6 consejos fáciles para lucir una cabellera perfecta

Al enjuagar el cabello con agua fría, además de activar la circulación, conseguiremos sellar las cutículas capilares, por lo que nuestro pelo lucirá más brillante y estará más sedoso

Un cabello bonito es símbolo de femineidad y de salud. A todas nos encanta poder disfrutar de un pelo espectacular con el que sentirnos atractivas. Pero lo sabemos, en ocasiones nos cuesta mucho dinero: cosméticos, tratamientos, caras mascarillas… Desde nuestro espacio deseamos darte sencillos consejos naturales que no te costarán nada. ¡Te lo enseñamos!

Cómo conseguir una preciosa y saludable cabellera

1. Cepilla tu cabello dos veces al día

Puede que te parezca una obviedad, pero el simple acto de cepillar tu cabello dos veces al día va a lograr estimular la circulación de nuestro cuero cabelludo. Con ello estimulamos el crecimiento y mejoramos su nutrición. Es como un masaje activador que no nos cuesta nada practicar: recuerda, cepilla tu cabello de dos a tres veces al día.

2. Enjuagar con agua fría

ducha-de-agua-fria

¿Te asusta el agua fría? Es revitalizante, activa la circulación y se alza como un remedio ideal para tu cabello. El agua caliente daña nuestro cuero cabelludo, es algo que deber saber ya que lo vuelve más seco y sin brillo. Si te enjuagas el cabello con un agua más fresca lograrás sellar las cutículas del pelo, haciéndolo más brillantes y sedosos porque reflejan mejor la luz. Y no lo olvides: ¡acelera el crecimiento de tu cabellera!

3. Primero el acondicionador, luego el champú

champú-casero

¿Lo sabías? Es un modo de proteger nuestro cabello. Gracias a este sencillo truco de aplicar primero el acondicionador, conseguimos mayor hidratación y un brillo insuperable. Otro truco a recordar es que cuando ya te hayas puesto el acondicionador y el champú, en el enjuague final puedes aplicar al cabello unas gotitas de limón, o incluso una cucharada de aceite de coco. Te haces un breve masaje y luego acabas de enjuagar con agua tibia o fría. Verás qué gran resultado.

4. Sí a las mascarillas dos veces a la semana

Aguacate-acondicionador

¿Y cuáles son las dos mascarillas más adecuadas? Toma nota, verás que son sencillas y muy económicas:

  • Mascarilla de huevo con cerveza. No tienes más que mezclar un huevo con medio vasito de cerveza. Mézclalo bien y obtén una crema homogénea.¡Muy fácil! Una vez listo, lo aplicamos en el cabello húmedo y la dejamos actuar durante 20 minutos (puedes ponerte un gorrito de plástico, para que sea más fácil). Después, enjuaga con agua fresca o tibia. Perfecto si lo hacemos una vez por semana, de este modo, aportamos vitaminas al cabello, brillo, fortaleza y nutrición. Lucirás una cabellera espectacular.
  • Mascarilla de aguacate y miel. Un remedio más que habitual dentro del mundo de la belleza capilar. Ofreceremos suavidad, sedosidad, brillo,  y una excelente nutrición. Todo ello es ideal si por ejemplo, eres de las que suele teñirse el cabello. Lo trata y lo repara. ¿Cómo prepararla? Necesitas solo medio aguacate, y dos cucharadas de miel. Con ayuda de una cuchara lo mezclamos todo bien y lo aplicamos al cabello y húmedo, extendiéndolo bien. Déjala actuar de 15 a 20 minutos y después, ya sabes. ¡Enjuaga! Perfecto también para hacer una vez por semana. ¿Y tú, ya las probado?

5. Ten cuidado con los agentes químicos y las temperaturas altas

plancha el pelo

Ya sabes que los tintes dañan la salud de tu cabellera. Aunque en ocasiones no podemos evitarlo ya que hemos de cubrir nuestras canas. Si es tu caso, procura ser constante con el uso de las mascarillas que antes te hemos detallado, de ese modo conseguimos mayor nutrición y reparamos día a día ese cabello castigado por el uso de los tintes.

Cuida también no excederte con el uso del secador y las planchas de pelo. Ya sabes que el calor no es bueno para el cabello, lo maltratamos, le quitamos su oxigenación y con ello el brillo y la sedosidad de nuestra cabellera. Intenta no usarlos en exceso, el resultado siempre se nota.

6. El secreto de una buena alimentación

leche nueces

Seguro que lo has oído más de una vez: una buena nutrición interior tiene su reflejo en el exterior. Y es que nuestro cabello, traduce de inmediato esa falta de minerales, de hierro, de zinc, de magnesio en el debilitamiento de nuestra cabellera, la falta de brillo, las puntas abiertas, la sequedad… debemos ir con cuidado y mantener una dieta equilibrada y variada.
Recuérdalo, los mejores son aquellos ricos en hierro, azufre, omega 3, potasio y ácido fólico. ¿Y dónde los encontramos? Toma nota:

  • AZUFRE:  En el brócoli, el puerro, espárragos, en las piñas, o el coco… Son alimentos con los que depuramos toxinas, y además, aumentamos la síntesis entre queratina y colágeno.
  • HIERRO: Recuerda, siempre vegetales de hoja verde. También son muy adecuadas las lentejas y la carne de pavo o de pollo. Todos ellos nos permiten metabolizar las vitaminas del tipo B, esenciales para aportar hierro al cabello, para tener una cabellera fuerte y sana.
  • ÁCIDOS GRASOS OMEGA 3 ¿Te gustan las nueces, o los pescados azules? Entonces no lo dudes, consúmelos siempre que puedas, porque una falta de ácidos grasos nos provoca el tener una cabellera opaca y quebradiza.
  • POTASIO  Lo encontrarás en el calabacín, el champiñón o la calabaza, en los melones y en los kwis. También en el salmón o los yogures fermentados. Si nos falta potasio tendremos unas uñas débiles, y sufriremos la temible caída del cabello.
  • ÁCIDO FÓLICO No lo dudes, consume garbanzos, lentejas, cereales como el arroz o el pan integral; frutas como las naranjas u otros cítricos. Un índice bajo de ácido fólico deriva a menudo en anemia, y la falta de hierro provoca que el cabello esté débil que se nos caiga… gracias a él fortalecemos el folículo piloso.

Y tú ¿estás cuidando adecuadamente de tu cabellera? ¡Empieza hoy mismo!

Te puede gustar