Remedios con agua: para equilibrar tu pH y depurar el organismo

Valeria Sabater · 28 noviembre, 2019
Este artículo ha sido verificado y aprobado por el médico Nelton Abdon Ramos Rojas el 5 junio, 2019
El agua es el líquido vital que el cuerpo necesita para realizar sus funciones correctamente. Cuando no consumimos la cantidad suficiente a diario, podemos experimentar desequilibrios, siendo el más popular de ellos la deshidratación.

¿Te has detenido a pensar por qué un vaso de agua fresca reanima más que cualquier bebida estimulante? ¿Por qué al levantarte en la mañana y beber agua, tu cuerpo parece revitalizarse? Es porque este líquido tan común es esencial para la vida. Por eso, hay remedios con agua que no solo ayudan a refrescar el cuerpo, sino a mantener la salud.

Tanto tus órganos internos como tu piel y hasta tus cabellos dependen del agua para mantenerse sanos. Sin embargo, no es fácil para todo el mundo beber agua naturalmente.

En este artículo te proponemos algunos remedios con agua para empezar a hidratarte mejor día a día y, con ello, cuidar tu organismo.

El agua y la salud

El cuerpo humano está compuesto mayormente por agua, entre un 55 y 75 % en función de la edad y la complexión física. Este líquido interviene en casi todos los procesos fisiológicos, desde el transporte de nutrientes y oxígeno hasta la eliminación de sustancias de desecho y sales.

Aunque podemos obtenerla a través de los alimentos, cada vez que comemos, también es necesario beberla directamente. De allí que se recomiende a las personas beber al menos 3 vasos de agua al día.

Así como podemos obtener agua a través de los alimentos y el consumo de agua directo, es necesario tener en cuenta que, a lo largo del día, con el ejercicio físico por ejemplo, también podemos perder agua. Por ello, es necesario ir reponiendo líquidos y mantener al organismo hidratado. Solo así podrá cumplir sus funciones con normalidad.

¿Cuánta agua hay que beber al día?

No es obligatorio beber dos litros de agua al día ni 6, 7 u 8 vasos. Lo que sí es recomendable es beber agua en función de la sed, el estilo de vida y el estado de salud, para poder mantenerse bien hidratado.

Una mujer embarazada no tendrá las mismas necesidades que un bebé o un niño. Por ello, decir que es necesario beber 2 litros de agua al día no es más que un mito.

Cuánta agua debemos beber depende de cada quien, por lo que no existe una norma universal. Es importante que aprendamos a conocer nuestro organismo y entender sus necesidades. Así evitaremos las consecuencias del bajo consumo de agua como, por ejemplo, la deshidratación.

Los expertos de Mayo Clinic señalan algo muy importante:

No siempre existe un indicador temprano confiable de la necesidad de agua del organismo. Muchas personas, en especial los adultos mayores, no sienten sed hasta que están deshidratados. Por eso es importante aumentar la ingesta de agua cuando hace calor o estás enfermo.

La deshidratación no es más que un desequilibrio en la proporción de agua y sales minerales en el organismo. Estos son algunos de sus síntomas:

  • Fatiga.
  • Náuseas.
  • Confusión.
  • Sed excesiva.
  • Dolor de cabeza.
  • Orina de color oscuro.
  • Micción poco frecuente.
  • Sequedad de la piel y las mucosas.
  • Disminución de la presión sanguínea.

Descubre: ¿Qué le sucede a tu cuerpo si sufres deshidratación?

Remedios con agua para cuidar tu organismo

Si te cuesta beber agua por su sabor insípido, puedes recurrir a los siguientes remedios caseros con agua para irte acostumbrando, poco a poco, a beber al menos un par de vasos cada día.

Recuerda consultar con tu médico qué otras opciones puedes incluir en tu dieta para mantener una buena hidratación diaria.

Agua con hojas de menta fresca

Se dice que la menta, utilizada en nuestra cocina y en la medicina tradicional, tiene un efecto calmante y digestivo. Su aroma es tan agradable que es capaz de relajar y brindar cierto frescor cuando hace calor.  ¡Qué delicia para el paladar el beber agua reposada con hojitas de menta!

Agua con miel

Agua-con-miel

Una combinación energética para comenzar el día: disuelve una cucharadita de miel en un vaso de agua tibia y disfrútala. La miel de flores es altamente calórica, por tanto brinda energía. Adicionalmente, contiene cierta cantidad de posee vitaminas que pueden contribuir con la salud en general.

Agua tibia con limón

El jugo de limón contiene ácido fólico, antioxidantes y vitamina C. Por ello que se considera excelente para comenzar la jornada. Disuelve el jugo de medio limón en un vaso de agua tibia y bébelo antes del desayuno.

Agua con canela

Se dice que la aromática canela, procedente de Sri Lanka, posee propiedades terapéuticas, además de su obvio uso culinario. Desde la Antigüedad se ha utilizado como un estimulante de las funciones circulatorias y digestivas del organismo.

Además  influyen positivamente en el sistema respiratorio. Entre sus componentes encontramos terpenos, taninos y glúcidos que le proporcionan ese gusto dulzón. Si lo deseas, puedes prepararte una bebida mañanera dejando reposar durante una hora una botella de agua con una ramita de canela dentro.

Agua con clavos de olor

clavo de olor En busca del sol

Los clavos de olor puedes encontrarlos en cualquier tienda natural o en tu supermercado. Además de ser excelentes condimentos en la cocina, pueden resultar útiles como ingrediente para elaborar una bebida hidratante. 

Para beneficiarte de sus propiedades, solo tendrás que dejar caer 2 o 3 clavos de olor en tu botella de litro y medio de agua.

Los remedios con agua son tan solo algunas opciones para hidratarte mejor.

Y para terminar…

Como ves, ya tienes varias opciones para conseguir que el simple hecho de beber agua sea más agradable y beneficioso. No te olvides de mantener una alimentación rica en frutas y vegetales que también contribuirán a hidratar tu organismo.

  • Singh, R., Shushni, M. A. M., & Belkheir, A. (2015). Antibacterial and antioxidant activities of Mentha piperita L. Arabian Journal of Chemistry8(3), 322–328. https://doi.org/10.1016/j.arabjc.2011.01.019
  • Labropoulos, A., & Anestis, S. (2012). Honey. In Sweeteners: Nutritional Aspects, Applications, and Production Technology (pp. 119–146). CRC Press. https://doi.org/10.1201/b12065
  • González-Molina, E., Domínguez-Perles, R., Moreno, D. A., & García-Viguera, C. (2010, January 20). Natural bioactive compounds of Citrus limon for food and health. Journal of Pharmaceutical and Biomedical Analysis. https://doi.org/10.1016/j.jpba.2009.07.027
  • Rao, P. V., & Gan, S. H. (2014). Cinnamon: A Multifaceted Medicinal Plant. Evidence-Based Complementary and Alternative Medicine2014, 1–12. https://doi.org/10.1155/2014/642942
  • Cortés-Rojas, D. F., de Souza, C. R. F., & Oliveira, W. P. (2014). Clove (Syzygium aromaticum): A precious spice. Asian Pacific Journal of Tropical Biomedicine. Asian Pacific Tropical Biomedicine Press. https://doi.org/10.1016/S2221-1691(14)60215-X