5 claves para tratar la colitis nerviosa

Valeria Sabater · 27 julio, 2015
Este artículo ha sido verificado y aprobado por el médico Nelton Abdon Ramos Rojas el 24 mayo, 2019
Aunque el tratamiento de la colitis ulcerosa debe ser supervisado por un médico, hay algunos complementos naturales que pueden ayudar a sobrellevar sus síntomas.

También llamada síndrome del intestino irritable, la colitis nerviosa es un trastorno frecuente en la población que afecta, sobre todo, a las mujeres. Consiste en episodios repetidos de distención abdominal, acompañados con periodos que oscilan entre el estreñimiento y la diarrea.

Es un malestar que puede llegar a ser incapacitante, ya que quienes lo padecen sienten constante hinchazón, gases y fatiga. Además, en ocasiones pasa a ser un trastorno crónico, detonando alteraciones intestinales que afectan de forma considerable la calidad de vida.

Por lo anterior, antes de probar cualquier tipo de suplemento o remedio alternativo, es primordial acudir al médico para determinar cuál es el mejor tratamiento. El profesional no solo hará las pruebas necesarias para confirmar el diagnóstico, sino que evaluará si es necesario administrar medicamentos u otras opciones terapéuticas.

Ahora bien, hay algunos preparados de origen natural que pueden ser útiles para calmar los síntomas y mejorar la calidad de vida cuando se tiene este problema. Estos no remplazan el tratamiento médico, pero sí pueden ser un complemento. A continuación los detallamos.

1. Aloe vera y menta para la colitis nerviosa

Es interesante saber que el aloe vera es uno de los pocos alimentos que al entrar en contacto en el intestino no se transforma en gas, sino que el gel ejerce una acción suavizante y antiinflamatoria capaz de aliviar el dolor y la inflamación.

Aunque las evidencias sobre su potencial terapéutico contra la colitis aún es limitada, un ensayo publicado en Alimentary Pharmacology & Therapeutics encontró que sí contribuye a reducir los síntomas de la enfermedad inflamatoria intestinal.

Si quieres saber más, no te pierdas: Usos del aloe vera

Ingredientes

  • Un vaso de agua (200 ml)
  • 1 cucharada de gel de aloe vera (20 g)
  • 1 cucharadita de menta piperita (5 g)

Preparación

  • Ponemos primero a hervir ese vaso de agua. Una vez haya llegado a ebullición, añade los 20 g  del gel de aloe vera y los 5 g de menta.
  • Remueve bien para que quede bien diluido, de forma que el aloe vera quede homogeneizado con el agua.
  • Cuando todos los componentes hayan desprendido su esencia en el agua, apaga el fuego y deja que repose 10 minutos.

Es muy sencillo de preparar y te sentará muy bien. Retira las hojas de menta y bebe siempre a temperatura ambiente. Consúmelo durante 3 días, en horas de la mañana. Si deseas, tómalo también antes de acostarte.

2. Semillas de lino o linaza

Semillas-de-lino-para-el-colon

Las semillas de lino son una fuente abundante de fibra dietética, nutriente esencial para tratar la colitis nerviosa. De hecho, se les considera un alimento prebiótico, ya que sirve como alimento para la microbiota intestinal. Sumado a esto, son antiparasitarias y antiinflamatorias.

Al respecto, un ensayo publicado en Journal of Human Nutrition and Dietetics, concluyó que, aunque se requiere más investigación, el consumo de de semillas de lino puede ayudar a calmar los síntomas del síndrome del intestino irritable.

Descubre cómo te ayudan las semillas de lino para tratar el estreñimiento

Ingredientes

  • 1 cucharada de semillas de lino (15 g)
  • 1 vaso de agua (200 ml)

Preparación

  • Es muy sencillo. Para beneficiarte de las semillas de lino solo tendrás que echar las semillas de lino en el agua y llevarlo a ebullición.
  • Cuando veas que el agua adquiere una consistencia espesa y gomosa, ya estará listo nuestro tratamiento natural para la colitis nerviosa.
  • Bébelo siempre en ayunas a lo largo de una semana.

3. Jugo de zanahoria para la colitis nerviosa

Jugo-de-zanahoria

El jugo de zanahoria es un calmante natural de los síntomas de la colitis nerviosa. Este vegetal contiene fibra, antioxidantes y vitaminas que son beneficiosas contra este problema de salud. Su jugo se puede consumir todos los días, bien sea a media mañana o como parte de la merienda.

Ingredientes

  • 2 zanahorias
  • 1 vaso de agua (200 ml)

Preparación

  • Lava y pela las zanahorias. Colócalas en la licuadora y añade el agua.
  • Licua los ingredientes hasta convertirlos en una bebida homogénea.
  • Finalmente, bebe el licuado a temperatura ambiente.

4. Infusión de manzanilla

Manzanilla-Infusion

Una de las mejores infusiones que puedes tomar en el día a día para aliviar la colitis nerviosa. ¿La razón? Esta hierba actúa también en nuestra mucosa intestinal reduciendo la hinchazón abdominal. La infusión de manzanilla regula tanto los procesos de diarrea como los de estreñimiento, de acuerdo con un estudio divulgado en Der Pharma Chemica.

Te puede interesar: Conoce todos los beneficios de la manzanilla

Ingredientes

  • 1 cucharada de manzanilla (15 g)
  • Un vaso de agua (200 ml)
  • 1 cucharada de miel (25 g)

Preparación

  • Pon a hervir el vaso de agua y agrégale la cucharada de manzanilla.
  • Endulza la bebida con la cucharada de miel y bebe cuando la infusión esté tibia.

5. Papaya con salvado y miel

image17

La preparación de este sencillo remedio con papaya, miel y salvado de trigo es ideal para calmar las molestias causadas por la colitis nerviosa. Su gran aporte de enzimas facilita la digestión y disminuye el exceso de inflamación.

Ingredientes

  • 2 rodajas de papaya
  • 1 cucharada de miel (25 g)
  • 1 cucharada de salvado de trigo (15 g)

Preparación

  • Corta la papaya en varios cubos y mézclala con el salvado de trigo y la miel.
  • Consúmela despacio, acompañada con un vaso de agua.

¿Te han diagnosticado colitis nerviosa? Comenta a tu médico sobre tu intención de probar estos productos naturales. Además, asegúrate de acompañarlos con una dieta adaptada a tu problema de salud.

  • Aronson JK. Laxatives. In: Aronson JK, ed. Meyler’s Side Effects of Drugs. 16th ed. Philadelphia, PA: Elsevier; 2016:488-494.
  • Canavan C, West J, Card T. The epidemiology of irritable bowel syndrome. Clin Epidemiol. 2014;6:71-80. PMID: 24523597 ncbi.nlm.nih.gov/pubmed/24523597.
  • Ferri FF. Irritable bowel syndrome. In: Ferri FF, ed. Ferri’s Clinical Advisor 2018. Philadelphia, PA: Elsevier; 2018:722-725.
  • Langmead, L., Feakins, R. M., Goldthorpe, S., Holt, H., Tsironi, E., De Silva, A., … Rampton, D. S. (2004). Randomized, double-blind, placebo-controlled trial of oral aloe vera gel for active ulcerative colitis. Alimentary Pharmacology and Therapeutics19(7), 739–747. https://doi.org/10.1111/j.1365-2036.2004.01902.x
  • Cockerell, K. M., Watkins, A. S. M., Reeves, L. B., Goddard, L., & Lomer, M. C. E. (2012). Effects of linseeds on the symptoms of irritable bowel syndrome: A pilot randomised controlled trial. Journal of Human Nutrition and Dietetics25(5), 435–443. https://doi.org/10.1111/j.1365-277X.2012.01263.x
  • Portincasa P, Bonfrate L, de Bari O, Lembo A, Ballou S. Irritable bowel syndrome and diet. Gastroenterol Rep (Oxf). 2017;5(1):11–19. doi:10.1093/gastro/gow047
  • Agah, Shahram & Taleb, A.M. & Moeini, Reihaneh & Gorji, Narjes & Nikbakht, Hajar & Soltani, Mojtaba. (2015). Chamomile efficacy in patients of the irritable bowel syndrome. Der Pharma Chemica. 7. 41-45.
  • Muss, C., Mosgoeller, W., & Endler, T. (2013). Papaya preparation (Caricol®) in digestive disorders. Neuro Endocrinology Letters34(1), 38–46.