5 razones para comer más uvas moradas o tintas

Si tenemos antecedentes familiares de osteoporosis es muy conveniente que consumamos uvas moradas, cuyo contenido de calcio y otros minerales es muy beneficioso para la salud de nuestros huesos

¿Uvas blancas o uvas moradas? ¿Cuáles son las mejores? Para empezar, queda claro que pocas cosas pueden ser tan beneficiosas como consumir uvas. Son una fuente natural de antioxidantes y vitaminas capaces de prevenir el envejecimiento y numerosas enfermedades.

Ahora bien, las uvas moradas resultan más adecuadas para determinados aspectos que seguro van a ser de tu interés. Por eso, deberíamos aumentar su consumo en el día a día, siempre que nos sea posible y sea la temporada.

Te invitamos a conocer toda la información en el siguiente artículo.

Las uvas moradas ayudan a…

1. Cuidar de tus huesos

Este dato es muy interesante: el consumo regular de uvas moradas nos va a ayudar a elevar nuestras reservas de calcio, hierro, cobre y mangnesio. Todos estos nutrientes son muy necesarios para ofrecer resistencia y fuerza a nuestros huesos y articulaciones.

Si en tu familia, tanto tu madre, abuelas o tías han padecido de osteoporosis, sería muy adecuado que elevaras el consumo de este tipo de uva. Esto puede ayudarte a prevenir problemas futuros.

Ahora bien, si en la actualidad ya estás sufriendo este tipo de dolencia, no lo dudes e incrementa en tu día a día las dosis de uvas moradas. Esto puede ayudarte a obtener los siguientes beneficios:

  • Fortalecer el sistema nervioso gracias a su contenido en ácido fólico.
  • Potenciar el metabolismo de las proteínas debido a que también contiene vitamina B6.
  • Aumentar y facilitar la formación de colágeno, ya que contienen polifenoles que ayudan a proteger la elastina y el colágeno.

Lee también: Protege tu cuerpo comiendo uvas cada día

2. Prevenir enfermedades cardiovasculares

doctor con corazón de plástico

Fíjate en su color: un rojo tan intenso que roza la tonalidad morada, casi negra. ¿Qué significa esto? Que estamos ante una fuente natural de antioxidantes. Por eso, nuestro corazón nos lo agradecerá.

  • Las uvas moradas disponen de más taninos y polifenoles que las uvas blancas. Estas sustancias nos ayudarán a proteger las células del ataque de los radicales libres y a evitar el envejecimiento prematuro.
  • Esta fruta de temporada nos ayuda además a elevar el óxido nítrico en sangre, muy necesario para evitar la formación de coágulos.
  • ¿Sabías, además, que las uvas moradas nos permiten reducir el colesterol malo o LDL? Esto es algo muy necesario para cuidar de nuestro corazón puesto que, como ya sabes, el colesterol genera placas en las arterias e impide la correcta circulación de la sangre.
  • La uva morada es muy rica en flavonoides. Estos son muy indicados para proteger el corazón y las arterias y depurar las toxinas de la sangre.

3. Mejorar nuestras digestiones

Las uvas, y en especial su piel y sus semillas, actúan como excelentes laxantes. Además, pueden ayudar a evitar el estreñimiento. Esto se debe a que son ricas en ese tipo de fibra capaz de limpiar y depurar nuestros intestinos para favorecer así la absorción de nutrientes. Asimismo, ayudan a reducir las inflamaciones.

Si sueles padecer indigestión, o tienes molestias estomacales, es recomendable comer entre 8 y 10 uvas moradas. Verás qué bien te sientes. Además, te gustará saber que esta variedad, a diferencia de la uva blanca, dispone de un nivel bajo de azúcares.

¿Quieres leer más? Las uvas, protectoras de tus riñones

4. Protegernos del cáncer

Hemos de aclarar, como ya sabes, que las uvas no van a evitar al 100% la aparición de un cáncer. Lo que hacen, al igual que otros muchos alimentos, es protegernos, dotarnos de altos niveles de antioxidantes. Así, ayudan a evitar que nuestras células se alteren dando paso a la aparición de marcadores tumorales.

Las uvas moradas, a diferencia de las blancas, son muy ricas en resveratrol. Este es un tipo de fitoalexitina que ayuda a bloquear los radicales libres. Así, puede ser muy útil para protegernos de cánceres como el de colon o el de mama.

Además, dispone de un alto nivel de antocianinas, muy útiles para inhibir el crecimiento de las células cancerígenas. Estas, además, cuidan que de que nuestro nivel de estrógenos no se altere. De esta forma, ayudan a evitar el desarrollo del cáncer de mama o de útero.

Es útil saberlo.

5. Cuidar de nuestra salud cerebral

zumo de uvas

Como ya sabes, para mantener una buena salud cerebral es necesario mantener una mente activa, curiosa y que gestione de forma adecuada los focos de estrés.

Ahora bien, nuestra alimentación también es fundamental. Por eso, es recomendable incluir esos nutrientes capaces de favorecer la correcta sinapsis de las células cerebrales, una correcta circulación sanguínea y una adecuada acción que evite el envejecimiento prematuro.

Las uvas moradas son un tesoro natural de ácido fólico y vitaminas del grupo B. Estos nutrientes son necesarios para la formación de nuevos tejidos, de uniones celulares y el correcto funcionamiento del cerebro y otros órganos.

Descubre también: Pasas de uva: ¿para qué sirven? ¿cómo consumirlas?

Tampoco podemos olvidar que al ser muy ricas en minerales, ingeridas de modo regular pueden ayudarnos a mejorar nuestra memoria. También beneficiarán otros procesos cognitivos básicos, como la atención y la agilidad mental.

Sería pues muy interesante que empezaras tus mañanas comiendo unos 20 gramos de uvas negras. Si lo deseas, puedes combinarlas con tu bol de avena. También puedes añadir dos o tres nueces.

Si complementas tu desayuno con una fuente de proteínas, como puede ser un huevo, y alguna infusión rica en antioxidantes, como un té blanco, estarás haciendo mucho por tu salud. Recuerda además que es muy importante seguir una dieta equilibrada y hacer ejercicio regularmente.

¿Empezamos hoy?