3 ideas ecológicas para mejorar tu salud

Para evitar ingerir los pesticidas que se encuentran en la piel de las frutas y verduras que adquirimos en el mercado las lavaremos con agua y vinagre

Las llamadas “eco-ideas” están de moda. No se trata solo de una nueva forma más óptima de cuidar de nuestro planeta, se trata también de adquirir nuevos hábitos que nos permitan cuidar también de nuestra salud. Un modo de rodearnos de cosas que no pueden dañarnos, libres de pesticidas, tóxicos y elementos nocivos de los cuáles defendernos. Te damos tres ideas que van a serte de gran utilidad. ¿Tomamos nota de estas ideas ecológicas?

1. Cómo eliminar los residuos de pesticidas de nuestras frutas y verduras

????????????????????????????????

El uso de pesticidas es muy habitual a la hora de cultivar frutas y verduras. Se utilizan para que su producción sea mayor, para evitar que las plagas los ataquen y para que el producto, llegue hasta el cliente en mejores condiciones y con mejor aspecto.

Pero la realidad es que dichos pesticidas son tóxicos. Bien es cierto que las cantidades que contiene cada pieza de fruta y verdura es mínimo, pero a largo plazo, puede convertirse en algo acumulativo y peligroso que hemos de tener en cuenta. El principal órgano de nuestro organismo encargado de librarnos de dichos tóxicos es el hígado, lo sabemos. Pero antes de que dichos elementos entren a nuestro cuerpo sería recomendable librarnos de ellos. ¿Cómo? Te lo explicamos.

Remedio con vinagre de manzana

  • Lo primero que haremos es prepararnos una especie de cubo o palangana donde limpiaremos la fruta y la verdura. Podemos poner por ejemplo (y dependiendo de la cantidad de alimento a limpiar) tres vasos de agua y un vaso de vinagre de manzana. Seguidamente, empaparemos cada pieza de fruta y verdura por un instante en este preparado. Solo unos segundos pero los sumergiremos por completo. Después, lo enjuagaremos con agua normal y los dejaremos secar.
  • Ten en cuenta que, en ocasiones, se utilizan pesticidas que tienen hasta colorantes, por tanto son difíciles de eliminar, de ahí que sea necesario ayudarnos por un cepillo.
  • Existen determinados productos que se consideran portadores de residuos más tóxicos. Suelen ser los siguientes: las fresas, los pimentones, la espinaca, las cerezas, los duraznos, el melón, el apio, las manzanas y los pepinos. ¿Qué tal si les dedicamos una limpieza más exhaustiva? No dejes escapar una de las mejores ideas ecológicas que más pueden hacer por tu salud.

2. Cómo purificar nuestra agua con nopal

nopal2

¿Sorprendida? Puede que te parezca una de las ideas ecológicas más curiosas, pero te aseguramos que se trata en realidad de una costumbre muy antigua, utilizada ya por comunidades indígenas. Un remedio maravilloso que elimina por completo las toxinas presentes en el agua.

Y es que, lo queramos o no la gran mayoría de los países con mayor población a nivel mundial, deben tener en cuenta que, en ocasiones, el agua que nos llega desde el grifo no está libre de elementos nocivos, aunque sea en pequeña escala. Entonces ¿qué podemos hacer?  Si puedes acceder al maravilloso cactus nopal, podrás beber un agua libre de toxinas y bacterias que pueden resultar nocivas para la salud. Más del 98% de ellas son eliminadas por la goma que produce el cactus nopal. Te explicamos cómo:

¿Cómo purificar el agua en casa con nopal?

    • Para lograr purificar el agua con nopal, es realmente fácil. Vamos a empezar por ejemplo con un litro de agua. Empezaremos adquiriendo unas cuantas pencas de nopal. Pero nosotros, vamos a utilizar solo una de ellas, la rebanaremos con cuidado y la pondremos en una olla con agua hirviendo. Espera a que hierva, al menos unos diez minutos.
    • Una vez esté hirviendo verás cómo la planta empieza a dejar ir una especie de baba. Este líquido espeso es lo que nos va a servir para purificar el agua. La recogeremos con una cuchara o simplemente, con un colador fino.
    • ¿Qué es lo próximo que haremos? Poner esta baba en un jarro de agua, el litro de agua que queramos purificar. Dejamos reposar un par de horas y  verás como el agua estará limpia y sin sedimentos. La volvemos a filtrar con un colador muy fino – e incluso con una tela limpia- y ya la tendrás lista para consumir.

3. Dentrífico hecho en casa barato y ecológico

Dentrífico-natural

Todos los dentríficos que compramos habitualmente, disponen en su composición de triclosán, Cloruro de belzalconio y Clorohexidina, elementos químicos que pueden causarnos irritación de la piel y favorecer la resistencia de las bacterias.  Además de esto, recordemos que la pasta de dientes viene envuelta en un envase de plástico, algo que aumenta aún más la presencia de químicos. Te proponemos pues que lo elabores tú misma, y que lo hagas junto a tus hijos para que se diviertan y aprendan a hacer productos naturales. ¿Quieres saber cómo?

¿Qué necesito?

  • Salvia o tomillo.
  • Aceite esencial de menta.
  • Sal marina.
  • Arcilla blanca (importante que sea para uso interno, también puede tener el nombre de caolín).

¿Cómo lo hago?

  1. Empezaremos realizando una infusión con la salvia o tomillo, (ya sabes, un vaso de agua hirviendo con una cuchara pequeña de salvia o tomillo). Después, filtramos el contenido.
  2. Después, cogemos dos cucharadas de la infusión que hemos hecho, y le añadimos dos gotitas de aceite de esencia de menta y una pizca de sal marina. Muy poco.
  3. Es el momento de añadir la arcilla blanca de uso interno. Basta con 3 cucharadas, ahí donde incluimos el contenido realizado antes, ya sabes: las dos cucharadas de infusión mezcladas con la esencia de menta. Mézclalo todo bien para que quede uniforme.
  4. Busca un frasquito adecuado, uno de cristal con tapa, por ejemplo, para después conservar este dentrífico siempre en la nevera. Una de las mejores ideas ecológicas para nuestro día a día. Seguro que te va muy bien.
Te puede gustar