Las 5 mejores frutas para tu salud hepática y renal: ¡Descúbrelas!

Valeria Sabater · 12 diciembre, 2019
Este artículo ha sido verificado y aprobado por la médico Maricela Jiménez López el 8 diciembre, 2019
Es fundamental acudir al médico para que realice un diagnóstico y recomiende el tratamiento más oportuno. El consumo de estas frutas puede servir como complemento, pero nunca como sustituto del tratamiento médico.

¿De qué modo podemos cuidar mejor de nuestra salud hepática y renal? En primer lugar, es esencial que mejoremos nuestros hábitos de vida. El seguir una dieta adecuada donde no incluyamos sal y donde restrinjamos el consumo de grasas es, sin duda, algo vital.

Hacer algo de ejercicio, no fumar y gestionar adecuadamente nuestras emociones son factores que también hemos de tener en cuenta. No obstante, muchas frutas también tienen propiedades beneficiosas que podrían contribuir a la buena salud hepática y renal.

Recuerda que es importante acudir al médico si se presenta algún tipo de molestia que atente contra la buena salud del cuerpo. Un especialista es el indicado para guiarte ante cualquier situación médica.

Hoy en nuestro espacio queremos contarte qué frutas son las más adecuadas para cuidar de tu salud hepática y renal. ¡No te las puedes perder!

Frutas que ayudan a cuidar nuestra salud hepática y renal

1. La sandía

sandia
¡Nos encanta la sandía! Es una fruta deliciosa que nos refresca en verano y que tan bien combina con jugos naturales e incluso con originales platos en nuestros almuerzos o cenas. ¿Has tratado alguna vez de hacerte una ensalada de espinacas, queso fresco, nueces, sandía y menta? Es exquisita.

Te explicamos ahora por qué la sandía podría ser ideal para cuidar tu salud hepática y renal:

  • Según un estudio, el jugo de sandía mejoró el estado antioxidante y ofreció cierta protección contra la lesión oxidativa aguda inducida por el alcohol en el cerebro y el hígado de las ratas.
  • La sandía es una fruta rica en licopeno un antioxidante que según algunos estudios podría actuar contra el estrés oxidativo. Aunque todavía son necesarias más investigaciones.

Recuerda siempre consumir sandía fresca. Si está demasiado madura o pasada, puede causarnos más problemas que beneficios.

Te puede interesar: Beneficios de viajar para la salud

2. Los arándanos

jugo de arándanos

El arándano es una de las fuentes naturales más ricas de antocianinas. Estos componentes polifenólicos le dan al arándano su color azul y su alto contenido de antioxidantes, y se cree que son los bioactivos responsables de los beneficios para la salud.

El mejor modo de consumir arándanos es también mediante su jugo natural. Además de estar deliciosos, podrían aportar algunos beneficios al organismo. Toma nota de todas las virtudes de los arándanos:

  • Los arándanos son uno de los mejores antioxidantes naturales que tenemos en la naturaleza.
  • Según algunos estudios, los arándanos podrían tener un efecto positivo contra el daño renal.

3. El limón

Limon-y-miel

En nuestro espacio te hablamos muy a menudo de los beneficios de tomar en ayunas agua tibia con un poco de jugo de limón, pero debes saber que también es muy adecuado para cuidar de tu salud hepática y renal.

  • El limón contiene quercetina, que se cree que podría ser beneficiosa en casos, por ejemplo, de hígado graso.
  • Otro beneficio que tienen los limones es que nos ayudan a descomponer la comida cuando esta llega al estómago. De este modo, facilita aún más nuestras digestiones.

4. Las manzanas

Beneficios-de-la-manzana

¿Qué tal si incluimos una manzana desde hoy mismo en nuestro desayuno? Perfecto, pero recuerda siempre comerla con piel.

  • Los resultados de este estudio indicaron que el extracto polifenólico de la piel de manzana podría considerarse como un producto preventivo de las lesiones hepáticas.
  • Lo ideal es tomar una sola manzana al día, pero recuerda siempre lavarla bien antes y consumirla con piel.

Ver también: Propiedades del agua de coco para la salud

5. Las uvas moradas

Uvas salud hepática y renal

Elige siempre las uvas más oscuras, las moradas. ¿La razón? Porque son más ricas en antioxidantes y sus propiedades medicinales son más elevadas que en las uvas blancas.

  • Como ya sabes, contienen antioxidantes, vitaminas y minerales. No debes olvidar tampoco que son muy adecuadas para eliminar todas esas sustancias nocivas para nuestro cuerpo.
  • Son muy ricas en agua, casi el 80 %. Por lo tanto, sería muy recomendable consumirlas cada día y, de ser posible, siempre con piel, puesto que al igual que ocurre con las manzanas o las peras, gran parte de sus beneficios se encuentran en esta parte de la fruta.

Puedes consumir uvas de muy diversas formas: en tu desayuno con un tazón de avena, con un yogur griego natural o incluso mezcladas con una rica ensalada a base de espinacas, nueces y, si lo deseas, también un poco de sandía.

Recuerda que en el caso de presentar un problema de salud renal o hepática, es fundamental acudir al médico para que realice un diagnóstico y recomiende el tratamiento más oportuno. El consumo de estas frutas puede servir como complemento, pero nunca como sustituto del tratamiento médico.

  • Ministerio de Salud Pública del Ecuador. (2015). Salud renal. Ministerio de Salud Púbica Del Ecuador.
  • Ministerio de Salud Pública del Ecuador. (2015). Programa Nacional de Salud renal. Ministerio de Salud Púbica Del Ecuador. https://doi.org/10.1182/blood-2006-11-060707
  • Imss. (2009). Diagnóstico y Tratamiento de la Insuficiencia Hepática. Guía de Práctica Clínica. https://doi.org/IMSS-038-08
  • Perez, L. (2011). El hígado. Journal of Pediatric Gastroenterology and Nutrition.
  • Baur, J. A., & Sinclair, D. A. (2006). Therapeutic potential of resveratrol: The in vivo evidence. Nature Reviews Drug Discovery. https://doi.org/10.1038/nrd2060