5 analgésicos naturales para aliviar el dolor

Ana Quintana 24 diciembre, 2017
En la actualidad el dolor ya no es considerado como algo alarmante. Más bien se trata de una molestia inesperada, que tanto enfermos como familiares piden aliviar para mejorar su calidad de vida

Uno de los mecanismos de defensa más importantes en el ser humano, sin duda, es el dolor. Es una forma de alarmar al organismo en momentos de peligro.

Desde la perspectiva de la neurofisiología, sentir dolor implica la participación del sistema nervioso central y el sistema nervioso periférico. 

¿Cómo se produce? El dolor provoca reacciones en los dos sistemas mencionados al recibir estímulos en distintas partes del cerebro.

¿Qué es el dolor?

Cómo controlar el dolor en el período menstrual

Este se define como una experiencia sensorial y emocional que provoca desagrado, generalmente relacionado a una lesión tisular o potencial.

En términos médicos se clasifica en dos categorías:

  • Agudo: Prevalece mientras exista el daño o la enfermedad. Es decir, es un aviso de que algo anda mal en el organismo.
  • Crónico: Se mantiene aun después de haber resuelto la causa inicial. Se presenta de forma periódica sin que exista una causa conocida. Comienza con un problema en el organismo y puede durar hasta seis meses.

Es muy común que al experimentar dolor de espalda, muelas o cabeza recurramos a las pastillas. Esto implica el riesgo de sufrir efectos secundarios, interacciones médicas e incluso volverse adicto al fármaco.

Lee también: Causas y remedios para el dolor de rodillas 

Signos de dolor

Entre las características principales están las expresiones que indican dolor, como fruncir el entrecejo, cerrar los ojos con fuerza o pestañear de forma acelerada. Además:

  • Quejidos, gemidos o lamentos
  • Respiración exagerada
  • Postura corporal tensa
  • Irritabilidad y angustia

Por fortuna, son muchas las hierbas y especias que tienen propiedades para combatir la inflamación y el dolor. A continuación exponemos un listado de los análgesicos naturales más utilizados en la medicina natural: 

1. Corteza de sauce blanco

Corteza de sauce blanco

En la antigüedad las personas la masticaban para aliviar el dolor y fiebre.

Hoy en día podemos utilizar la corteza de sauce para preparar una infusión. Sin embargo, también la venden como suplemento líquido o en cápsula. Es muy útil para dolor de cabeza o muscular.

La corteza de sauce se ha utilizado durante siglos para combatir la inflamación que causa el dolor. Esto se debe a su contenido de salicina química, un ingrediente muy similar a la aspirina.

Sin embargo, hay que tener mucho cuidado en no exceder las dosis puesto que puede provocar malestar estomacal.

Nota: Su uso es exclusivo para adultos, pues a pesar de ser completamente natural no se recomienda para pacientes sensibles a la aspirina, ibuprofeno o naproxeno.

Te recomendamos leer: Descubre este analgésico natural de raíces y cortezas

2. Cúrcuma

Una de las especias más utilizadas en la medicina natural, de color amarillo y sabor inigualable.

La cúrcuma contiene curminina, un antioxidante se encarga de proteger al organismo de los radicales libres, los cuales pueden dañar células y tejidos.

  • Además de combatir el dolor, también ayuda en caso de padecer problemas digestivos, úlceras o psoriasis.

 3. Clavo de olor

Clavo de olor

El clavo de olor, originario de Indonesia, es un ingrediente que no puede faltar en la cocina. Su éxito como medicamento ha sido tal que hoy en día lo podemos encontrar en forma de polvo, cápsulas e incluso en aceite.

Su ingrediente principal es el eugenol, un analgésico natural que se utiliza en varias pomadas para el dolor.

  • El clavo de olor no solo contribuye en el alivio del dolor, sino que también disminuye los síntomas de náuseas y resfriados por sus propiedades antisépticas.
  • Es ideal para combatir dolores de cabeza, artritis o el dolor en las muelas. Es decir, puede utilizarse como un analgésico tópico.

Las personas que padecen trastornos hemorrágicos o que llevan un tratamiento con anticoagulantes deben evitarlo, pues aumenta el riesgo de sangrado.

4. Hielo

Aunque suene simple, el hielo es un elemento que no debe faltar en el hogar.

Uno de los remedios más efectivos para combatir el dolor es aplicar calor y hielo en la zona.

Después de experimentar inflamación en los músculos, tendones o ligamentos antes de tomar un fármaco lo mejor es aplicar una compresa de hielo e intercalar con una compresa caliente.

De igual manera, la próxima vez que experimentes dolor de cabeza, prueba a ponerte una compresa fría y notarás cómo disminuye.

5. Árnica

aceite-esencial-arnica

Esta planta es indispensable para calmar los dolores de manera tópica.

Sus hojas y ramas se utilizan para preparar infusiones y ungüentos y gracias a sus propiedades ayudan a curar heridas y dolores.

  • Su poder analgésico, antiinflamatorio y antibacteriano se debe a que su aporte de flavonoides.
  • También contiene ñacido cafeico y ácido clorogénico, que son los responsables de que, al ponerse sobre la zona afectada, se genere calor con el objetivo de desaparecer los moretones.

No olvides que siempre es importante acudir al médico para evitar que empeore el padecimiento, o bien, que apruebe el uso de un analgésico natural.

 

Te puede gustar