5 claves para cuidar de tu salud tiroidea e inmunitaria

Este artículo ha sido verificado y aprobado por la médica Karla Henríquez el 9 mayo, 2019
Valeria Sabater · 9 mayo, 2019
Nuestra salud tiroidea es clave para lograr un equilibrio interno y evitar la aparición de enfermedades. Además de cuidar la alimentación, es fundamental aprender a gestionar nuestras emociones

La salud tiroidea se relaciona con el sistema inmunitario de una forma muy importante. Es esencial mantener unas defensas fuertes porque puede ayudarnos a combatir infecciones y a esos agentes invasores que afectan a las células tiroideas.

Muchos pacientes afectados de hipotiroidismo padecen lo que se conoce como «tiroiditis autoinmune», una dolencia que puede iniciarse de forma lenta y progresiva. Por ello, es importante mantener un estilo de vida que favorezca la adecuada salud, tanto del sistema inmunitario como de nuestra tiroides.

Así, no debemos olvidar la importancia de establecer revisiones periódicas con nuestros médicos para estar alerta ante cualquier síntoma. Te damos 5 claves imprescindibles para conseguirlo.

1. Jugo natural para favorecer la salud tiroidea

Jugo verde para mejorar la salud tiroidea

Una forma muy adecuada de mantener el equilibrio de nuestra tiroides es tomar jugos frescos donde incluyamos frutas y vegetales adecuados que, además, nos ayudarán a elevar nuestras defensas.

Descubre los mejores alimentos que te ayudarán a regular tu tiroides

Si quieres cuidar tu salud tiroidea, toma nota de este jugo natural. Es delicioso, se prepara en un momento y, además, te permitirá conseguir todos los aspectos citados.

Ingredientes

  • El jugo de  ½ limón
  • 1 manzana verde
  • 1 rama de apio
  • 3 hojas de espinacas
  • 1 zanahoria pequeña
  • 1 vaso de agua de coco (200 ml)

Preparación

  • Procura que todos los alimentos estén bien limpios. Lo primero que haremos será obtener el zumo de limón y, después, cortar a trocitos la manzana y el apio para facilitar el licuado.
  • Ya en la batidora añadiremos el resto de ingredientes e intentaremos conseguir un jugo bien homogéneo.

Es una bebida muy rica en vitaminas y minerales que fortalecerá tus defensas y cuidará de tu salud tiroidea.

2. Nutrientes que debes incluir en tu dieta

Plato con algas

Hay que tener en cuenta que los datos que te estamos ofreciendo tienen como objetivo cuidar del equilibrio de tu tiroides y, además, fortalecer el sistema inmunitario. Si padeces ya hipotiroidismo o hipertiroidismo las pautas serán distintas, y es esencial seguir los consejos de tus médicos.

Para potenciar el equilibrio de la tiroides en el día a día y de modo general, es recomendable incluir en tu dieta estos nutrientes:

  • Selenio, presente en los mariscos.
  • El yodo, presente en las algas.
  • Vitamina D.
  • Cinc (al menos unos 10 mg al día).
  • Los vegetales crucíferos como el brócoli nos ayudan a regular la glándula tiroides.

3. Practica un ejercicio moderado

Mujer corriendo para mejorar su salud tiroidea

Para cuidar de nuestras defensas y la salud tiroidea es recomendable practicar un ejercicio moderado, que no nos canse demasiado. Algo tan sencillo como andar media hora al día puede hacer mucho por nuestra salud general.

Practicar ejercicios intensos que nos terminen agotando provoca que sudemos en exceso y que nuestro sistema inmunitario pueda debilitarse. No vale la pena.

Te recomendamos leer cómo fortalecer tu sistema inmunológico

4. Protégete de los agentes tóxicos cotidianos

Mujer lavando verdura

Sabemos que no es fácil protegernos de la contaminación y de todos esos elementos invisibles que nos enferman y debilitan. No obstante, existen pautas muy sencillas que pueden ayudarnos en el día a día. Son las siguientes:

  • Si vas a hacer ejercicio o a andar, evita hacerlo por zonas cerca de carreteras o núcleos urbanos. Elige un parque, la playa… Un escenario natural que te permita respirar aire fresco.
  • Lava cada alimento que vayas a consumir.
  • Cuida de que los alimentos que consumas sean lo más naturales posible. Evita platos preparados o procesados y bebidas azucaradas con muchos conservantes. Mejor la fruta natural.
  • Toma conciencia de esos objetos cotidianos donde se acumulan bacterias, como barandillas, carritos de la compra, baños… Cuando los toques, procura no llevarte las manos a la boca o la nariz.
  • Evita los cambios fuertes de temperatura que puedan debilitar tus defensas.

5. Gestiona de forma adecuada tus emociones

Mujer sonriendo feliz

Tanto nuestras tiroides, como el sistema linfático e inmunitario son muy sensibles a las fuentes de estrés y a esa ansiedad cotidiana que tantas alteraciones nos provoca a nivel orgánico.

  • Mantén una escala de prioridades en tu día a día. Es necesario que tengas un par de horas para ti mismo, para tus aficiones, para pensar, descansar…
  • Aprende a disfrutar del momento. El ayer ya no se puede cambiar y el futuro no existe, así que toma conciencia de lo que de verdad importa: el presente.

Priorizar significa también saber qué no es importante en tu vida y qué es lo que te hace daño. No tengas miedo a decir no, a dejar a un lado lo que no te gusta, lo que no quieres… Ganarás en salud.

  • Rayman, M. P. (2012). Selenium and human health. The Lancet. https://doi.org/10.1016/S0140-6736(11)61452-9
  • Nestle, F. O., Di Meglio, P., Qin, J. Z., & Nickoloff, B. J. (2009). Skin immune sentinels in health and disease. Nature Reviews Immunology. https://doi.org/10.1038/nri2622
  • Krassas, G. E., Poppe, K., & Glinoer, D. (2010). Thyroid function and human reproductive health. Endocrine Reviews. https://doi.org/10.1210/er.2009-0041
  • Brown, K., & Arthur, J. (2008). Selenium, selenoproteins and human health: a review. Public Health Nutrition. https://doi.org/10.1079/phn2001143