Propiedades del té de menta, desde la digestión hasta la relajación

Propiedades del té de menta, desde la digestión hasta la relajación

Deberemos consultar con un especialista antes de empezar a consumir té de menta ya que, por ejemplo, en el caso de las embarazadas, puede tener efectos secundarios

El consumo del té a base de las hojas de la menta es una bebida que ha sido utilizada para el alivio de diferentes problemas y dolencias, un conjunto de beneficios que abarca un amplio rango en diferentes aspectos del bienestar de nuestro cuerpo. Enseguida te contamos de las propiedades del té de menta, para aprovechar todas estos beneficios en una bebida sumamente fácil de preparar.

Sobre la menta

La menta es en realidad un tipo de plantas, del cual se pueden enumerar diferentes especies, pero todas pertenecientes al género mentha. A pesar de esta diversidad, se puede rescatar elementos comunes que comparte la menta en sus diferentes variedades, como su fuerte aroma, hojas que por lo general son verdes, su flor color púrpura pálido y su crecimiento en suelos húmedos.

Propiedades del té de menta

Dentro de las numerosas propiedades del té de menta podemos contar las siguientes:

Por supuesto, otros usos de la menta que no están directamente relacionados con el alivio de dolencias incluyen su utilización en las artes culinarias, usándola en la condimentación de las comidas; así como en ciertas bebidas de cócteles. De la misma manera, la menta se puede utilizar para refrescar el aliento y muchos otros usos más.

Esperamos que esta rápida guía de las propiedades del té de menta te ayude a considerarlo cuando presentes algunas de estas dolencias que hemos mencionado. Recuerda, eso sí, que debes consultar con tu médico antes de consumir té de menta si te encuentras en estado de embarazo o lactancia, así como si piensas usar la menta como el tratamiento principal de algún problema de salud que estás experimentando.

Imagen cortesía de Petr Kratochvil.