5 pasos para recuperar la firmeza en el rostro

Para mantener la elasticidad y la firmeza de la piel del rostro es muy importante que, igual que ejercitamos el resto del cuerpo, hagamos ejercicios de gimnasia facial

Si empiezas a notarte la piel del rostro ligeramente flácida y un poco caída, seguro que estarás buscando algún medio para mejorar tu aspecto. ¿Un estiramiento facial, quizá, pasar por quirófano? En absoluto. Existen muchas formas de recuperar la firmeza, remedios sencillos que te encantará conocer y que te darán resultado con algo de constancia y esfuerzo. ¿Quieres conocerlos?

¿Podemos recuperar la firmeza y elasticidad en el rostro?

firmeza rostro

Todas podemos ser capaces de re-activar en cierto modo, los poderes rejuvenecedores de nuestro cuerpo. Obviamente no vamos a evitar los efectos del paso del tiempo, eso está claro, pero sí podemos lograr atenuarlos mediante buenos hábitos de vida, esos que mejoran nuestra salud, que reactivan nuestra circulación, nuestra oxigenación, que nos hacen sentirnos mejor.. pequeños progresos internos que tienen su reflejo en nuestro rostro. Luciendo más sano, descansado y elástico.

Pero, ¿Qué causa  en general esa pérdida de firmeza, esas ojeras y la piel flácida?

  • Una dieta incorrecta donde faltan vitaminas y minerales.
  • Una incorrecta hidratación. No beber agua.
  • El bajo consumo de vegetales frescos o frutas.
  • Una mala circulación, donde no llegan a repartirse bien los nutrientes y el oxígeno a los tejidos…
  • No dormir lo suficiente.
  • Fumar.
  • Tener un exceso de peso.

Tips para recuperar la firmeza en el rostro

Hemos de recordar que la piel se repara, que es capaz de regenerarse, al igual que los músculos que hay debajo de ella. Todo ello debe darnos ánimos para encontrar esa fuerza de voluntad que día a día puede ayudarnos a vencer la flacidez de nuestro rostro. ¿Cirujía? En absoluto, toma nota de los siguientes consejos y aplícalos a tu vida diaria con ánimos y optimismo.

1. Sí a la buena alimentación

Ensaladas

Haz un breve ejercicio de auto-crítica. ¿Qué sueles comer a lo largo del día que sabes que es malo para tu salud? ¿Grasas, hamburguesas, dulces, comidas industriales, comidas con harinas refinadas, salazones…? Todas somos muy conscientes de lo que es malo para nosotras, lo que nos llena de toxinas, lo que nos produce hinchazón, retención de líquido, y eliminan de nuestro organismo ese aporte de minerales y vitaminas que tanto necesitamos.

Evita esta alimentación alta en grasas, porque es básico. Incluye en tu dieta frutas y verduras frescas, es indispensable. Hazte fan de las ensaladas variadas, ahí donde incluir algunas piezas de frutas, también algunas nueces, vinagre de manzana… ingredientes sanos que también son saciantes y que te harán sentir mejor.

2. Cómo empezar el día

Infusiones digestivas

Ideal una infusión de diente de león, con un poco de jengibre y unas gotas de jugo de limón. Un aporte maravilloso de antioxidantes que cuidará en especial de tu piel. ¿Cómo prepararlo? Muy fácil. Echa en agua hirviendo unas dos plantas de diente de león, ralla la raíz de jengibre, lo suficiente para obtener una cucharada. Deja que hierva y que repose 5 minutos. Antes de beberlo, deja caer tres gotas de jugo de limón. Verás qué bien te sienta todos los días. Puedes acompañarlo con algún tazón de avena con leche vegetal, o una manzana… (evita los lácteos).

3. Jugos para la media tarde: zanahoria y aloe vera

jugo-zanahoria-

Un alimento indispensable para la salud de tu rostro, capaz de aportarle las vitaminas y minerales básicos para que disponga de una buena hidratación. No tienes más que lavar una zanahoria (cruda), y llevarla a la licuadora junto a una cucharada de aloe vera – la pulpa del centro -. Añade medio vasito de agua, obtén un jugo homogéneo, y recuerda beberlo cada tarde.

4. Recuerda exfoliar e hidratar tu rostro

Exfoliar la piel

Cada tarde le dedicaremos al menos veinte minutos a la salud de la piel de tu rostro. Otro paso esencial para conseguir la firmeza que deseamos. Lo primero que haremos es exfoliar nuestro rostro o bien con un gel adecuado o con avena, muy práctica también en estos casos (pon un poco de agua con un poco de avena y extiéndela por el rostro en movimientos circulares). Después, nos haremos una infusión con dos bolsitas de manzanilla. Una vez lista, la dejaremos 5 minutos en el refrigerador. Cuando esté ligeramente fría, la aplicaremos en nuestra piel con un algodoncito. Si lo deseas, dos veces a la semana puedes prescindir de esta infusión de manzanilla, para aplicarte un poco de gel de aloe vera. También es muy adecuada para conseguir la firmeza en nuestro rostro.

5. ¿Qué tal si hacemos algo de ejercicio físico… y facial?

Estamos seguros de que cada día, ya practicas algo de ejercicio. No te cuesta nada salir a andar con una amiga, o pasear en bici, o incluso a bailar de vez en cuando. Hacer alguna actividad diaria es imprescindible para mejorar nuestra circulación, y permitir que llegue el oxígeno a cada uno de nuestros tejidos. Bien, esto lo tenemos claro, pero ¿practicas también algo de ejercicio facial? ¿No? Te lo explicamos: se trata simplemente, de dedicar unos diez minutos diarios a estirar la piel de tu rostro, a mover los músculos de la cara para conseguir firmeza.

Un ejemplo sería empezar con una amplia sonrisa,¡Sí una gran sonrisa!, como puedes ver en este gesto movemos una gran cantidad de músculos, ideal pues si mantienes esta sonrisa unos 20 segundos. Muy bien. El siguiente paso será hacer lo que ves en la imagen, estira tus cejas hacia la frente y mantenlas otros 20 segundos.Otro ejercicio: masajea tus ojeras, movimientos circulares siempre y alrededor de todo el ojo. ¿Por último? Haz lo mismo en tus sientes, un masaje enérgico y circular. Verás qué bien te sientes. Y si lo haces cada día, poco a poco verás grandes resultados.

Te puede gustar