las propiedades de las vitaminas y de los minerales; todos ellos son necesarios para nuestro organismo y, si pudiéramos conocer los beneficios que aportan a nuestro organismo, de bien seguro haríamos un cambio total en nuestra dieta.

Vamos a ver qué nos ofrece la vitamina C y en qué alimentos la podemos encontrar.

¿Qué es la vitamina C y dónde la encontramos?

La vitamina C es una de las vitaminas más importantes para nuestro organismo; a parte de los beneficios que por sí sola ejerce en él, la vitamina C también ayuda a que nuestro cuerpo absorba mejor otros nutrientes que necesitamos, como puede ser el hierro.

La vitamina C se puede encontrar en casi todas las frutas y verduras, en mayor o menor cantidad. Por ello, siempre se aconseja una dieta rica en frutas y verduras, pues es la mejor fuente de conseguir las cantidades que nuestro organismo necesita de esta vitamina. La naranja y las mandarinas son las piezas de fruta que nos ofrecen mayor concentración de vitamina C.

¿Para qué se usa la vitamina C?

Hace tiempo, se creía que la vitamina C se usaba para prevenir los resfriados y la gripe, pero estudios recientes, no han podido demostrar la eficacia de esta sobre ellos. Sin embargo, los mismos estudios han demostrado que la vitamina C se puede usar, y se usa, para prevenir muchas otras enfermedades.

Entre las enfermedades que la vitamina C previene o ayudar a tratar, según estudios hechos, son:

–          Tratamiento y prevención de la falta de vitamina C en nuestro organismo.

La vitamina C se ha probado posiblemente eficaz para:

–          Tener una mejor absorción del hierro.

–          Tratamiento para las arrugas de la piel.

–          Reducción de probabilidades de tener cáncer de boca y otros tipos de cáncer.

–          Tratar la baja presión arterial.

–          Prevenir y mejorar los síntomas de las quemaduras del sol.

–          Prevenir el avance de la osteoartritis.

–          Tratamiento de las úlceras de estómago.

–          Prevención de la arterioesclerosis.

–          Reducir las posibilidades de tener pre-eclampsia en el embarazo.

–          Mejorar los síntomas del TDAH.

–          Muchas otras afecciones.

Sin embargo, la vitamina C se ha probado ineficaz para:

–          Disminución de riesgo de un derrame cerebral.

–          Prevención del cáncer de páncreas.

–          Tratamiento de la bronquitis.

–          Reducir el riesgo de padecer Alzheimer.

–          Prevención dela diabetes del tipo 2.

Hay muchas otras enfermedades y problemas que pueden ser tratados o mejorados con la vitamina C, por lo que es de lo más importante que todos tomemos las cantidades recomendadas de esta vitamina.
vitamina-c
Pese a que aún no haya evidencia para afirmar los beneficios de la vitamina C en el tratamiento de ciertos problemas,  esta sigue siendo muy importante para ellos y, a medida que se vayan haciendo más estudios en este campo, más podremos conocer en todo lo que nos puede ayudar la ingesta de esta vitamina a diario.

Imagen cortesía de Rubber Dragon y Gala Anischenko