Los efectos nocivos del tabaco en la salud - Mejor Con Salud

Los efectos nocivos del tabaco en la salud

Más allá de afectar a nuestro aparato respiratorio, el tabaco también influye en el envejecimiento de la piel y puede incluso derivar en enfermedades cardiovasculares
Los efectos nocivos del tabaco en la salud

El consumo de tabaco es una de las principales causas de muerte y enfermedad en el mundo. Afecta tanto a los que practican este hábito como a los que se encuentran cerca, conocidos como “fumadores pasivos”.

Se relaciona estrechamente con el cáncer, las enfermedades respiratorias y del corazón. Los daños comienzan a dañar al cuerpo desde el primer momento que se fuma y no es verdad que consumir pocos cigarrillos al día es menos dañino para la salud.

¿Qué es el tabaquismo?

Se llama “tabaquismo” a la adicción al tabaco, debido a uno de sus componentes esenciales, la nicotina. Además de crear dependencia, este elemento produce enfermedades en el consumidor. Actúa sobre el sistema nervioso central y es por ello que la abstinencia al cigarrillo es tan fuerte. La nicotina genera un alivio asintomático de la ansiedad y tiene efecto antidepresivo.

El tabaquismo es considerado una enfermedad por su repercusión a nivel físico, psicológico y social. Requiere de un tratamiento médico acorde, así como también rehabilitación psíquica. Genera otras dolencias y complicaciones, por ello es importante conocer los efectos nocivos principales de esta adicción.

Los efectos nocivos del tabaco en la salud: los más destacados

Estos son los principales efectos dañinos que causa el cigarrillo en las personas:

1-Afecta el sistema broncopulmonar y el cardiovascular. Fumar es la principal causa de cáncer en los pulmones, la laringe, el aparato urinario y los órganos digestivos.

2-Provoca efectos malignos en la mucosa oral, debido al calor que se produce por la combustión del cigarrillo, por ejemplo la gingivitis y la periodontitis.

3-Aumenta el riesgo de padecer enfisema, EPOC, bronquitis crónica y úlcera péptica. Además, predispone a la arteriosclerosis coronaria, cerebral y arterial periférico.

4-Incrementa la posibilidad de contraer úlceras en el estómago, enfermedad del corazón y de los vasos sanguíneos. A su vez, disminuye las defensas y la inmunidad frente a algunas infecciones.

5-Causa arrugas por la degradación de las fibras elásticas, aliento desagradable, dientes amarillos, tez cerosa y grisácea y cicatrización menor.

6-Agrava la intensidad, la frecuencia y el ritmo del asma, desencadenando esta enfermedad o bien causando que los que la padecen se sientan más propensos a comenzar un cuadro asmático.

7-Las mujeres que fuman durante el embarazo le “pasan” la nicotina al feto, generando un menor peso al nacer, un 80% de probabilidades de muerte para el bebé y problemas respiratorios, cardiovasculares y alérgicos. Se han dado casos donde el niño necesita la donación de órganos para continuar viviendo.

Por todo ello es que el cigarrillo es la principal enfermedad del mundo, la que causa más muertes y más problemas, desde el primer momento que se empieza a fumar. Para que los pulmones estén completamente limpios después de dejar el vicio, se necesitan diez años.

Imagen cortesía de Ed Schipul